El pasado miércoles 31 de octubre se celebró reunión de la Junta Directiva de la Asociación de Expertos Nacionales de la Abogacía TIC (ENATIC), cuyo principal punto del Orden del Día consistió en la aprobación de la creación de las diferentes Comisiones en que se estructurará, a partir de ahora, la asociación lo que servirá para desarrollar, de un modo óptimo, la futura actividad de ENATIC en sus diferentes áreas de competencia.

Nuestro medio tuvo la oportunidad de charlar de forma previa antes de dicha reunión con Rodolfo Tesone, presidente de la institución y Francisco Pérez Bes vicepresidente segundo de esta organización, quienes adelantaron algunas de las actividades que esta asociación va a poner en marcha en los próximas semanas. Al final, la estructura de la entidad se vertebra en torno a siete comisiones que compondrán la Asociación, cada una de las cuales tendrá sus objetivos propios y donde se contará con la participación de todos aquellos asociados que manifiesten su interés en formar parte de las mismas.

La primera de estas Comisiones es la de Conocimiento y Formación, diseñada para el fomento y desarrollo de una plataforma de conocimiento e información sobre derecho digital. Dentro de sus objetivos está el de elaborar planes formativos de especialización en derecho digital, orientados tanto hacia la inmersión digital como hacia la digitalización de la abogacía en general, en coordinación con las instituciones académicas adecuadas.

Relacionada con la anterior, se aprueba la Comisión de I+D+i con el fin de consolidar un laboratorio de Derecho de las nuevas Tecnologías (Iurislab) mediante la creación de un gabinete de estudios y el impulso de proyectos de investigación, en coordinación y colaboración con otros sectores y actores de la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

Una Comisión de Relaciones Estratégicas, al fin de dar a conocer y potenciar la participación de la abogacía digital, tanto entre los estamentos políticos como en otras instituciones y  colectivos, nacionales e internacionales, relacionados con la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

En cuanto lugar, se lanza la Comisión de Defensa de los Intereses Colectivos, desde donde se pretende desarrollar nuevos nichos de actividad relacionados con la abogacía TIC y se defenderán los ya existentes. A tales efectos, se prevé la ordenación de la actividad de la abogacía digital mediante patrones y estándares de calidad, elaboración de Códigos Éticos, la creación de un sistema de certificación de competencias y/o de un Registro de profesionales del Derecho de las TIC, de una bolsa de trabajo y de una plataforma de mediación, arbitraje y resolución extrajudicial de controversias.

Por su parte, la Comisión de Comunicación y Eventos velará por el diseño de un programa de eventos para el fomento y el intercambio de conocimiento sobre Derecho de las TIC, con tal de mejorar la reputación y el reconocimiento profesional y público de la abogacía tecnológica, así como para definir la identidad de nuestro colectivo e incrementar su prestigio, gestionando, asimismo, un plan de comunicación de la asociación de las relaciones con los medios.

La Comisión de Atención al Asociado tendrá como objetivo el de diseñar una estrategia de fidelización de los socios y captación de los nuevos, creando nuevos servicios, asesorando al asociado y resolviendo sus quejas y dudas.

Por último, la Comisión de Supervisión y Organización será la encargada de la dirección y coordinación de la asociación en general y de las comisiones citadas.

La aprobación de estas comisiones supone un punto de inflexión en el desarrollo de las actividades de ENATIC en la práctica, y permitirá que sus asociados participen de las actividades diarias de la misma, a los efectos de poder lograr los objetivos marcados en cada momento. Así pues, desde ENATIC invitamos a todos aquellos profesionales de la abogacía que mantienen algún vínculo con las nuevas tecnologías a que se adhieran a la Asociación y a que participen activamente en sus proyectos e iniciativas. Aunando esfuerzos lograremos que la abogacía TIC tenga el protagonismo que la sociedad necesita, especialmente en estos momentos de rápido desarrollo de la sociedad digital.