En un contexto marcado por diversas competiciones deportivas; un Mundial de Fútbol que espera en junio y la discusión en el Parlamento de una Ley del Deporte, Garrigues acogió recientemente el seminario internacional “Estrategias actuales para una gestión jurídica y económica eficaz en el deporte profesional”. La jornada fue por la Cátedra de Estudios e Investigación en Derecho Deportivo de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en asociación con la FIFA, colaborando instituciones como la RFEF, la LFP y el COE, siendo Garrigues Sports & Entertainment la única firma legal asociada a la Cátedra. “Su objetivo fue poner de manifiesto la importancia de los aspectos financieros y legales en el desarrollo y expansión del deporte profesional. Garrigues Sports & Entertainment es la división especializada del despacho de abogados del mismo nombre centrada en el asesoramiento económico y jurídico tanto a deportistas, clubes como cualquier otra entidad relacionada con el mundo del ocio. Creada hace siete años Javier Ferrero y Julio Senn, de izda a derecha en la foto, son, como socios directores del área, los responsables de esta iniciativa que fue pionera en nuestro país en su momento. “Queremos ser un referente mundial en esta área del derecho”, comentan. “ Y ayudar con nuestra gestión y asesoramiento a la profesionalización del deporte”.

Julio Senn es Licenciado en CCEE por la Universidad Complutense de Madrid. Especialidad auditoría. Esta especializado en el asesoramiento legal, fiscal y laboral a deportistas, artistas y profesionales.- Contratación de deportistas profesionales. Tambien trabaja en- Asesoramiento económico y planificación patrimonial a corto, medio y largo plazo. – Asesoramiento en derechos de imagen, marca y propiedad intelectual. – Asesoramiento en imagen y comunicación

Inició su carrera en Arthur Andersen en 1990 como Gerente de Auditoria y Consultoría en el Área de Medios de Comunicación, Turismo y Sports & Entertainment.

En 1998 se incorpora al Grupo Prisa como Subdirector General, Financiero y de RR.HH. de Diario As. En 1999, es fichado por el Real Madrid, C.F. como Director General para ejecutar el proyecto de reorganización y modernización integral, obteniendo un notable éxito en este proceso.

En 2002 se integra en Garrigues como máximo responsable del área de Sports & Entertainment para desarrollar la línea de negocio de asesoramiento integral a deportistas, profesionales y artistas.

Es además, Director de Master en Gestión de Entidades Deportivas Real Madrid en Universidad Europea de Madrid, Universidad Rey Juan Carlos, Universidad Francisco de Victoria y Miembro del Center of Sports Business Management (CSBM) IESES

Por su parte, Javier Ferrero es Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra. Está especializado en Derecho Deportivo y del Entretenimiento, destacando sobre todo el área de contratación en el ámbito deportivo, en todas sus modalidades, así como en el ámbito de la ficción, cine, música y tauromaquia.

Ha participado asiduamente en la negociación y formalización de contratos de explotación económica de derechos de imagen de celebrities. También ha

intervenido en procedimientos arbitrales en el mundo del deporte, tanto en el ámbito nacional, como internacional y, en particular, ante el Tribunal Arbitral du Sport (TAS) en Laussane, así como en todo tipo de procedimientos disciplinarios ante las distintas Comisiones creadas al efecto por UEFA, FIFA y otro organismos, tanto nacionales, como internacionales.

Inició su carrera profesional en 1994 como Asociado al Despacho de abogados Martínez-Echevarria Abogados, S.C, en el área de procesal.

En 1997 se incorpora al Departamento Procesal de Garrigues, ocupándose, desde 1999 de la organización de todos los sectores de la asesoría jurídica del Real Madrid Club de Fútbol, formando parte del equipo de abogados de la red Andersen Legal que asesoró a la European Football Clubs Grouping (G-14). Desde 2002 hasta la actualidad desarrolla y coordina el área de Sports & Entertainment de Garrigues desde donde asesora de forma integral a entidades del mundo del deporte y del entretenimiento, así como se presta un asesoramiento integral a deportistas, artistas y profesionales de dichos sectores.

En el año 1993 fue Profesor Ayudante del Departamento Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra. En la actualidad, Profesor y Director del módulo jurídico del MBA en Gestión de Entidades Deportivas de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid y

Profesor y Director del módulo jurídico del Master en Comunicación y Periodismo Deportivo de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid.

¿En un contexto como el que vivimos, es más complicado asesorar a un deportista que a una entidad o club deportivo?

Julio Senn: Son realidades diferentes y muchas veces tienen intereses contrapuestos. Tenga en cuenta que el profesional genera toda su renta en diez años; desde esta perspectiva nos preocupa bastante que nuestros representados dirijan bien sus inversiones. Hacemos una labor de tutelaje, yo diría. Respecto a las entidades deportivas su permanencia en el tiempo es mayor. Trabajamos sobre todo en sus planes de negocio para que tengan la rentabilidad que buscan, así como en el asesoramiento a todas sus gestiones relacionadas con la contratación de esos deportistas.

Javier Ferrero: Desde el punto de vista jurídico quizás las diferencias son mayores. Les ayudamos a que entiendan la normativa legal y su aplicación posterior. El deportista cuando supera un nivel de ingresos determinado llega a convertirse en una empresa en sí, a la que hay que asesorar. Además ambos sujetos están en el contexto del Derecho Deportivo, ahora tan en boga. Lo que si es característico de este sector es la rapidez con que hay que realizar ciertas operaciones. En los últimos años hemos asistido a una notable profesionalización del sector

Sin embargo es curioso, que la propia justicia deportiva ponga límites a la justicia tradicional, por así llamarla.

JF: El conflicto al que usted alude deja claro que al final no puede haber una barrera entre ambas jurisdicciones. Se ha pretendido por las autoridades deportivas huir de un sistema judicial lento que no ayuda al deportista. Como mal menor se buscan la resolución de los conflictos en la vía arbitral. En esta coyuntura las organizaciones deportivas reconocen al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) con sede en Suiza como último escalón judicial final. Lo que es importante en este sector es el llamado derecho preventivo. Hay que tener en cuenta que la carrera de los deportistas es muy limitada. Se trata sobre todo de buscar soluciones previas al conflicto y trabajar para velar porque, por ejemplo, esos contratos estén bien hechos.

JS: Ahondando en esta cuestión en España ya existe un Tribunal de estas características y es muy posible que en breve pueda contar nuestro país con una sede del TAS para dirimir determinadas disputas. La verdad es que las partes si creen en estas instituciones tanto por la rapidez de los procedimientos como por la propia especialización de los jueces que juzgan estas disputas. Han crecido los litigios en el mundo del deporte sobre todo por los intereses económicos que existen.

En plena crisis, los concursos han llegado al mundo del deporte. Ahora un club puntero como el Mallorca esta en esa situación tan compleja.

JS: Situaciones como la que comenta revela que la recesión ha afectado a todos los sectores de nuestra economía. También al mundo del ocio y entretenimiento, y, por supuesto, al fútbol de élite. La situación del Mallorca ya tiene antecedentes en otros clubes como el Málaga, Sporting de Gijón o Las Palmas en otros años. La situación seguirá asi en los próximos años hasta que los clubes deportivos no logren equilibrar los gastos con los ingresos. No se puede gestionar con expectativas de ingresos, únicamente.

JF: Es necesario una mayor profesionalización en la gestión de los dirigentes para no llegar a estos extremos. Normalmente una de las consecuencias directas del concurso es no poder pagar las deudas contraídas, con lo cual la legislación deportiva estipula que el club descienda de categoría. De todas formas, respecto al mundo del fútbol en sí, hay en marcha un proceso de autorregulación para poder evitar este tipo de situaciones. Hasta la fecha solo el Mérida acabó en liquidación por estas circunstancias.

¿Cuál es entonces, el modelo a seguir de gestión de entidades deportivas?

JS: Sin lugar a dudas el modelo anglosajón. Más centrado en las inversiones privadas donde todos los aspectos relacionados con la gestión económica se miran al detalle. Además genera bastante más ingresos que el modelo español En Europa tenemos otro modelo, el continental, que combina el apoyo público significativo con otro privado de las propias entidades deportivas. Creo que debemos tender al propio sistema privado e incluso que existiese una entidad reguladora, tipo CNC o CMT que velase por los intereses de estas entidades

JF: No creo que costara demasiado adaptar el modelo anglosajón de la Premier inglesa al contexto español. Precisamente en estos momentos se están haciendo diversas consultas a expertos para ver la posibilidad de modificar la Ley del Deporte que data de 1990; se trata sobre todo de ver como se reordenan las competencias entre los diferentes organismos deportivos. En esa nueva Ley habría que desarrollar el nuevo modelo de gestión deportiva respaldado en nuevas fuentes de ingresos, complementarias a los tradicionales. También se examinará el modelo actual de sociedad anónima deportiva, su viabilidad y si es necesario ir a un sistema más abierto, eso sí, con los mecanismos de control adecuados.

Ahora que hablan de las sociedades anónimas, ¿pueden darnos su opinión sobre su desarrollo en el mundo del deporte en nuestro país?

JS: La verdad es que su desarrollo no ha sido homogéneo. Tal y como comentamos hace unos días en las jornadas que celebramos en Madrid con la asistencia de expertos de diferentes competiciones europeas, el formato jurídico no acaba de definir la posterior gestión que se vaya a hacer. Se ha demostrado que el formato SAD (Sociedad Anónima Deportiva) garantice la mejor gestión. Con lo cual es evidente que un modelo más abierto puede tener cabida, siempre y cuando se establezcan unos mecanismos de control adecuados. Es la única forma para que el deporte tenga su viabilidad adecuada.

JF: A la hora de abordar esta cuestión es evidente que el deporte ha tenido una evolución espectacular en los últimos diez años. Incluso por sus éxitos deportivos es dingo de admiración fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, en ese entorno se ha creado un problema de gestión importante. En estas circunstancias es fundamental remodelar la citada Ley del Deporte e incluso el Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral de los deportistas profesionales que acaba de cumplir su primer cuarto de siglo de vida

Ha sido actualidad hace unas fechas, por diversos noticias, la fiscalidad de los deportistas, ¿cómo se gestiona este tema desde su firma?

JS: Es lógico pensar que la tributación de un profesional que genera sus ingresos en diez años, no puede tener la misma fiscalidad que un ciudadano normal. De todas formas, solo una élite gana esas cantidades multimillonarias y muchos tienen problemas cuando acaban su actividad. En esta coyuntura la creación de la Mutualidad de Deportistas Profesionales ha servido en el día de mañana a muchos deportistas para diseñar su propio Plan de Pensiones. Dicho esto creo que hay que pensar en medidas especiales fiscales para los deportistas profesionales. Hasta la fecha cada país, lejos de buscar esas medidas ha buscado la maximización de los ingresos fiscales: Francia tributa al 56 por cien; Italia como España al 43%. Nadie se ha atrevido con este tema hasta ahora en una nueva regulación.

JF: Se acaba de modificar el régimen de tributación de los deportistas extranjeros que pasarán a tributar del 24 al 43 por cien, como los de élite nacional. Pero no nos fijemos solamente en las estrellas. Hay otros deportistas de otras categorías con menos ingresos y que tributan igual, lo cual creemos que no es justo. También hay casos de deportistas que compaginan su actividad deportiva con algún trabajo, en ese caso también es necesario desarrollar medidas que ayuden a esa compaginación.

Estamos hablando del deportista a lo largo de esta entrevista, ¿se encuentra realmente bien representado, o es el elemento más frágil de todo este entramado?

JF: Es evidente que organizaciones como la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) han conseguido hitos importantes. Lo que no acaba de quedar claro es si existe un sindicato de deportistas al uso que vele por los intereses de este colectivo tan dispar. Faltaría desde este contexto definir un convenio colectivo sectorial, porque el del fútbol es bastante complicado de extrapolar a otras competiciones deportivas.

JS: El cambio que ahora acomete la AFE con nuevo equipo directivo es importante. Es evidente que son nuevos tiempos y habrá que acomodar la actividad de la entidad a la nueva realidad existente. No creo que el deportista sea la parte más frágil del mundo del deporte. Eso sí, necesita tener un buen asesoramiento a la hora de sus mejoras profesionales, porque ahí hay muchas implicaciones fiscales y laborales muy a tener en cuenta.

Otra cuestión importante tiene que ver con los derechos televisivos, el elemento que ayuda a financiar a los clubes ¿cómo creen que puede evolucionar la gestión de estos ingresos con la nueva Ley del Deporte?

JS: Se habla de una venta colectiva de los derechos televisivos que beneficiaría a todos los clubes por igual. Creo que será bastante complicado llevar a la práctica esta iniciativa. En Italia se ha llegado a un modelo centralizado de gestión de ingresos pero no ha solventado la disputa entre los grandes y pequeños clubes por esta fuente de ingresos. Es muy complicado decir cuál es el formato a elegir. Lo que es fundamental es encontrar un consenso absoluto para desarrollar el nuevo modelo de gestión de los derechos televisivos. Ahora un club deportivo de fútbol en Primera División recibe unos 12 millones de euros en concepto de esos derechos; si baja a Segunda solo recibe 1

JF: La verdad es que vivimos en un conflicto contínuo con la propia televisión. Coincido con Julio en la necesidad de encontrar un consenso en este apartado con todos los operadores que intervienen en el mismo. Desde luego, entiendo que los intereses de los principales clubes de Primera División no estén por la labor de esa gestión centralizada. Veremos en los próximos meses que solución da el legislador a esta cuestión, clave para la supervivencia de muchas entidades deportivas en nuestro propio país.

También en esa futura Ley del Deporte se va a abordar el día después del deportista, su retiro hacia otras actividades. ¿Qué debería tenerse en cuenta desde este punto de vista?

JS: La reincorporación del deportista profesional al mercado laboral no es sencilla. Ya en el Plan ADO y en el Libro Blanco del Deporte que se gestionó con la puesta en marcha de la actual Ley del Deporte se hablaba de la necesidad de hacer esfuerzos para adaptar al profesional a su nuevo entorno. Es evidente que el deportista puede aportar mucho en la formación de nuevos talentos deportivos. Sería un disparate alejarnos de su entorno, que por su experiencia y conocimientos manejan al detalle. Para ello es fundamental en ese día después desarrollar programas formativos relacionados con la gestión; idiomas o la enseñanza con terceros. No valen solamente con medidas de carácter puntual. Lo más complicado es que en esos diez años de carrera profesional pueden perder la perspectiva de dónde están. Y eso es muy peligroso.

JF: Hay que tomar medidas claras en la despedida del deportista y su reingreso a la vida laboral normal. Nos hemos encontrado en nuestra firma con profesionales, que, pese a su carrera exitosa, su nivel de ingresos era mínimo. Por ello hay que hacer ese esfuerzo formativo del que estamos hablando incluso en su misma carrera profesional, de cara a comentarle que es necesario que ahorre; que haga su Plan de Pensiones y que sea previsor en cuanto a sus gastos. Se trata que supiera gestionar su patrimonio de forma conservadora. Es complicado desarrollar estas iniciativas porque a veces el entorno del deportista no lo permite.

Por último, sobre el doping, lacra del deporte, ahora de actualidad por las sanciones al ciclista Alejandro Valverde y al marchador Paquillo Fernández, ¿qué diferencias existe entre la legislación de la Agencia Mundial Antidopaje y la nuestra?

JF: Pese a las reticencias y rumores que conocemos sobre esta cuestión es evidente que desde la Secretaria de Estado para el Deporte hay un compromiso claro de luchar contra esta lacra. La regulación mundial del doping choca en determinados momentos con la legislación de determinados países, más permisivos, no siendo el caso español, desde luego. Es necesaria la armonización para lograr un deporte más limpio, pero como le comento no es sencillo en determinadas situaciones aplicar esa legislación a nivel local. Lo que queda claro es que España es un país que también lucha contra el dopaje de forma significativa

JS: No podemos dejar de valorar el trabajo que en este sentido ha realizado el Secretario de estado para el Deporte, D. Jaime Lissavetzky en este tema. Basta recordar la Operación Puerto una operación contra el dopaje en el deporte de élite realizada en España. Dicha red ofrecía diversas prácticas ilícitas para mejorar el rendimiento de sus clientes deportistas: hormonas (incluyendo EPO, testosterona y otros anabolizantes), medicamentos y transfusiones sanguíneas. En aquel momento 2006 el dopaje no era delito. El juez, al no hallar dicho delito, archivó el caso, quedando absueltos todos los imputados. La Audiencia Provincial de Madrid ordenó en dos ocasiones la reapertura del caso, hallándose en estos momentos a la espera de un juicio oral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.