En conmemoración del Día del Trabajo Decente la Ministra de Trabajo expuso las iniciativas del Semáforo del Mercado Laboral y la implementación de la Ley Empanada.

La ministra del Trabajo, Alicia Arango Olmos, expuso en el marco de la conmemoración del Día del Trabajo Decente. En dicho encuentro dio a conocer los logros alcanzados por la política de trabajo decente en el país, así como las nuevas propuestas de la cartera laboral que tienen como objetivo brindar mayor calidad de vida a los trabajadores y optimar la productividad de las empresas del país.

Durante el evento la Ministra efectuó la presentación del sistema Semáforo del Mercado Laboral, una herramienta creada para medir el empleo en el país.

Este instrumento funciona bajo el mecanismo de colores, identificando las problemáticas más significativas de los mercados de trabajo de las 23 ciudades más representativas y sus áreas metropolitanas.

“Este mecanismo va a permitir evaluar cada sector y cada territorio: vamos a saber qué ciudad y sector está en verde, es decir, genera empleo, y cuales están en rojo, donde se está destruyendo el empleo, lo cual va a permitirnos generar estrategias, políticas e intervenciones en micro territorios, donde realmente está focalizado el problema.”

“De esta forma, se desarrollará un trabajo articulado con todos los sectores como vivienda, transporte y salud, en asocio con los gobiernos locales, quienes también son responsables de estos procesos. Así, haremos una sinergia que nos permitirá evaluar, medir y hacer equipo entre todos para cambiar las tendencias negativas que afectan tanto a trabajadores como a empresarios”, aseguró la Ministra del Trabajo.

De igual manera, se lanzó la iniciativa de construcción de la Política Pública de Vendedores Informales, a través de la implementación de la Ley 1988 de 2019, conocida como “Ley empanada.”

Se trata de un trabajo que involucra a todos los sectores interesados: vendedores informales y sus familias, Gobierno, academia y empresarios, en la construcción de alternativas que garanticen el mínimo vital de esta población y fijen rutas frente a su formalización y la dignificación de sus condiciones de trabajo.

“Con esta reglamentación, los vendedores informales podrán acceder a los mecanismos de protección social, Programas de capacitación a través del SENA, obtener educación financiera y bancarización, y fortalecer sus proyectos productivos, una oportunidad para evitar el llamado “gota a gota”, a través de Capital Semilla u otros programas de financiamiento”, afirmó la titular de la cartera laboral.

La norma brinda garantías laborales a los vendedores ambulantes de todo el país y acaba con la imposición de multas a los ciudadanos que compren productos en la calle.

La iniciativa, que pasa a sanción presidencial, establece que las autoridades no podrán imponer multas a los ciudadanos por adquirir productos en la calle y tampoco podrán restringir la comercialización de los mismos.

El senador Carlos Guevara, autor de la ley, declaró: “Se busca proteger a todos los vendedores informales del país. Hoy existen 1’200.000 vendedores en el espacio público ganándose la vida en largas jornadas y sin ningún tipo de protección social”.

El proyecto también tiene un componente pensional, ya que le permitirá ahorrar a los vendedores ambulantes.

“Busca garantizar un ahorro para la vejez, porque parte de lo que ellos van a pagar para el uso del espacio público, la gran mayoría irá para un fondo que podrá ser utilizado cuando ya tengan cierta edad”, concluyó el Senador.

Fuente: Ministerio de Trabajo, República de Colombia