Sáenz fue indultado para que no tuviera que dejar su puesto en el Santander
Sáenz fue indultado para que no tuviera que dejar su puesto en el Santander

1. El guardia civil que se mofó de un abuso sexual (mayo 2014)

Un agente de la Guardia civil viajaba en un tren con destino a Oviedo cuando su amigo empezó a dirigir comentarios de carácter sexual a una chica y a tocarle la entrepierna. En vez de intervenir, el guardia grababa a su amigo con el móvil y reía mientras la mujer intentaba abandonar el lugar y el agresor golpeaba a un pasajero que intentaba detener su comportamiento. Fue declarado culpable de un delito de omisión del deber de perseguir delitos y condenado a 6 meses de inhabilitación. La pena, que implicaba la pérdida de la plaza de funcionario, fue sustituída por una multa de 500 euros, por lo que pudo continuar en el cuerpo.

El indulto contó con la opinió favorable de la Fiscalía y del tribunal sentenciador, y la víctima declaró que no se oponía al indulto. El Ministerio informó que desconocía que el indultado fuera hijo de un concejal del PP en Lena.

2. Los Mossos condenados por torturas (noviembre 2012)

Cuatro Mossos de Escuadra fueron condenados a 4 años de prisión por torturar a un hombre detenido por error. En la sentencia se declaró probado que le habían golpeado, amenazado y hasta puesto una pistola en la boca para que confesara. El Gobierno de Rajoy redujo la pena a dos años para que evitaran la prisión pero la Audiencia Provincial de Barcelona ordenó que se ejecutará igualmente la condena. El Gobierno concede entonces un nuevo indulto en el que sustituye la pena por una multa de 10€ al día durante 2 años.

Jueces para la Democracia respondió ante este indulto con un comunicado en qué consideraba que “conceder un indulto en estas circunstancias supone realizar un uso grosero y desviado de la institución. Al instrumentalizar el indulto para la consecución de fines ajenos a los que lo justifican, el Gobierno dinamita la división de Poderes y usurpa el papel del Poder Judicial, trasladando a la Judicatura un mensaje inequívoco de desprecio al situarla en una posición subordinada en el orden constitucional”.

3. El Caso Treball (marzo 2012)

El gobierno de Rajoy indultó al ex secretario general del Departament de Treball, Josep Maria Servitje y al empresario y ex cuñado del alto cargo de Unió y portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, ambos militantes de Unió. Fueron condenados por su implicación en el “Caso Treball”, y en la sentencia se consideró probado que habían urdido una trama para desviar 7’6 millones de pesetas (45.676€) del Departament de Treball. Ambas condenas, de cuatro años y medio a Servitje y dos años y tres meses a Acuña, fueron sustituidas por multas de 3.600 euros, de forma que evitaron entrar en prisión.

4. El consejero delegado del Banco Santander (Noviembre 2011)

Una de las últimas medidas del gobierno de Zapatero, ya en funciones, fue indultar al consejero delegado del Banco Santander Alfredo Sánez. Según la Justícia, Sánez había urdido un plan para asustar a un grupo de empresario y poderles cobrar unas deudas con la ayuda de un juez, Luís Pascual Estevill. Así, ambos confabularon para mandar a los empresarios a la cárcel y poder chantajearlos.

Sáenz fue condenado a tres meses de arresto e inhabilitación por acusación y denuncia falsa. Con el indulto, evitó dejar su puesto en el Santander. En febrero de 2013, el Supremo anuló el indulto porque consideró que el Gobierno podía indultar una pena pero no inaplicalr la lesgilación bancaria, del ámbito administrativo, que prohibía que los responsables de los bancos tuvieran antecedentes penales por un delito doloso.

El gobierno de Rajoy aprobó entonces un Real Decreto según el cuál los antecedentes no impedían automáticamente tener un alto cargo en la Banca, sino que era el Banco de España quien debía decidirlo. Poco antes de qué el Banco de España se pronunciase sobre el caso de Sáenz, éste abandonó el cargo. Se llevó una pensión de 88 millones de euros.

5. El activista de los GRAPO (Abril 2007)

Sebastián Rodríguez Veloso fue condenado a 84 años de cárcel por el asesinato del empresario Sevillano Rafael Padura, pertenencia la banda terrorista GRAPO y su participación en varios atentados. Quedó parapléjico debido a una huelga de hambre de 432 días y el Gobierno decretó su libertad condicional en 1994. En 2007, el Gobierno de Zapatero le indultó la condena.

Ha participado como miembro del equipo español de natación en los Juegos Paralímpicos de Sidney, Atenas, Pequín y Londres, dónde ha ganado 8 medallas de oro, tres de plata y cuatro de bronze.

6. El alcalde de Carboneras (Diciembre 2006)

Cristóbal Fernández, alcalde de Carboneas, y su hermana, concejal, fueron condenados a 6 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por un delito electoral en las elecciones municipales de 1999. En concreto, presionaron al conserje de un colegio para que votara a su candidatura. El Gobierno, también socialista, le indultó, por lo que pudo concurrir a las elecciones municipales que se celebraron en mayo de 2007, ganó las elecciones por mayoría absoluta.

En 2009 fue condenado a pagar una multa de 12 euros al día durante 15 meses por injuriar a uno de los magistrados del tribunal que le condenó. Posteriormente ha sido imputado por la construcción de un Hotel en la Playa del Algarrobico, situada en un parque natural.

7. Caso Filesa (Diciembre 2000)

En el gran “indultazo” del año 2000, en qué se indultaron casi 1.300 presos en un sólo día, se indultó a condenados por el caso Filesa, de financiación irregular del PSOE. Así, al diputado socialista Carlos Navarro, y a los dos responsables de la empresa Filesa se les redujo la pena a la mitad. Habían sido condenados por asociación ilícita, falsedad documental y delitos contra la hacienda pública.

8. Los cabecillas de los GAL (Diciembre 1998)

En julio de 1998, El Tribunal Supremo condenó al ex ministro de Interior del gobierno de Felipe González, José Barrionuevo y al ex secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, a 10 años de cárcel por los delitos de secuestro del ciudadano francés Segundo Marey, a quien se confundió con un miembro de ETA. Esta fue una de las primeras acciones de la guerra sucia contra ETA, que llevaron a cabo los “Grupos Antiterroristas de Liberación” (GAL). También fueron condenados por malversación de fondos públicos en su financiación.

En noviembre, el Gobierno de Aznar les concedió un indulto parcial de dos tercios de la pena y una modalidad especial de tercer grado que les permitía no pernoctar en prisión. En diciembre, se les concedió la libertad vigilada. Pasaron sólo 3 meses en prisión.

Barrionuevo trabajó como inspector del ministerio de Trabajo hasta su jubilación. Vera volvió a ingresar en prisión por otro delito de malversación de caudales públicos en el “Caso de los fondos reservados”.

9. El hermano del ministro (Octubre 1998)

El Consejo de Ministros indultó a Gabriel Arias-Salgado Montalvo, condenado por falsedad documental y estafa porque inventó deudas para engañar a su mujer durante el proceso de divorcio y la luqidación de la socidedad de gananciales. En el Consejo de Ministros estaba Rafael Arias-Salgado Montalvo, ministro de Fomento y hermano del indultado.

10. Jesús Gil (abril 1994) 

Jesús Gil y Gil, fallecido en 2004, era alcalde de Marbella y presidente del Atlético de Madrid cuando se le indultó una pena de dos meses de arresto mayor por estafa (vendió una parcela que había sido embargada) para que pudiese presentarse de nuevo a las elecciones locales.

Era el segundo indulto que recibía Gil, pues en 1971, Francisco Franco le indultó la pena de cinco años de prisión por homicidio involuntario, a causa de la muerte de 56 cuando se derrumbó el techo de una comedor de la urbanización Los Ángeles de San Rafael, de la que era promotor y propietario.

A partir de 1999 fue condenado por malversación de caudales públicos y falsedad documental, prevaricación y malversación distintos procedimientos judiciales. Después de su muerte, el Supremo le ha declarado culpable de apropiación indebida y estafa en el Caso Atlético.

Más indultos a condenados por torturas

Los indultos a condenados por torturas crean mucha indignación porque se considera un crimen contra la dignidad humana. Sin embargo, en España no han sido tan infrecuentes. Según un informe que publicó Euskal Memoria en 2012, de los 62 miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado condenados por torturas a presuntos miembros de ETA, 36 han sido indultados y algunos ccontinúanejerciendo pese a estar inhabilitados.

Por ejemplo, en 1993 se indultó al capitán de la Guardia Civil, José Pérez Navarrete, su compañero José Antonio Hernández del Barco y los agentes Emilio Parar Moreno, Alejandro Iglesias Blanco y Julio Saavedra Mariño, condenados a cuatro meses de prisión y cuatro de inhabilitación por torturas a Juana Goikoetxea. Nunca fueron inhabilitados y siguieron destinados en los mismos puestos.

En 1990 tres guardias civiles fueron condenados por torturar a los hermanos Víctor Jesús, Joxe Mari y Lucio Olarra y a Iñaki Olaetxea. En 1992, uno de ellos, José Domínguez Tuda, volvió a ser condenado por torturas a Jokin Olano, y fue nuevamente indultado en 1995, pese a la oposición del tribunal que le condenó.

En el indultazo del 2000 se indultaron 15 miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado entre guardias civiles i policías nacionales, algunos de ellos condenados por torturas. Entre ellos estaban Jesús Hierro y María Jesús Fanegas, condenados por torturas en dos ocasiones y dos más por malos tratos. Según Acebes, las torturas por las que habían sido condenado eran de “escasa gravedad” (aunque incluían descargas eléctricas en los genitales en la cabeza, simulación de ejecuciones y golpes) y porque habían tenido una participación circunstancial.

Indultos polémicos rechazados

En las últimas meses, el ejecutivo de Rajoy ha rechazado algunos indultos que seguro que habrían generado polémica. Así, el 11 de junio de 2014 rechazó los indultos del expresidente balerar Jaume Matas, el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, del dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero, el exalcalde de Marbella Julián Muñoz y el torero José María Ortega Cano.

Este pasado viernes, el Gobierno rechazó también el indulto al expresidente de la diputación de Castellón, Carlos Fabra, y al expresidente del Sevilla, José María del Nido.

Descubre por qué los indultos causan tanta polémica