El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha emplazado a la Unión Europea a adoptar cuanto antes la Ley Europea de Accesibilidad, de modo que en el plano europeo existan normas que garanticen los derechos de las personas con discapacidad a acceder y relacionarse en todos los entornos, sin restricciones y exclusiones por motivos de discapacidad.

El CERMI ha planteado esta demanda en su respuesta a la consulta pública lanzada por la Comisión Europea el pasado mes de diciembre acerca de la necesidad, oportunidad y contenidos de una disposición normativa de carácter europeo sobre accesibilidad universal, de la que hoy carece la Unión Europea.

Para la discapacidad organizada española representada por el CERMI, la aprobación de una “ley” europea de estas características resulta imprescindible ya que existe un vacío normativo en el ámbito de la Unión Europea respecto de la accesibilidad universal que hay que llenar cuanto antes, y así completar el plano internacional, constituido por la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y el nacional, representado por las respectivas legislaciones internas.

El CERMI reclama a la Unión Europea que la próxima legislación europea en materia de accesibilidad sea amplia, exigente y con plazos cerrados, de forma que Europa sea en pocos años un ámbito libre de barreras para las personas con discapacidad

Riesgo de discapacidad con pocos ingresos

Las personas con ingresos mensuales inferiores a 1.000 euros en España tienen cuatro veces más riesgo (8,4%) de sufrir una discapacidad antes de los 65 años, que aquellas que tienen ingresos superiores a 2.500 euros (2,4%), según el estudio ‘Discapacidades e inclusión social’ de la colección de Estudios Sociales de la Fundación La Caixa.

El trabajo, presentado hace unos dias, pone de manifiesto que el origen de las discapacidades sobrevenidas antes de la edad de jubilación está estrechamente ligado a las condiciones precarias de vida y de trabajo de la población con menores niveles de poder adquisitivo y formación.

«A menos renta en el hogar, mayor tasa de discapacidades», advirtió el sociólogo y coautor del estudio Carlos Pereda, que se basa en datos de la última macroencuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre discapacidad, publicado en 2008.

Según Pereda, la sociedad española presenta una distribución «muy desequilibrada» de la renta, que genera niveles de salud y de educación diversos y, por tato, en hogares más precarios hay «claramente» más riesgo de contraer discapacidades. Asimismo, ha indicado que hay «muchas» discapacidades cuyo germen se encuentra en las enfermedades que no se han curado del todo, pues su atención requería más recursos económicos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.