En un contexto marcado por la recesión y la falta de financiación de las empresas, no es de extrañar que a corto plazo iniciativas como la de la multinacional Bodaclick de incorporarse al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) español empiecen a ser frecuentes en la actividad empresarial. El objetivo principal que persigue esta compañía con la operación es financiar su crecimiento en nuevos mercados, en línea con su vocación de liderazgo global y estrategia de expansión internacional. Esta multinacional ha designado como asesores para iniciar los trámites de su salida al MAB a: Arcano (Asesor Registrado y colocador); Cuatrecasas Gonçalves Pereira (Asesor legal de la sociedad en su incorporación al MAB); y Kreab Gavin Anderson (Asesor de comunicación). Además participan DLA Piper como asesor legal de Arcano; Dutilh Abogados como asesor legal habitual de la compañía; y KPMG como Auditor. DLA PIPER es uno de los despachos de abogados mejor posicionados en el AIM británico, antecedente del MAB español. Maria Segimón, socia responsable del área de Mercados de capitales de la firma, es una profunda conocedora de los mercados bursátiles “Es evidente que hay un antes y un después de la salida de una pyme al MAB. No es una operación más, sino que puede ser la operación clave que marcará el desarrollo del negocio de esa empresa en los próximos años. Te conviertes en una empresa cotizada y regulada, con todo lo bueno que tiene así como con las obligaciones que hay que cumplir como empresa cotizada”.

María Segimón es socia del grupo de Mercantil, Fusiones y Adquisiciones (M&A) y responsable del área de Mercado de Capitales en la oficina de Madrid. Especializada en operaciones de M&A en empresas cotizadas, desarrolló durante 12 años su carrera profesional en la oficina de Londres y Madrid de Clifford Chance donde alcanzó la condición de socio. Posteriormente, y antes de incorporarse a DLA Piper, fue la Directora de la Asesoría Jurídica Corporativa de Grupo Ferrovial, S.A., una de las principales empresas cotizadas españolas en el sector de la construcción e infraestructuras, donde puso en marcha y desarrolló la política estratégica del grupo en materia de M&A durante 5 años.

María está especializada en derecho mercantil y en derecho del mercados de valores habiendo asesorado a empresas españolas y extranjeras sobre todos los aspectos jurídicos relativos a sus actividades en España: OPAS, constitución de sociedades, operaciones de capital riesgo, fusiones, adquisiciones, MBOs, joint ventures, OPVs, opciones de compraventa, contratos de préstamo sindicado, acuerdos de accionistas, contratos de garantías reales, secretarías de Consejo, entre otros. En la actualidad está realizando una labor importante de desarrollo del Mercado Alternativo Bursátil con ayuda de la oficina de Londres de DLA Piper considerado como el primer despacho especialista en el AIM (mercado en el cual se ha basado el MAB).

¿Podría hacernos, usted como experta en temas bursátiles, un análisis de estos primeros cinco años de vida del MAB (Mercado Alternativo Bursátil) en nuestro país?

El primer segmento de negociación del MAB entró en funcionamiento en 2006 para la negociación de las SICAVs. Posteriormente, en 2008, entró en funcionamiento el segmento de Empresas en expansión y aunque la trayectoria es por tanto todavía escasa, la considero bastante prometedora como instrumento alternativo de financiación de las pymes ante la falta de financiación bancaria derivada de la coyuntura económica actual. En la actualidad hay cuatro empresas que cotizan ya. Zinkia, Imaginarium, Gowex y Medcomtech (la última en acceder, 25 de marzo de 2010) han tomado ya esta decisión. Por las circunstancias económicas que vivimos es evidente que el MAB va a ser un mercado muy activo

¿Qué modelo ha seguido el MAB Español de cara a su puesta en marcha?

El MAB tiene bastantes similitudes con el AIM británico. EL AIM, mercado alternativo del London Stock Exchange, existe desde el año 1995 y ha tenido un éxito rotundo convirtiéndose en la bolsa de mayor crecimiento mundial de la última década con más de 1.600 compañías cotizando en ella. Como todas las iniciativas, le costó arrancar; la primera empresa que cotizó fue del sector de las materias primas, e inicialmente parecía que solo a interesaba a empresas de ese sector. Sin embargo ahora cotizan empresas de todos los sectores y de diferentes nacionalidades. Como dato anecdótico destacaría que el 95% de estas empresas tienen una capitalización por debajo de los 300 millones de euros, siendo la media de 34.5 millones de euros.

Con posterioridad, en 2005, se puso en marcha Alternext, que está presente en Bruselas, París y Amsterdam. En este mercado cotizan un total de 126 empresas, principalmente del sector industrial, tecnológico y de servicios.

Considero que el MAB español va a seguir de alguna forma un proceso de maduración similar al que vivió el AIM londinense, aunque estoy segura de que no tendremos que esperar quince años para su desarrollo pleno. La experiencia del AIM ha servido para saber qué iniciativas hay que potenciar y que errores no se deben cometer de cara al posicionamiento del MAB como una fuente de financiación alternativa y real de las pymes.

¿Cuál está siendo el papel de la Administración en este nuevo contexto bursátil?

En principio, lo que han hecho ha sido diseñar la estructura del MAB, que es muy flexible. Se ha adaptado la legislación del mercado de valores al contexto empresarial de pymes, con lo cual los trámites para acceder a este nuevo mercado son bastante menores que para acceder al mercado contínuo.

Se ha creado la figura del Asesor Registrado, similar al Nominated Adviser o NOMAD que existe en el AIM y que es la empresa que asesora a la pyme en el proceso de admisión a cotización en el MAB, así como en el cumplimiento de sus obligaciones, una vez ya esté cotizando.

Estos asesores se inscriben en el Registro del MAB de tal forma que su actividad es conocida por todos los interlocutores de este mercado bursátil. El propio MAB controla la solvencia y los medios de que estos asesores disponen antes de otorgarles la categoría de Asesor Registrado. En este perfil caben abogados, empresas financieras o bancos que realicen esa labor de asesoramiento

¿Qué ayudas públicas se ofrecen para las pymes en este sentido?

Sobre esta cuestión, tenemos que diferenciar la Administración Central de la autonómica. Las autonomías se han percatado de las posibilidades del MAB y ya Galicia en el 2008 dio algunas ayudas para subvencionar los costes de cara a la salida a este mercado de las empresas gallegas. Posteriormente, en 2009, la Generalitat Catalana ha seguido los mismos pasos aprobando unas ayudas en forma de deducciones fiscales a aquellos inversores que participasen en el MAB. En la actualidad, la Comunidad Autónoma de Madrid, a través del IMADE está a punto de aprobar unas ayudas en este terreno de hasta 80.000 euros para sufragar costes. Asimismo, el Instituto de Fomento de la región de Murcia, en su programa de ayuda a la adaptación de la empresa al MAB otorga una subvención de hasta el 45% o hasta 83.000€ para sufragar los costes de admisión a cotización en el MAB. Por ultimo desde la Administración estatal, ENISA (Empresa Nacional de Innovación) se ha aprobado un préstamo de un millón y medios de euros, con interés cero y validez de dos años para aquellas empresas que deseen salir al MAB

¿Es pensable que dentro de otros cinco años existan diversos MAB, casi relacionados cada uno de ellos con una autonomía?

No, no, es imposible. Veremos un gran apoyo por parte de las comunidades autónomas, de cara a que sus empresas puedan tener financiación por esa via. Pero habrá un único mercado alternativo. Sería impensable que surgieran varios. No tendría sentido atomizar el mercado con mercados autonómicos que restarían volumen de cotización al MAB.

¿De todos estos trámites para cumplimentar y salir al MAB, ¿cuál es el más complejo?

Más que hablar de términos complejos hablaría de la necesidad de recabar información cuantiosa, especialmente en el documento que se entrega al propio MAB de cara a la admisión a cotización de esa empresa. Se trata de coordinar el trabajo de todos los asesores que intervienen en ese proceso. Es un documento informativo similar (aunque más sencillo) al folleto de la salida a Bolsa en el mercado continuo pero en este caso, en lugar de tener que registrarse por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, se registra en el MAB.

Se trata de preparar un notable dossier de la empresa tanto desde el punto de vista societario, como de negocio o financiero, así como de la propia estructura del capital cuya admisión a cotización se solicita. con objeto de informar a los potenciales inversores de toda la información relevante sobre la compañía para que puedan formarse un juicio de valor objetivo sobre la misma y puedan, en base a esa información, tomar la decisión de si invertir o no.

Que recientemente se haya suspendido de forma temporal la cotización de una de las empresas del MAB, ¿puede hacernos indicar que su funcionamiento es estricto?

Parece ser que la suspensión se produjo por la falta de algún dato de la información financiera que de forma semestral las empresas están obligadas a dar. En el momento que se envió al MAB dicha información se levantó la suspensión con carácter inmediato

Es lógico que esta situación haya despertado expectación ya que es la primera vez que sucede algo así en el MAB, pero esto no quiere sino decir que el MAB está muy pendiente de todo lo que sucede, y no deja de ser una circunstancia puntual que por ser la primera los medios informativos le dieron más importancia de la que en realidad tenía. Tenemos que acostumbrarnos a este tipo de noticias que por otro lado, en el mercado continuo suceden de manera habitual.

¿Cuál es el perfil de empresas que cotizan en el MAB?

Cotizan todo tipo de empresas y no hay grandes diferencias entre una empresa tradicional u online, porque el proceso de salida a Bolsa es el mismo. Habrá habido alguna que haya tenido que hacer trabajo previo a iniciar el proceso concreto de solicitud de admisión a cotización; como por ejemplo, convertirse en sociedad anónima porque era limitada y adaptar sus estatutos y órganos de gobierno con objeto de cumplir los requisitos de idoneidad que el MAB exige para salir a cotizar en este nuevo contexto bursátil. Pero donde realmente están las diferencias son en los propios negocios que cada empresa realiza y que se describen con detalle en el Documento Informativo, junto con otra información relevante de la compañía como sus historia, cuentas anuales, equipo directivo y factores de riesgo.. Un proceso standard de admisión a cotización, si la empresa está adaptada ya a los requisitos de idoneidad que requiere el MAB, puede desarrollarse en unos tres o cuatro meses aproximadamente.

¿Cómo valora que según datos del Banco Central Europeo las pymes prefieran el apoyo bancario a la inversión de capital externa?

Es una cuestión de mentalidad y de cultura. Con la crisis que se vive a nivel mundial observamos como las pymes tienen la financiación bancaria cerrada. Desde esta perspectiva, si una empresa decide acometer un proceso de expansión o garantizar su supervivencia como hacen muchas empresas familiares, se ven obligadas a buscar una alternativa a la financiación bancaria y me consta que la salida a cotizar en el MAB es una opción que se analiza cada vez más en profundidad tanto por las pymes como por sus asesores financieros.

Y en esta coyuntura nueva que define el MAB, ¿dónde pueden situarse las empresas de capital riesgo?

Creo que pueden tener interés en este mercado desde una posición tanto de inversores como desinversores, fundamentalmente debido a este nuevo entorno económico en que nos encontramos. Las empresas de capital riesgo tienen ratios y plazos de desinversión que cumplir y debido a la coyuntura económica actual, tienen mayor dificultad para encontrar compradores adecuados

Ahora mismo me consta que algunas de estas empresas son algo escépticas respecto al papel que va a jugar el MAB en su sector, pero creo que en un futuro no muy lejano empezarán a considerar el MAB como una alternativa sólida para facilitar su salida o entrada en el capital de empresas muy interesantes que por otro lado, no lo olvidemos, son su segmento de inversión natural.

Por último, hablemos de su firma. DLA PIPER es un despacho de referencia a nivel internacional en operaciones en el AIM inglés. ¿Cómo se prepara una firma para liderar este contexto financiero?

Es una actividad cada vez más notable en el área de Corporate de nuestra firma ya que desde el comienzo del funcionamiento del AIM se postuló como uno de los despachos de referencia, y de eso hace ya 15 años. Lo que hemos hecho es crear un equipo multidisciplinar que aprovecha la profunda experiencia adquirida en AIM para dar el mejor asesoramiento posible a nuestros clientes respecto del MAB, que se ha basado en muchas de sus características y funcionamiento, en el AIM

Cuando un cliente nos contrata para asesorarle en un proceso de admisión a cotización en el MAB, una vez que tenemos el mandato del cliente se crea un equipo para organizar de la manera más eficiente el trabajo a realizar., siempre teniendo en cuenta el calendario acordado entre la compañía y sus asesores y la fecha límite para estar cotizando. Desde este contexto, no es lo mismo asesorar al asesor registrado o a la entidad colocadora, que a la propia empresa. Cuando trabajas como asesor legal de la compañía es evidente que tu labor también tiene cierto aire pedagógico ya que por su tamaño, las pymes normalmente no tienen departamentos internos familiarizados con el funcionamiento y la normativa de los mercados de valores y todo asesoramiento en este sentido es fundamental.

¿Cómo se articula la relación con el cliente en una operación de MAB?

Es una relación estrecha, donde se trabaja a contrarreloj para cumplir con la fecha límite acordada para estar cotizando Supone la coordinación de muchos asesores y de muchos departamentos internos de la propia compañía, procurando cumplir de la manera más eficiente con los requisitos exigidos por el MAB. No obstante, las inevitables situaciones de estrés o tensión entre todas las partes implicadas son afortunadamente parte del proceso normal y absolutamente manejables. Además, la experiencia adquirida por ser el despacho de referencia en el AIM inglés nos ayuda a trabajar en estos entornos con facilidad y en consecuencia, a ganarnos la confianza de empresas, inversores y Asesores Registrados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.