El instituto remarca que entre los países europeos que superan la media, se encuentran Eslovaquia y Grecia -que se sitúan en torno al 14 por ciento-, Estonia, Lituania y Francia -que comparten unas tasas de en torno al 10,5 por ciento-, e Irlanda e Italia, con un 9,9 por ciento y un 9,8 por ciento, respectivamente.

Los que cuentan con tasas de desempleo femenino inferiores al promedio son Polonia -9 por ciento-, República Checa -8,8 por ciento-, Suecia -8,7 por ciento-, Dinamarca y Alemania -menos del 7 por ciento- y Reino Unido, Eslovenia, Chipre, Luxemburgo y Rumanía -6 por ciento-.

Los países con la menor incidencia de paro entre las mujeres son Austria, con un 4,6 por ciento y los Países Bajos, con un 4 por ciento.

El IEE destacó que la media europea de paro entre las mujeres está por debajo de la tasa de paro masculino, un 9,7 por ciento.

Eso se debe a que “la actual crisis económica ha afectado especialmente a sectores como la construcción y la industria manufacturera donde el empleo es predominantemente masculino”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.