Presidente Petro pide convocar a una conferencia de América Latina y el Caribe para evaluar política contra las drogas.

El Jefe de Estado colombiano intervino en la sesión del XXII Consejo Presidencial Andino, celebrado en la capital peruana, donde afirmó: ‘Hemos fracasado, en los últimos 50 años, en algo que se llamó la guerra contra las drogas”.

Señaló que “no es gratuito, no es una paradoja que, si uno pone en un mapa de América, las ciudades más violentas del mundo trazan el recorrido de la exportación de la cocaína ilegal”.

El Presidente Gustavo Petro pidió este lunes a los países que forman parte de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) a convocar a una “conferencia de países centroamericanos, sudamericanos caribeños para discutir la política de drogas, evaluarla, sopesarla con los números, ver objetivamente si conduce algún puerto o si, por el contrario, nos está hundiendo en un abismo violento, sanguinolento, antidemocrático”.

La solicitud del Jefe de Estado colombiano fue hecha durante su intervención en la sesión del XXII Consejo Presidencial Andino, donde indicó que el fenómeno de las drogas en el continente se ha convertido, en las últimas décadas, en “una realidad que cada vez mata más, que cada vez rompe completamente la estructura de derechos humanos de cada sociedad, que desestabiliza instituciones, que carcome la democracia y que nos va conduciendo a la violencia”.

Sobre este tema, indicó que “no es gratuito, no es una paradoja, que, si uno pone en un mapa de América, las ciudades más violentas del mundo trazan el recorrido de la exportación de la cocaína ilegal”.

En ese sentido, reiteró que “no es una paradoja que tengamos, a pesar de que las guerras existen en otras partes del mundo, las ciudades más violentas del planeta.

Eso que está sucediendo y convirtiéndonos en una de las regiones más violentas del planeta tiene que ver con un fracaso. Hemos fracasado, en los últimos 50 años, en algo que se llamó la guerra contra las drogas”.

El Mandatario colombiano explicó que, al hacer un balance, el resultado es el de un millón de latinoamericanos muertos, la mayoría colombianos, pero también, cada vez más mexicanos, más centroamericanos y más suramericanos.

“Hay millones de norteamericanos presos, millones de latinoamericanos presos y las estadísticas en Estados Unidos hablan, después de 50 años de guerra contra las drogas, de 70.000 personas que mueren cada año por sobredosis de otras drogas a las cuales no se le hizo la guerra, el fentalino”, apuntó.

“Si proyectáramos hacia adelante, tendríamos otro millón de latinoamericanos muertos por homicidio, tendríamos millones de latinoamericanos presos, millones de norteamericanos presos —la mayoría de raza negra— y habría 2’800.000 estadounidenses muertos por sobredosis por algo que nosotros no producimos, el fentanilo”, concluyó.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.