El análisis revela que, en general, dentro de los países miembros de la OCDE la media de hombres que trabajan a tiempo parcial (7,5%) es casi cuatro veces inferior a la de las mujeres (25,3%).

En este sentido, la mayor tasa corresponde a los Países Bajos donde un 60% de las holandesas trabaja a media jornada. A continuación, figuran Suiza (45,6%), Alemania (39,2%) y también el Reino Unido y Australia, ambos con cifras por encima del 38%.

Entre los países que se sitúan por debajo del promedio del 25,3% figuran, además de España, a escasa distancia, se encuentran Dinamarca (23,9%) y Francia (23,1%). Suecia alcanza un 19,7% y los Estados Unidos, un 17,9%. Las cifras más bajas de la OCDE corresponde a la República Checa (5,9%), Eslovaquia (4,4%) y Hungría (4,2%).

En la parte media de la tabla se encuentran países como Irlanda, Nueva Zelanda, Bélgica, Japón, Noruega y Austria, donde cerca de una tercera parte de las mujeres cuentan con un trabajo a tiempo parcial.

Por su parte, Italia y Luxemburgo se quedan algo por debajo del 30%, mientras que Canadá logra todavía superar la media de la OCDE.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.