icab-debatLos juicios paralelos son una constante por la obsolescencia de nuestras leyes y el poco valor que se da a la reputación en los países mediterráneos”. Así de contundente se mostró el Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Reus, Pere Lluís Huguet, en el debate sobre juicios paralelos que tuvo lugar el martes en el Colegio de Abogados de Barcelona, organizador por Diario Jurídico. Huguet fue el ponente que se mostró más preocupado por la persistencia y reiteración de estas prácticas pero los demás coincidieron con él en que se trata de un fenómeno cada vez más extendido y nada controlado.

“La gente en sus cuentas de twitter y en sus blogs tiene la sensación de que puede decir lo que quiera y que lo que prima es su libertad de expresión“, explicó Gina Tost, periodista especialista en nuevas tecnologías. [pullquote] “Las redes sociales han democratizado los medios de generación de opinión, y eso es bueno, pero provoca la multiplicación de los juicios paralelos” [/pullquote] Xavier Ribas, socio director del bufete Ribas y Asociados y experto en derecho de nuevas tecnologías considera que “las redes sociales han democratizado los medios de generación de opinión, y eso es bueno, pero provoca la multiplicación de los juicios paralelos”. Por su parte, el magistrado Xavier González, miembro de Jueces para la Democracia confirmó que los derechos de honor e intimidad no están muy protegidos en España: “en la cultura jurídica continental estos valores tienen poco peso”.

En cambio, los ponentes no coincidieron sobre como afrontar el fenómeno. Huguet considera que debería modernizarse la legislación: “Nuestra Ley de Enjuiciamiento Penal es de 1882, nadie tiene claro quién es imputado y quién no, no está bien definido lo que es secreto y lo que no en un procedimiento penal y además los procedimientos penales son eternos, esta falta de regulación adecuada provoca un exceso de juicios paralelos en nuestro Estado”. González, que también es Magistrado del Social en Barcelona, se muestra más partidario de que los medios de comunicación apliquen sus propios de códigos de conducta aunque cree que la situación en las redes sociales es muy distinta: “no se puede exigir a los usuarios particulares que cumplan con los códigos éticos de los medios de comunicación ni conculcar su libertad expresión en función de estos”.ICAB-acte

Para Ribas la clave en estos medios es la autorregulación: “se habla de un vacío legal pero la realidad es que existe una autorregulación de comunidad i la moderación por parte de las páginas, que puede ser previa o posterior, si se ha vulnerado un derecho fundamental con un juicio paralelo se puede solicitar la retirada de comentarios”. En cambio Tost, que también es presentadora del programa Generació Digital de Cataluña Radio y Televisión de Cataluña, considera que estos mecanismos pueden llevar a la censura. “Yo apuesto por ir a un momento anterior, a la educación, a enseñarle a los jóvenes que lo que se dice en las redes sociales tiene consecuencias”.

Los ponentes también se mostraron de acuerdo en que el problema de las redes sociales no es el anonimato, especialmente porque cada vez es más ficticio: “Cada vez estamos más identificados con los sistemas de identificación de google”, advierte Ribas. “Si alguien comete un delito en internet y no es un profesional se le puede localizar fácilmente, lo que ocurre a veces son problemas de jurisdicción”, aseguró Huguet. [pullquote] “¿De qué sirve que los usuarios estén perfectamente identificados si cuando vulneras derechos fundamentales en las redes no recibes las consecuencias?” [/pullquote]Por su parte, Tost preguntó: “¿De qué sirve que los usuarios estén perfectamente identificados si cuando vulneras derechos fundamentales en las redes no recibes las consecuencias?”.

Los ponentes también pusieron sobre la mesa los problemas legales que podría suponer difundir contenido por internet sin ser el autor. “Retuitear te puede llevar a ser cómplice o colaborador en une delito porque en los delitos contra el honor o la intimidad uno de los componentes esenciales es la difusión”, advirtió Ribas.

Diario Jurídico organizó esta mesa redonda con motivo de la presentación de su nueva web dado que, como medio digital dedicado a la información legal, los juicios paralelos constituyen un tema idóneo. La encargada de presentar el acto fue la vice-decana del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, Rosa Maria Barberà, que destacó la rigurosidad y la especialización de Diario Jurídico.

Antes de la mesa redonda, tuvo lugar una pequeña presentación de la nueva web del diario, a cargo del consejero delegado de Lexdir, Marc Basté, que también moderó del debate, y la editora de Diario Jurídico, Laura Farré.