El Grupo de Lima emitió un comunicado conjunto donde se expresó por la condena del uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Maduro.

El comunicado conjunto del Grupo de Lima sostuvo: “Los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, países del Grupo de Lima, condenan el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro…”

Se refiere al uso de la fuerza utilizado por el régimen para impedir que los diputados de la Asamblea Nacional puedan acceder libremente a la sesión, convocada para el 5 de enero, para elegir democráticamente a su Mesa Directiva.

El régimen dictatorial de Maduro impidió el ingreso de Juan Guaidó y de varios diputados opositores a la Asamblea con el propósito de impedir la segura reelección del presidente de la Asamblea Nacional, quien ha sido reconocido por más de 50 países como única autoridad legítima de Venezuela.

A las condenas que de modo individual hicieron muchos gobiernos de la región, se suma ahora la de este ámbito multilateral creado en 2017 para contribuir a la búsqueda de una salida pacífica a la crisis de Venezuela.

El comunicado conjunto de los integrantes del Grupo de Lima advierte que no reconoce el resultado de la asamblea fraudulenta:

“La Asamblea Nacional tiene el derecho constitucional de reunirse sin intimidaciones ni interferencias para elegir a su Presidente y directiva, por lo que desconocemos el resultado de una elección que vulnera esos derechos y que se ha dado sin la plena participación de los diputados que acudieron a la sesión.”

El Grupo de Lima fue creado en 2017 para efectuar un seguimiento conjunto de la crisis institucional venezolana y contribuir a la búsqueda de una salida democrática y pacífica.

Esta agrupación internacional viene reclamando la realización de elecciones libres y la liberación de los presos políticos.

Asimismo,  se ha mostrado muy duro respecto de las maniobras del gobierno de Maduro implican rupturas del orden institucional, como el desconocimiento del resultado de las elecciones legislativas.

Sin embargo, miembros del Grupo de Lima como México y Argentina no acompañaron el comunicado; la cancillería argentina si bien no se retiró del Grupo emitió uno por separado.

La ausencia de la Argentina entre los países que suscribieron al comunicado del grupo responde a una estrategia de política exterior del nuevo gobierno de Alberto Fernández, quien no simpatiza con el tipo de presión diplomática del grupo para forzar el cambio de régimen en Venezuela.

El objetivo del presidente argentino es distender el vínculo con Maduro pero sin llegar a tener la misma relación de aliado incondicional que tuvo para la Argentina hasta 2015.

La cancillería argentina busca acercarse a la postura de México y Uruguay, aliados regionales de Venezuela, impulsores de una salida política a la crisis e intolerantes a cualquier intento de intervención extranjera en ese país.

Por su parte, México evitó firmar el acuerdo del Grupo de Lima que rechazó al nuevo Gobierno de Maduro. El Presidente López Obrador sigue apostando por una salida negociada, mientras que el Grupo de Lima reitera el pedido de nuevas elecciones y amenaza con sanciones económicas.

Fuente: Redacción Diario Jurídico

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.