El retroceso ha sido mucho más severo, concretamente de un 146%, entre los grupos de tamaño medio y pequeño que no están en el índice selectivo. En total, el beneficio de las las empresas cotizadas se contrajo un 19,8% el pasado ejercicio.

El dato más alarmante es que cada trimestre que pasa el deterioro de las cuentas es mayor.

En el último trimestre de 2008, por ejemplo, la contracción de los beneficios en el Ibex alcanzó el 47% frente al 10% del tercer trimestre.

Entre octubre y diciembre pasados sólo nueve compañías lograron ganar más que en el mismo periodo del año anterior mientras que ocho grupos cerraron el trimestre en pérdidas.

Los gestores de las empresas han sido muy cautos en sus previsiones para 2009 y los analistas avanzan que la debilidad de los resultados continuará por lo menos en los tres primeros trimestres del año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.