Presidente CICAC
Decano del Colegio de Abogados de Manresa, Abel Pié

El decano del Colegio de Abogados de Manresa, Abel Pié, es desde este lunes el nuevo presidente del Consejo de la Abogacía Catalana (CICAC), según ha acordado el plenario, reunido en Tarragona. Pié releva al decano de Terrassa, Miquel Sàmper, cuyo mandato en el CICAC finalizaba a finales de año, pero ha renunciado a él dos meses antes al presentarse como candidato de CiU a la alcaldía de Terrassa.

El Consejo elige anualmente nuevo presidente entre los decanos de los 14 Colegios de Abogados catalanes para que los represente por un periodo de un año. Durante el pleno también se ha elegido al decano del Colegio de Abogados de Girona, Carles McCragh, como vicepresidente del Consejo.

El nuevo presidente del Consell, Abel Pié, ha anunciado que el nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha comprometido a paralizar la mayoría de las reformas legislativas impulsadas por su predecesor hasta reanudar el diálogocon la Abogacía. De hecho, el diálogo con la Abogacía Catalana ya se inició el jueves de la semana pasada con el recibimiento, por parte del ministro, del ex presidente y del actual presidente del Consell, Miguel Sàmper y Abel Pié, en lasede del ministerio de Justicia, donde trataron diversos temas.

Pié ha destacado el talante ‘dialogante’ del nuevo ministro,que se mostró en todo momento muy receptivo y manifestó una buena predisposición ante las propuestas que le han hecho llegar, como la de modificación de la ley de tasas judicialesLe pusimos como ejemplo el acuerdo al que hemos llegado abogados, procuradores y administración de Justicia en CataluÑa, que exime del pago de la tasa judicial a los ciudadanos, a los autónomos y a las pequeñas empresas’, ha explicado Pié. ‘De esta manera quedaría asegurado el acceso la justiciapara todos, ya que las tasas sólo las deberían pagar las grandes empresas que disponen de suficientes recursos para hacerlo’, ha añadido el presidente del Consejo. Catalá, que sólo de tomar posesión del cargo anunció su intención de modificar la ley de tasas, no descarta ninguna opción, pero tampoco se muestra partidario de derogar la ley.

Lo que sí ha quedado enterrado es el anteproyecto de Ley de Demarcación y Planta Judicial, que hubiera supuesto la eliminación de los actuales partidos judiciales, los juzgados comarcales y los Juzgados de Paz, centralizando los órganos judiciales en las capitales de provincia. La Abogacía Catalana se opuso desde el primer momento a este proyecto y ha defendido en repetidas ocasiones la pervivencia de todos los juzgados unipersonales y de paz, alertando de que su desaparición supondría un alejamiento de la Justicia de los ciudadanos.

Catalá también se comprometió a revisar otros grandes proyectos legislativos como la Ley de Justicia Gratuita o la Ley de Servicios Profesionales, ‘que no saldrán adelante hasta llegar a acuerdos con la Abogacía’, explicó Pié, cuyo inicio demandato ha coincidido prácticamente con el cambio de ministro. El nuevo presidente ha anunciado que mantendrá las líneas de actuación de su antecesor, Miquel Sàmper, que ha primado entre sus proyectos los relacionados con la función social de la abogacía.

Por su parte, el hasta hoy presidente del Consejo, Miquel Sàmper, ha valorado muy positivamente su mandato, durante el que se ha consolidado el modelo de Oficinas de Intermediación Hipotecaria para evitar desahucios, se han sentado las bases para la creación de un Turno de Oficio específico para las personas mayores y se han firmado convenios de colaboración con la mesa del Tercer Sector para asesorar personas que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad y de exclusión social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.