La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo confirmó ayer la condena dictada en septiembre de 2010 contra el ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, por la Sala de Justicia del Tribunal de Cuentas, en torno al procedimiento de reintegro por alcance 14/07. En la sentencia ahora confirmada se incluían muchos de los pagos efectuados por sus servicios profesionales al abogado y presidente del Sevilla C.F.José María del Nido, que después dieron lugar a su procesamiento penal, enjuiciamiento y condena en el denominado caso Minutas, pendiente de recurso en el Tribunal Supremo.

En lo que se refiere a la jurisdicción contable, el alto tribunal considera responsables contables directos y solidarios del alcance contable –elsaldo negativo no justificado– generado al Ayuntamiento de Marbella a Julián Muñoz, el abogado Modesto Perodia y el ex edil Esteban Guzmán Lanzat, en su condición de miembros del consejo de administración de la empresa pública municipal Control de Servicios Locales S.L.

El Supremo cifra el perjuicio contable causado a las arcas del Consistorio marbellí en nada menos que 1.846.642,25 euros, confirmando así la sentencia de la Sala de Justicia del Tribunal de Cuentas. Los condenados, sin embargo, podrían declararse insolventes, ya que sobre sus patrimonios pesan diversas órdenes de embargo como consecuencia de su imputación y condena en diversos procedimientos judiciales.

La sentencia se basa en el informe de fiscalización del Ayuntamiento de Marbella y sus sociedades mercantiles participadas correspondiente a los ejercicios 2000 y 2001, aprobado por el pleno del Tribunal de Cuentas en diciembre de 2004. Dicho informe estableció de forma previa y provisional el alcance contable en 3.363.142,14 euros en los fondos de la citada sociedad Control de Servicios Contables, así como la presunta responsabilidad contable directa de los ahora condenados.

El alcance contable, finalmente cifrado en 1,8 millones de euros, se debe a la contratación de asesores para las sociedades vinculadas al Ayuntamiento de cara precisamente a la fiscalización del Tribunal de Cuentas, a los honorarios de letrados como Modesto Perodia o de auditores contratados por el Consistorio. Además, se abonaron diversas cantidades desde Control de Servicios Locales S.L. a algunos de estos abogados, a sociedades profesionales, a letrados del despacho del propio Del Nido, etcétera, lo que suma en total un alcance contable de 1.846.642,25 euros.

Muñoz, Perodia y Guzmán, como máximos responsables de la sociedad de la que salieron los pagos han sido condenados en firme al pago de la cantidad no justificada, así como al abono de los intereses correspondientes. Ninguno de ellos hizo constar en alguna de las actas de la sociedad que ésta no estuviese «funcionando de manera diligente», y ninguno ha alegado desconocimiento de la práctica societaria respecto de los pagos objeto de fiscalización, según argumenta el Supremo, que recuerda que las sociedades creadas por el Ayuntamiento gozaban de personalidad jurídica independiente, y que los condenados no eran meros ejecutores de las instrucciones dadas desde el Consistorio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.