Con el fin de prevenir femicidios el Senado solicita fortalecer las instituciones protectoras y de acogida de las mujeres.

Según la legislación chilena (ley 20.480), el femicidio consiste en el asesinato de una mujer realizado por quien es o ha sido su esposo o conviviente.

El Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género explica que este delito es la forma más extrema de violencia contra las mujeres y es una muestra de que en nuestras sociedades todavía se cree que los hombres tienen derecho a controlar la libertad y la vida de las mujeres.

Las penas para quienes cometen femicidio en Chile van desde los quince años y un día de cárcel hasta la cadena perpetua.

Los términos “femicidio” o “feminicidio” han sido reconocidos en muchos países como el asesinato de una mujer sólo por el hecho de ser mujer, sin que exista o sea necesario establecer una relación entre el autor del asesinato y la mujer.

Esta mirada más abarcativa sobre los femicidios está presente en acuerdos internacionales como la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (artículo 2), celebrada en Belém do Pará, Brasil, en 1994, de la cual Chile es parte.

Concretamente, a través de un proyecto de acuerdo transversal, el Senado expresó su repudio más profundo por el asesinato de Aylin Fuentes y condena sobre toda forma de violencia en contra de las mujeres.

El Senado respaldó el proyecto de acuerdo, con el que solicitan al Presidente de la República, adoptar las medidas necesarias para fortalecer las instituciones protectoras y de acogida de las mujeres, con la finalidad de prevenir crímenes como el cometido contra Aylin Fuentes Álvarez.

Al presentar el proyecto los senadores recordaron a la comunidad el caso de Aylín Fuentes Álvarez del siguiente modo:

 “el 7 enero recién pasado fue encontrado el cuerpo sin vida de Aylin Fuentes Álvarez, joven talquina de 18 años que había desaparecido desde su hogar en los días de las fiestas de Navidad. Su muerte y las condiciones en que su cuerpo fue encontrado son un agravio para la sociedad chilena y una herida profunda para la comunidad talquina y del Maule. Por eso el viernes 11 de enero marcharon familiares, amigos y organizaciones de la comunidad, para exigir justicia y que se conozca y castigue a los culpables”.

Con respecto al proyecto de acuerdo, el mismo declara solicitar al Presidente de la República el fortalecimiento de las instituciones del Estado que tienen la responsabilidad de otorgar protección y acogida a las mujeres que viven situaciones de violencia.

Asimismo, manifestar públicamente el repudio del Senado a las violaciones a los derechos de las mujeres, en particular a la vida y a su integridad psíquica y física y el compromiso con la construcción de una sociedad equitativa, sobre la base de una cultura de la paz.

Finalmente, reiterar la necesidad del total esclarecimiento de este crimen  atroz, en el marco de la investigación que lleva adelante el Ministerio Público, para que sus autores respondan ante la justicia y sean sancionados con las máximas sanciones que establece nuestra legislación.

Fuente: Cámara de Senadores, Chile