Reformas estructurales, nueva Ley de Demarcacion y Planta, más y mejor inversiones en tecnología, posiblemente el copago en los servicios de la justicia… Discursos que el lector de DIARIOJURIDICO ya conoce por boca de los profesionales que son entrevistados todas las semanas en nuestra publicación. La presentación de la cuarta edición del Observatorio de la Actividad de la Justicia, iniciativa promovida por la Fundación Wolters Kluwers congregó a multiples expertos y juristas de nuestro panorama legal. En una mesa redonda en la que participaron, Enrique Lopez, Magistrado de la Audiencia Nacional; Luis Rodriguez Ramos, vicedecano del Colegio de Abogados de Madrid, Rosalina Díaz, presidenta de la citada fundación; Fernando de Rosa, vicepresidente del CGPJ y Juan Carlos Estévez, presidente del Consejo General del Procuradores (ver foto, de izda a derecha), el dato que más llamó la atención por lo novedoso es el ofrecimiento de colaboración de los citados operadores jurídicos y su deseo de trabajar conjuntamente en pro de esa modernización

Muchas caras ilustres conocidas en esta presentación, en este evento al que acudió el responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, pudimos saludar a Angel Juanes, presidente de la Audiencia Nacional, Juan Antonio Xiol, Magistrado sala primera del Supremo,  los magistrados de esta entidad Julián Sánchez Melgar, Milagros Calvo y Benito Gálvez, los vocales del CGPJ Antonio Dorado  y  Claro Fernández Carnicero que charlaban con otros ex vocales como  Carlos Ríos; Javier Laorden y José Luis Manzanares antes vicepresidente y ahora consejero de Estado. También estuvieron presentes María Ángeles Alcalá Díaz. Directora General de los Registros y Notariado y José Luis González Armengol, juez decano de Madrid, entre otras personalidades. Todos ellos estuvieron muy atentos al debate generado por la presentación de este trabajo del Observatorio de la Justicia y lanzaron una exclamación cuando Juan Carlos Estévez, brillante, como casi siempre en sus intervenciones acertadas, dejó caer que posiblemente el futuro Ministro de Justicia estuviera en esa sala

En su intervención Enrique López, como director de los trabajos del Observatorio y magistrado de la Audiencia Nacional dejó comentarios bastante interesantes. “Un 80 por cien de los ciudadanos conocen la actividad de la justicia a través de los medios informativos; pese a las reformas y a lo que se ha mejorado, creo que hay una especie de indefensión de la justicia ante la opinión pública”, indicó. Desde su punto de vista, el momento de crisis que se vive es complejo y espera que los recortes no llegen en su totalidad a la justicia.  “Se trata de gestionar de forma eficiente los recursos de nuestra justicia y ver si es posible, al igual que se han hecho en otros países trasladar las tasas judiciales de las personas jurídicas a las físicas”, en un claro guiño que hizo al copago judicial

Respecto a la Planta Judicial, uno de los temas recurrentes que abordaron todos los intervinientes, reconoce que aunque ha crecido desde el 2000 por encima del número de asuntos no es suficiente el esfuerzo hecho. “Creo que hace falta un crecimiento más organizado y sobre todo en los principales núcleos urbanos, donde más congestión de la justicia hay.” Desde su punto de vista hay que disuadir al ciudadano a la hora que acuda a la justicia,  en un entorno donde hay diez millones de asuntos anuales nuevos“hay que hacer mucha pedagogía y de forma paralela fomentar los métodos extrajudiciales, de tal forma que consigamos ratios como en EEUU, donde solo el 5% de los asuntos llegan a juicio”.

La abogacía, colaboradora

El papel de la abogacía en este entorno de crisis fue esbozado por el vicedecano del ICAM, Luis Rodriguez Ramóns, quien se lamento que pese al peso específico de la profesión su papel en las reformas es menos del esperado. Recordo y se mostro partidario del Pacto de Estado por la Justicia esbozado en el último Congreso de la Abogacía de Cádiz por los cuatro exministros que acudieron a ese evento. “hay que tener claro que las reformas en la justicia llevan tiempo, más de veinte años, y es necesario que pese a la alternancia de los partidos, sigan su curso”. Pero sobre todo hizo un llamamiento a la colaboración de todos los operadores jurídicos en el problema de la justicia:”es fundamental que todos los interlocutores trabajemos en la misma dirección desde un análisis claro de la situación actual de nuestra justicia”

Rodriguez Ramos aprovecho la ocasión para recalcar la necesidad que se tramite en el Congreso una Ley Organiza Reguladora del Derecho a la Defensa, respaldada en el próximo Estatuto de la Abogacia, “ de esta forma creo que nos podría igualar en estatus al que tienen jueces, fiscales, y secretarios judiciales”. Y dejó claro su postura en relación al problema existente en el CGAE sobre la representatividad de los Colegios de Abogados, cuestión que generó en su dia malestar en los colegios de Málaga, Valencia y Barcelona “, creo que es lógico que aquellos Colegios con mayor número de abogados y mayor representatividad tengan más capacidad de voto, respecto al resto de los 83 colegios de abogados “

¿Esta el Ministro en la Sala?

Por su parte, Juan Carlos Estévez dejó claro que no iba a perder la oportunidad de su intervención para reivindicar el papel de los procuradores en este movimiento por la modernización de nuestra justicia. Destacó que la figura del procurador está infrautilizada y que podría centralizarse desde los colegios de la procura todos los actos de notificación.  Ello implicaría un cambio en la actual Ley de Enjuiciamiento Civil “Creo que se podría hacer en el día este tipo de gestiones, incluso en el caso que se pusiera una tasa judicial como copago el ciudadano podría hacerlo a través del procurador”. También señalo la necesidad que se defina un Estatuto sobre su colectivo, “profesionales con un cargado matiz de fé publica y que al año notifican más de 45 millones de asuntos, según datos del pasado año”.

Respecto al momento que vive nuestra justicia fue crítico y señaló que hay un problema grave en la ejecución de las sentencias en las jurisdicciones civil y contencioso administrativo, especialmente. “En esta función el juez también debería apoyarse en el procurador que le puede ser de gran ayuda”. Estévez levantó murmullos en el ilustre auditórium cuando dejó entrever que muy posiblemente el futuro Ministro de Justicia estuviera presente en este evento, “si fuera  asi ,es bueno que sepa que todos los estamentos queremos colaborar de forma decidida en este nuevo entorno. “Se mostró partidario de una reordenación a través de la Ley de Planta y Demarcación así como de un nuevo replanteamiento de la Oficina Judicial.  Y se lamentó que “se hubiera hablado tan poco  en la campaña electoral sobre la justicia

Finalizó el acto la ponencia de Fernando de Rosa, vicepresidente del CGPJ quien dejó claro que en este momento de crisis se está trabajando de manera muy compleja “y la ciudadanía llega a confundir nuestro poder judicial, del que podemos estar orgulloso de su trabajo, con el funcionamiento propio de la administración de justicia”. Dejó claro que en época de crisis hay que ser valiente y afrontar las reformas que sean necesarias.Habló de cambio estructural y organizacional para convertir a la justicia en servicio público  y de una racionalización de los recursos del Estado “pues crear un juzgado nuevo supone una inversión de unos 300.000 de media”. Desde su punto de vista es clave una reorganización de los partidos judiciales, ahora alrededor de 450, a través de una nueva Ley de Planta y Demarcación  y “concentrar los partidos judiciales en núcleos urbanos de población importante

Reorganización de la justicia

En este cambio organizativo que De Rosa plantea es indudable que será necesario reorientar la Nueva Oficina Judicial, de tal manera que se huya de aquel juzgado isla, unipersonal para centrarse en grandes actuaciones de apoyo en materia judicial. “Creo que hubiera sido más operativo haber hecho primero una eforma de la Ley de Planta y Demarcación para que la propia Oficina Judicial tuviera más sentido”, comentó. A su vez, reclamó que se desarrolle la Ley de Tribunales de Instancia que impulsará la colegiación de los jueces y magistrados de tal forma que puedan funcionar de manera más eficaz. “Sin tecnología y sin el adecuado desarrollo del expediente digital es complejo que la Oficina Judicial dé los resultados que se espera”. La idea que subyace en ese planteamiento es la interoperabilidad de los juzgados y que el propio magistrado desde su ordenador pueda ver en qué estado se encuentra cada procedimiento

De Rosa recalcó que en un momento como el actual es clave saber gestionar los recursos que están a disposición de la justicia. Se mostró disconforme con el copago “ bueno habría que llamarle repago, porque ya pagamos de nuestros impuestos el servicio de la justicia”, Sugirió que ese dinero que se genera desde la justicia por tasas judiciales, consignas etc, pudiera revertir a ella misma. “Pero creo que es importante que no se cargue más al ciudadano de tasas en este sentido”. Respecto al Turno de Oficio, tal y como adelantó a los periodistas en un desayuno organizado por ACIJUR hace un mes, volvió a hablar de la necesidad de crear una Agencia Estatal que gestionase de forma similar la justicia gratuita para garantizar la viabilidad del servicio. También señaló la necesidad de nuevas reformas procesales; del impulso del arbitraje y la mediación para lograr bajar la litigiosidad de nuestro país; casi el doble de Francia. “Es necesaria también una nueva Ley  de Enjuiciamiento Criminal que nos adecúe a los tribunales europeos, sin perdernos en el debate si debe ser el juez o el fiscal quien se encargue de la investigación”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.