«La información más reciente sobre el resto de condiciones crediticias distintas al tipo de interés sugiere que éstas han tendido a hacerse más exigentes», sostiene el instituto emisor que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Los últimos datos de la Encuesta Sobre Préstamos Bancarios, agrega, ya ponían de manifiesto que las entidades financieras anticipaban en los últimos meses de 2008 que seguirían endureciendo los criterios de concesión de préstamos, afirma.

El Banco de España considera que las medidas adoptadas por los gobiernos europeos en apoyo de sus sistemas financieros correspondientes para paliar los efectos negativos de las turbulencias financieras han contribuido a frenar el deterioro de los indicadores de tensión.

No obstante, el organismo resalta que no se ha superado «la gran fragilidad» que sigue prevaleciendo, en un contexto todavía dominado por la incertidumbre, la volatilidad de los mercados y la «elevada aversión al riesgo», que mantienen «unas condiciones de financiación de carácter restrictivo».

Por otro lado, aunque constata la persistencia de tensiones en el mercado interbancario, ya que el diferencial entre el Euríbor y el coste de las operaciones de financiación que cuenta con garantías continuaba en niveles muy elevados a finales de 2008, el instituto emisor cree que se encamina hacia una reducción.

Así, afirma que «es previsible que se produzca una próxima reducción en el precio del crédito a los hogares», mientras que en el caso del coste de la financiación bancaria a las sociedades, en el que estos cambios se trasladan generalmente de forma más rápida, «ya se han empezado a observar descensos».

Para hacer frente a los efectos de la crisis financiera internacional, los países de la zona euro han adoptado medidas excepcionales a raíz del compromiso asumido por el Ecofin el pasado mes de octubre de poner en marcha todas aquellas acciones necesarias para preservar la estabilidad del sistema financiero.

Los jefes de Estado y Gobierno acordaron actuar de forma coordinada para asegurar condiciones de liquidez apropiadas durante un tiempo limitado, que en España se han traducido en el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) y en la concesión de avales con garantía pública para la emisión de deuda bancaria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.