El Pleno del Congreso de los Diputados convalidó, este miércoles 30 de enero, el Real Decreto-Ley 29/2012, de 28 de diciembre, de mejora de gestión y protección en el Sistema Especial para Empleados del Hogar y otras medidas de carácter económico y social.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, defendió la normativa argumentando que el proceso de integración de este colectivo en el sistema general de la Seguridad Social empeoró el sistema, como demuestra el hecho de que, pese al incremento de la afiliación, cayeron tanto la recaudación como las bases medias de cotización.

“Siempre que se reforma un sistema se espera que funcione mejor desde el punto de vista de la gestión, pero el análisis de ésta puso de manifiesto que la nueva regulación había empeorado el sistema en ese sentido”, aseguró Báñez. La reforma -afirmó la ministra- persigue que este colectivo mejore sus prestaciones futuras y que la gestión del sistema mejore.

Menos recaudación

Báñez señaló en su intervención en la Cámara Baja que cuando concluyó el proceso de integración del Sistema Especial de Empleados de hogar en el Régimen General de la Seguridad social, que tuvo lugar el pasado año, el Gobierno realizó una evaluación que envíó a la Comisón del Pacto de Toledo. Este documento, explicó Báñez, evidenció que tras el proceso de integración de regímenes se produjo un incremento del número de empleados de hogar afiliados de un 28,3 % respecto a enero-julio de 2011 que, sin embargo, no supuso una mayor recaudación para el Sistema. “De hecho –señaló la ministra- la recaudación descendió un 3,95 por ciento respecto al mismo período”.

En este sentido, Báñez subrayó que tras la integración del Régimen Especial de Empleados de Hogar en el Sistema Especial dentro del Régimen General, se han obtenido 501.55 millones de euros, 1,87 millones de euros menos que en 2011. “Y esto –añadió- a pesar de haberse incorporado 118.807,42 afiliados más en dicho período y contando con la recaudación por contingencias profesionales, de la que se carecía en años anteriores”. Bañez señaló también que las deficiencias detectadas no afectan únicamente a la evolución de los ingresos. “Lo que de verdad muestra este balance es un deterioro de las bases de cotización. En concreto, una reducción media de un 30%”. “Y a menor contribución a la Seguridad Social, menor cobertura social y menores prestaciones para el futuro”.

Empleados del hogar, responsables de la liquidación

Con esta reforma, los empleados de hogar pasarán a ser los responsables de la liquidación e ingreso de la totalidad de la cotización correspondiente, tanto de las aportaciones propias como de las relativas a los empleadores a los que presten sus servicios. En el régimen jurídico anterior, el sujeto obligado a presentar las solicitudes y comunicaciones de afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de los empleados de hogar era el titular del hogar familiar.

Asimismo, se reduce a la mitad los tramos de la escala por la que se determinan las base de cotización por contingencias comunes y profesionales en el Sistema Especial a fin de simplificar y equilibrar las bases de cotización en este Sistema Especial, cuya aplicación resulta “excesivamente complicada para la gestión”, según explicó Báñez.

En materia de pensiones se incorporan nuevos límites para percibir los complementos a mínimos de las pensiones para evitar el “efecto escalón”, y se suspende la aplicación de los preceptos sobre prejubilaciones y jubilaciones parciales previstas en la Ley 27/2011 mientras se negocia una nueva redacción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.