La llegada de la “nueva normalidad” cambiará buena parte de los hábitos y costumbres de los españoles. Pero no todo será distinto tras el fin del confinamiento: según el comparador bancario HelpMyCash.com, el euríbor ha vuelto a las andadas al bajar en junio hasta situarse en una media del -0,141%, a falta de dos días para el cierre del mes. Después de las subidas que experimentó este índice entre marzo y mayo, esta es una buena noticia para los que tengan una hipoteca a tipo variable, pues se asegurarán pagar un interés muy bajo durante un tiempo más.

euríborAunque baje, las cuotas hipotecarias subirán

Ahora bien, aunque el euríbor haya bajado, los hipotecados que tengan revisión de interés próximamente no se librarán de un encarecimiento de sus cuotas. La explicación, según HelpMyCash.com, es sencilla: el tipo de las hipotecas variables se actualiza cada seis o cada 12 meses y el índice cotiza en junio por encima del valor que registró hace un semestre (-0,261%) y hace un año (-1,900%). Así, como se les aplicará un interés mayor, tendrán que pagar unas mensualidades más altas hasta la próxima revisión.

Ese encarecimiento puede ser mayor o menor dependiendo del importe y del plazo pendientes del préstamo revisado. Por ejemplo, para una hipoteca de 150.000 euros a 25 años con un interés medio de euríbor más 1%, las cuotas pasarían de los 547,76 a los 555,79 euros con una revisión semestral y de los 552,50 a los 555,79 euros con una anual. En consecuencia, habría que pagar un total de 48,18 euros más en los próximos seis meses o de 39,48 euros más durante el siguiente año.

De todos modos, pese a que las mensualidades de estos hipotecados suban, aún pagarán cantidades relativamente bajas si las comparamos con las de hace un lustro o una década. Y es que el euríbor de junio se sitúa a unos niveles parecidos a los que se vieron durante la primera mitad de 2019 (en la segunda cayó hasta mínimos históricos).

Tendencia a la baja

Esta bajada supone, además, el fin de la tendencia alcista de este índice, que se inició en marzo (-0,266%) a causa de la inestabilidad generada por la crisis del coronavirus y que se alargó durante abril (-0,108) y mayo (-0,081%). En junio, en cambio, el valor diario del euríbor descendió semana a semana hasta cerrar en una media, aún provisional, del -0,141%.

De cara a los próximos meses, la previsión es que esta referencia se mantenga o baje más. Según el Departamento de Análisis de Bankinter, lo más probable es que cierre 2020 con una cotización de entre el -0,27% y el -0,17%, mientras que para 2021 se situará entre el -0,15% y el -0,05%. A más largo plazo, la mayoría de los expertos consideran que su valor seguirá cerca del 0% durante los próximos cinco años.

¿Vale la pena hipotecarse a tipo variable?

Que el euríbor se mantenga bajo no solo es una buena noticia para los actuales hipotecados, sino también para los que quieran contratar un préstamo a tipo variable para financiar la compra de una vivienda. Según HelpMyCash.com, ligarse a este índice puede ser conveniente si se devuelve el dinero en unos 10 o 15 años, pues se pagaría muy poco en intereses. Para plazos más largos, la decisión dependería de la tolerancia al riesgo del cliente, pues es imposible saber cuál será la cotización de esta referencia dentro de 20 o 30 años.

En cualquier caso, para evitar problemas, siempre es aconsejable asegurarse de poder pagar las cuotas en caso de que el euríbor sufriera subidas importantes. Asimismo, antes de contratar una hipoteca variable conviene comparar ofertas y quedarse con la que tenga un menor diferencial (lo que se suma al índice de referencia para calcular el interés) y menos gastos adicionales.

Fuente: Helpmycash

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.