La historia del último siglo y medio está plagada de crisis de todo tipo que los detectives privados han utilizado para impulsar nuevos servicios y reinventarse. En ese proceso se han ido consolidando distintas imágenes que han conformado la figura del investigador privado en el imaginario popular. Esta décima jornada se cerró con una rueda de conexiones con los domicilios de veteranos detectives que han ocupado cargos de responsabilidad en distintos colegios y asociaciones profesionales. 

Las crisis y la reinvención de la profesión

El periodista José Luis Ibáñez, autor de Todo lo oye, todo lo ve, todo lo sabe (Espasa, 2020) la primera y, por ahora, única historia de los detectives privados españoles entre el siglo XIX y la Guerra Civil, presentó una interesante ponencia titulada De guerras, pandemias, crisis… y detectives. La fue alternando con Iconografía detectivesca, de Óscar Rosa, detective privado y estudioso de la profesión. Ambos han compartido ya escenario en otros Detcon y esta vez lo hicieron de forma digital.

La tesis que sostuvo durante su charla José Luis Ibáñez fue que la profesión de detective es de las que mejor se ha adaptado a los cambios de los paradigmas sociales y económicos provocados por las guerras —civiles y mundiales—, las crisis económicas y las pandemias —con la famosa «gripe española» como estrella—.

Organizó su exposición alrededor de tres grandes ejes que sirvieron para que evolucionara la profesión en España y se crearan nuevos servicios: la Primera Guerra Mundial y la gripe española, con la crisis económica y social de 1917; la crisis del 98, con la pérdida de las últimas colonias españolas y su repercusión posterior; y, finalmente, los servicios nacidos alrededor de la emigración masiva hacia Hispanoamérica.

El origen de la iconografía detectivesca

Óscar Rosa basó su ponencia en distintas imágenes que todos asociamos a la profesión de detective privado. Algunos de esos elementos, como la lámpara mágica, muy presente en la Francia de entresiglos, ya no tiene apenas peso, pero otras, como El ojo de la agencia Pinkerton sigue muy presente; de hecho, en los Estados Unidos, a los detectives se les llama todavía Private Eye. Sobre la —digamos— iconografía vintage trató también del Hombre de la llave creado por el gran cartelista italiano Leonetto Capiello para ala agencia Villiod de París, y que marcó una época de la publicidad de los despechos de investigación.

 Analizo también el origen de tópicos como la pipa curva o el sombrero de cazador y la capa de Sherlock Holmes, que no aparecen en la obra escrita y nacieron de una necesidad escenográfica —que la pipa no tapara la boca del actor que encarnaba a Sherlock Holmes en el teatro— la primera, y a la imaginación del ilustrador Sidney Paget, las otras dos.

Más modernos son el sombrero de fieltro y la gabardina, hijos del cómic y del cine negro clásico norteamericano. Óscar Rosa habló también del significado de otras presencias habituales en la publicidad de los detectives de todas las épocas: la lupa, el gato, el búho, las huellas —digitales y de las suelas de los zapatos— y el signo de interrogación.

Carrusel de referentes profesionales

El mismo Óscar Rosa fue el encargado de conducir una ronda de conexiones con expresidentes del colectivo de detectives. «Somos los que somos, gracias a vosotros», rezaba el lema de este emotivo encuentro digital.

Tras realizar un recorrido por la historia del asociacionismo profesional y de los colegios y asociaciones que funcionan en la actualidad, los distintos presidentes saludaron a los asistentes al evento y, en algunos casos, reflexionaron sobre su trabajo y la situación actual.

Participaron: Hugo Sanmartin Cotti, presidente de la Asociación Catalana-Balear de Detectives Privados ACBDP (1996-2000) y fundador del CODPCAT; José María Vilamajó Rosell, presidente del Col·legi de Detectius Privats de Catalunya CODPCAT (2002-2006); Javier Iglesias Asuar, presidente de la ACBP (2000-2001) y de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España APDPE (2001-2006); José M.ª Fernández Abril, presidente del CODPCAT (2004-2012); Luis Iglesias Asuar, presidente del Colegio Oficial de Detectives Privados de la Comunidad Valenciana (2001-2009); Julio Gutiez Cuevas, presidente de la APDPE (2006-2009); Armando González Freira, presidente del Colegio Profesional de Detectives Privados de Galicia (2008-2013); Eloy de Paco Martínez, Colegio Oficial de Detectives Privados de la Comunidad Valenciana (2009-2017); Antonio Marín, presidente honorario de la Asociación Nacional de Agencias de Detectives Privados de España; Vicente Delgado Molina, presidente de la APDPE (2016-2017); Fco. Javier Lora Sánchez, presidente de la Asociación de Detectives de Andalucía; y Enrique Arranz Baldomá, presidente del CODPCAT (2012-2018).

Fuente: CODPCAT

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.