La Plenaria del Senado aprobó en último debate el proyecto de ley que regula la creación, conformación y funcionamiento de las comisarías de familia.

El objetivo consiste en prevenir la violencia en el contexto familiar y proteger y atender oportunamente a quienes sean víctimas de ella.

Por un lado, la iniciativa busca garantizar el acceso a la justicia con una mejor atención especializada e interdisciplinaria por parte de los comisarios de familia y profesionales en psicología y trabajo social; y por otro, dar solución a tres problemas principales: el diseño institucional de las comisarías de familia, las dificultades para lograr un buen desempeño y la carencia de un sistema de información.  

Esta iniciativa contempla una fuente propia de financiación con la creación de la “estampilla para la justicia familiar.” 

Ello, para superar las restricciones presupuestales que terminan afectando los derechos de las víctimas de violencia en el contexto familiar y su revictimización. Es notoria la carencia de adecuadas condiciones en materia de talento humano interdisciplinario, infraestructura y dotación de quienes ejercen la función.

De acuerdo con el Ministro de Justicia y del Derecho, Wilson Ruiz Orejuela, este proyecto también busca plantear una competencia especializada de los comisarios de familia y de profesionales en psicología y trabajo social; así como depurar sus funciones.

“Con varias disposiciones normativas esperamos mejorar las condiciones laborales de los equipos de las comisarías. No solo frente a las dificultades para cumplir a cabalidad con su labor, sino también en lo relacionado con la sobrecarga laboral que desborda sus capacidades”, afirmó el alto funcionario. 

La norma también pretende crear un sistema de información que registre los datos establecidos en sus lineamientos técnicos, medidas de protección y sanciones impuestas.

“Y busca robustecer los procesos de formación en las comisarías de familia, incrementando el conocimiento en asuntos de género y discriminación para mejorar la atención para violencias por razones de género”, destacó Ruiz Orejuela.

Una de las medidas que podrán adoptar los comisarios de familia es la de implementar los dispositivos de distanciamiento y alerta de aproximación, con el fin de que los agresores no puedan acercarse a las víctimas. Estos dispositivos serán sufragados por el Fondo de Seguridad y Convivencia Ciudadana (FONSET) de la entidad territorial departamental en la que se ejecute la medida.

El proyecto de ley -que pasará a sanción presidencial luego de la conciliación en las plenarias de Senado y Cámara- señala al Ministerio de Justicia y del Derecho como ente rector y responsable de construir los lineamientos técnicos para el desarrollo de las actividades y el cumplimiento del objeto misional de las comisarías de familia.

Así las cosas, será la cartera que lidera Wilson Ruiz Orejuela la encargada de la inspección, vigilancia y control de estos organismos. Gracias a ello podrá solicitar, verificar y analizar la información que requiera para exigir y constatar el cumplimiento de las obligaciones legales y reglamentarias de dichos centros. Igualmente, podrá imponer sanciones a las alcaldías distritales o municipales y a las mismas comisarías cuando estas hayan incurrido en infracciones y falten a las garantías del debido proceso.

Fuente: Prensa Minjusticia Colombia


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

SUSCRÍBETE A DIARIO JURÍDICO

Recibe nuestro boletín semanal con la actualidad jurídica más destacada.

Sus datos serán incorporados a un fichero automatizado con el objeto exclusivo de dar respuesta a su suscripción Dicho fichero es de titularidad exclusiva de LEXDIR GLOBAL S.L. y no será cedido a un tercero en ningún caso.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.