Enero es sinónimo de estreno, ya que muchos con los españoles que dirante las navidades adquirieron miles de articulos para regalar, entre ellos los relacionados con al tecnología.

teconológicosPor lo general, artículos de moda (19,69%), artículos de perfumería y cosmética (14,71%), juguetes y videojuegos (14,40%), libros (11,68%) y tecnología (10,74%) han sido las opciones preferidas, según el estudio Hábitos de Consumo de los Españoles en Navidad de Showroomprive.

En el caso de los regalos de tecnología,  ANOVO, empresa de logística inversa del sector tecnológico, recomienda a compradores y usuarios que antes de estrenarlos lean bien las condiciones de garantía del fabricante para que puedan sacarles el mayor partido. Asimismo, es recomendable que conozcan la garantía legal por si necesitaran hacer uso de ella ante alguna deficiencia o posible fallo.

Todos los dispositivos tecnológicos nuevos (smartphones, tablets, pcs, vehículos de movilidad personal…) poseen 2 años de garantía por ley y en el caso de los de segunda mano el plazo mínimo es de un año si son vendidos por un profesional.

La garantía legal siempre se refiere a aquellos defectos de fábrica u origen, así como una falta de conformidad con el producto.  Si el producto presenta algún fallo este debe ser subsanado mediante la reparación, sustitución, rebaja del precio o resolución del contrato.

A no ser que se trate de un defecto de fábrica o el fallo sea de origen, en los seis primeros meses es el vendedor el que tiene que hacerse cargo de la reparación del producto defectuoso. Pasado ese plazo, es el usuario el que debe demostrar que el fallo estaba presente desde el momento de compra, por lo que suele ser recomendable contar con un informe pericial.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la ley contempla también el derecho de desistimiento para las compras a distancia y fuera del establecimiento mercantil (por ejemplo, compras online). Gracias a este derecho el comprador puede rescindir el contrato de compra y solicitar la devolución del importe si lo notifica al vendedor en forma y plazo establecido (mínimo 14 días naturales). Conocer este derecho es importante y más en el contexto actual de pandemia, en el que un 45% de los usuarios han optado por las compras en internet, tal y como recoge un estudio de Qapla’.

¿Cómo se puede ejercer el derecho a la garantía?

Algo básico -pero que no todos los consumidores hacen- es conservar el ticket de compra, la factura o el albarán de entrega, que son clave para poder ejercer el derecho a la garantía de un dispositivo tecnológico. Al mismo tiempo, al contactar con el vendedor (es el responsable de asumir la garantía) para comunicar el fallo detectado, es aconsejable realizarlo a través del correo electrónico para que quede constancia de la incidencia.

Aunque suele pasar por alto, según ANOVO es aconsejable para llevar a cabo cualquier actuación leer las condiciones de garantía del fabricante prestando especial atención a las limitaciones o exclusiones, entre las que se encuentran la presencia de humedad, las roturas en el display o carcasa, las manipulaciones del dispositivo fuera de un SAT oficial, el uso de cargadores o accesorios no originales de la marca o que no hayan sido fabricados para ese producto en cuestión, o la instalación de un sistema operativo nuevo que no haya sido realizada en un servicio técnico oficial, sin contar, por supuesto, la actualización del software existente.

Es importante también tener en cuenta que los servicios técnicos oficiales no están autorizados a realizar reparaciones parciales. Por ejemplo, aunque lo que se detecta que te falla es el conector, el SAT oficial debe reparar también el display si es que este presenta golpes, arañazos o roturas.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.