En pleno crecimiento del desempleo hacia niveles históricos que nos remontan al fatídico año de 1996, DIARIOJURIDICO ha elegido a un interlocutor de primera línea para analizar los pasos dados por nuestra Reforma Laboral y sus consecuencias. Escuchar a Federico Durán, coordinador nacional del área laboral de Garrigues, no tiene desperdicio. Sus mensajes son claros y rotundos. “El problema que tenemos con esta Reforma Laboral es que disponemos de un sistema de negociación colectiva que requiere una necesidad de reforma urgente y que es capaz de anular los intentos de cambio que quiera hacer el legislador” confiesa . Bajo su punto de vista los problemas parten de “una dicotomia entre contratación laboral e indefinida que solo se solventará cuando la indefinida tenga un marco legal ma´s razonable, sobre todo en cuanto a flexibilidad y costos de la extinción laboral”.

Respecto a las soluciones que hay sobre la mesa para solventar los altos índices de desempleo femenino y juvenil Durán insiste en que hay que romper la rigidez proteccionista de nuestro sistema laboral: “En aquellos países más protectores del empleo; más rigidos en la flexibilidad de mercado de trabajo y en la defensa de los derechos de los trabajadores las cotas de desempleo juvenil y femenino son más elevadas”. Respecto a la negociación colectiva se muestra pesimista, pero realista: “En este marco de la negociación colectiva haría falta una reforma drástica. Si los agentes sociales no son capaces de conseguirla, y me temo que no van a ser capaces, el Gobierno debería resolver sin miedo. Y es que la sociedad española necesita que se le insuflen muchas más dosis de libertad.“

Nuestro entrevistado es Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla en 1.972, con Premio Extraordinario. Doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia (Italia), en 1.974. Premio Vittorio Emmanuelle II, en 1974, de dicha Universidad.

Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Córdoba desde 1.980 (con anterioridad, de Barcelona y Granada y profesor de la Universidad de Sevilla). Fue Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba en el período 1.980-1.984.Vicerrector de la Universidad de Córdoba en el período 1.986-1.990.

Además ha sido Presidente de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos de 1.986 a 1.992 y Presidente del Consejo Económico y Social desde 1992 a 2001.

Autor de varios libros (sobre derechos constitucionales, derecho europeo, contratación laboral, huelga y acción sindical, formación profesional y riesgos laborales) y más de doscientas publicaciones científicas de su especialidad, libros y artículos en revistas españolas, italianas, alemanas e inglesas.

Miembro en 2001 de los Consejos de redacción o Asesor de diversas revistas, colecciones editoriales, españolas y extranjeras y Académico correspondiente a la Real Academia Sevillana de Legislación y Jurisprudencia y miembro en 2001 del Consejo Asesor para el debate sobre el futuro de la Unión Europea, nombrado por el Gobierno en cumplimiento del Tratado de Niza.

En julio de 2001 fue designado por el Gobierno árbitro en el conflicto entre IBERIA y el SEPLA. Presidente de la Comisión de Resolución de conflictos entre IBERIA y el SEPLA desde 2001 a 2004. Actualmente, Coordinador Nacional del Departamento Laboral en el Despacho J&A Garrigues S.L.P.. Es además miembro de la Comisión Especial para el Fomento de la transparencia, la seguridad en los Mercados Financieros y las Sociedades Cotizadas, que elaboró el “Informe Aldama” (2002-2003).

También fue miembro del Grupo de Expertos nombrado por el Consejo de la Unión Europea para la Reforma de los Mercados de Trabajo (2003) e integrante de la Comisión de Expertos nombrada en el seno del Diálogo social para la reforma del mercado de trabajo (2004-2005).

Está en posesión como Oficial de la Orden Nacional de la Legión de Honor de la República de Francia.
ANÁLISIS DE LA REFORMA LABORAL: “Es una Reforma fallida”

Sr Durán, llegando en la actualidad a los niveles de paro históricos de 1996, ¿puede decirse que la Reforma laboral ha fracasado?

Creo que el fracaso es evidente. Es verdad que a todas las reformas legislativas hay que darlas un cierto tiempo para que manifiesten sus defectos. Pero lo que pretendía la Reforma ser un revulsivo en la creación de empleo y, en especial de empleo indefinido se pone de manifiesto que no lo ha conseguido. De momento es una reforma fallida

Que podrá rectificar en el desarrollo del tiempo este diagnóstico, tengo serias dudas. Creo que no es la Reforma Laboral que necesitaba el mercado español

¿Considera como otros colegas suyos, que esta Reforma fomenta más el despido que la propia contratación en sí misma?

No creo que sea así, lo que sucede es que esta Reforma no cambia las cosas. Todavia a dia de hoy en el sistema español de relaciones laborales el despido es la vía de ajuste más clara que tienen las empresas; es el mecanismo mas utilizado para atender las oscilaciones de la coyuntura. Hay una preferencia por el despido que viene determinada por el marco legal en el que nos desenvolvemos. La Reforma actual no cambia eso ni va más allá de lo que existía en la actualidad.

Por cierto, ¿considera que empresas y sindicatos han hecho todo lo posible para asumir el espíritu de esta Reforma Laboral?

Creo que no. Desde el primer momento advertí que estábamos ante una Reforma muy limitada, con un alcance muy corto. Se ha intentado presentar con un gran cambio en el sistema de relaciones laborales cuando no lo era.

Además el problema que tenemos con esta Reforma Laboral es que disponemos de un sistema de negociación colectiva que requiere una necesidad de reforma urgente y que es capaz de anular los intentos de cambio que quiera hacer el legislador. Ya pasó con la reforma de 1994; era un peligro que pasara en esta Reforma y aunque todavía no tenemos un análisis detallado con posterioridad a esta Reforma de la negociación colectiva, si se puede decir que las actitudes de los agentes sociales no han cambiado sustancialmente por lo cual el nuevo marco laboral que quería introducir el legislador no ha sido posible. Por todo ello los interlocutores sociales no han estado alineados con los objetivos que pretendía la Reforma

¿Comparte usted el criterio que se vinculen los salarios a la productividad, tal y como ha comentado el propio Gobernador del Banco de España?

Comparto el criterio de que la evolución salarial en España ha tenido unos comportamientos muy erráticos, en el sentido que la propia negociación colectiva ha sido muy insensible a la coyuntura económica. Hemos conocido en años recientes momentos en los que la destrucción de empleo era impresionante y sin embargo los costes salariales estaban muy por encima de los costes de nuestros competidores europeos. Ha pasado esto que le menciono en el sector de la construcción, por poner un ejemplo donde ha habido aumentos salariales del orden del 6 o 7 por ciento pese a que se destruían centenares de puestos de trabajo.

Todos estos datos que le menciono revelan que la negociación colectiva funciona a espaldas de la situación real laboral. La evolución de los salarios es muy insensible respecto al marco laboral. Sin embargo este entorno hay que cambiarlo

Y la pregunta es ¿Se cambia este contexto vinculándolo a la productividad? En algunos supuestos será posible, en determinadas empresas. Siempre se pone como ejemplo el caso de Alemania pero no podemos olvidar que las empresas germanas son tres veces superior en tamaño a las empresas españolas.

Creo que no siempre será posible utilizar el parámetro de la productividad. El tema de la evolución salarial hay que revisarlo. No es cierto que hayamos estado en etapas anteriores de moderación salarial. Nuestros costes laborales han crecido de forma notable por encima de los de nuestros competidores europeos. Esta es una de las causas, no la única que genera la pérdida de competitividad de nuestras empresas.

Otro tema que ha abordado la Reforma es la flexibilidad interna ¿Sigue siendo más fácil despedir a un trabajador que recolocarlo?

Es más sencillo despedir a un trabajador que bajar su salario o que cambiar sus condiciones laborales. Es por así decirlo el incentivo perverso que viene asociado a la destrucción de puestos de trabajo en nuestro país. La solución pasaría por la flexibilidad interna de la que estamos hablando.

Lo que sucede con la flexibilidad interna es lo que pasa con otros términos como la propia autorregulación del derecho de huelga, ahora tan en boga es que muchos hablan de estos términos pero nadie lo practica. La flexibilidad interna no se practica en las empresas españolas en estos momentos; los sindicatos ponen pegas tratan de lograr medidas económicas ventajosas a cambio de flexibilidad, eso anula la utilidad de esas medidas por lo que al final las empresa prefieren reducir la productividad desde la propia reducción de plantilla. Todo esto nos conduce al mercado de trabajo que tenemos en la actualidad.

En esta Reforma se mantiene la dualidad entre contrato temporal e indefinido, penalizando los primeros solo a partir del 2015,¿le parece lógica esta medida?

Creo que no, lo que hace esta Reforma es penalizar desde el punto de vista económico y desde el punto de vista de celebrar un contrato la contratación temporal sin flexibilizar la indefinida

Esto que es lo que provoca. Bueno no es por autocitarme, pero ya lo dijimos algunos que podría pasar lo que está sucediendo que ha caído la contratación en general. Ahora tras la Reforma hay menos contratos y menos contratos indefinidos que antes cuando se pensaba lograr el efecto contrario. Todo esto ha sucedido por lo que le comento no se puede penalizar la contratación temporal sin flexibilizar la indefinida

La dicotomía entre contratación laboral e indefinida solo se va a solventar cuando la indefinida tenga un marco legal más razonable, sobre todo en cuanto a flexibilidad y costos de la extinción laboral.

Discutimos mucho sobre los costos de la extinción laboral y solemos obviar la reflexión previa de si la extinción de un puesto de trabajo debe ser un coste para el empresario y generar un beneficio económico para el trabajador. ¿Por qué no podemos plantearnos el escenario en el que un emprendedor si no puede mantener su empresa y esos trabajadores, deje su negocio sin ningún coste laboral?. Ya existe el sistema de protección social para proteger a los trabajadores, seguramente habrá que mejorar la prestación por desempleo; las ayudas públicas al trabajador para que éste no se vea en una situación de desamparo desde el punto de vista social y económico.

El problema que tenemos ahora, sobre todo si el trabajador tiene una cierta edad es que muchos de ellos esperan ser despedidos para así asumir la indemnización de 42 mensualidades y 45 por día trabajado. Para muchos de ellos es como si fuera un derecho adquirido que tienen el cobrar estos costes con lo cual se resisten a recibir otro tipo de compensación

Creo que esta mentalidad es la que hay que erradicar y las empresas deben tener mayor libertad de creación y destrucción de puestos de trabajo. Diferente cuestión es el despido disciplinario por motivos contractuales donde para eso están los Tribunales en España y en el resto de los países

El mero hecho que la destrucción de un puesto de trabajo suponga una compensación económica es algo que deberíamos plantearnos. Mientras eso sea así y la compensación sea costosa porque no nos engañemos la compensación, en función de la edad del trabajador, puede llegar a tres anualidades y media de salario, el contrato indefinido seguirá estando penalizado respecto de los temporales.

En este contexto todo es estudiable; desde el contrato único o las indemnizaciones conjuntas que se agrupan. Mientras no se cambie el marco del contrato indefinido seguiremos con la tensión entre contratación indefinidad y temporal.

MEDIDAS DE CHOQUE CONTRA LOS PROBLEMAS

¿Cómo cree que debería plantearse el alto índice de paro juvenil en nuestro país?

Como recordará se han aprobado recientemente unas medidas de choque de cara a frenar el desempleo en los menores de 30 años. Son medidas con un efecto limitado; tratan de incentivar por la via de las bonificaciones de las cotizaciones de la Seguridad Social la contratación a tiempo parcial de este colectivo.

Esta es una medida discutible. Da el mensaje que no hay trabajo para todos y hay que repartirlo, con lo desacreditado que está este tipo de mensaje

Se puede crear empleo y empleo para todos. Y no hace falta recurrir a este tipo de medidas a tiempo parcial. ¿Por qué no se bonifica el contrato indefinido a la vez?. Es raro y cuestionable que solo se haga con el a tiempo parcial

Pero dicho esto, el desempleo juvenil, al igual que el femenino, lo que pone de manifiesto son las características de nuestro sistema de relaciones laborales.

En el conjunto de los países europeos hay una ecuación que no falla nunca. En aquellos países más protectores del empleo; más rigidos en la flexibilidad de mercado de trabajo y en la defensa de los derechos de los trabajadores las cotas de desempleo juvenil y femenino son más elevadas. Teóricamente los países menos protectores del empleo, con una regulación mas liberal estas cotas son muy sensiblemente inferiores a las primeras.

Esta reflexión nos debería llevar a la conclusión si esta protección del empleo está sirviendo para algo realmente productivo.

Con los jóvenes suceden también otras cosas; existe un sistema educativo muy poco coordinado con las necesidades del mercado de trabajo. La evolución ha sido deficiente tanto por la calidad de las enseñanzas como de la propia coordinación con su entorno laboral.

Que se diga que tenemos unas de las generaciones mejor formadas en los últimos años es una de las mentiras más grandes escuchadas en la actualidad. A fuerza de repetirse muchos asumen, pero no es así en absoluto. Realmente sus déficits formativos son bastante notables, lo cual no significa que haya jóvenes bien formados porque realmente se ha invertido y gastado mucho en formación y se sigue gastando pero eso no garantiza los resultados que se buscan realmente. Todas las enseñanzas están a la espalda de los mercados.

Mire, le pongo un ejemplo; en cualquier Escuela Técnica Alemana no hay ningún proyecto de investigación que no esté vinculado con alguna empres en concreto. Sin embargo, en nuestro país se investiga mucho y no hay una demanda concreta de ciertos temas que se investigan, sin vinculación empresarial no tiene mucho sentido.

Desde la vertiente laboral se observa que no hay una inserción laboral sencilla para los jóvenes en estos momentos. Hay que buscar por ello una via menos costosa y más flexible que ayude a su inserción laboral. Si queremos proteger a los jóvenes con los mismos derechos de los trabajadores estaremos sin duda penalizando el empleo juvenil.

Algo habrá que hacer en este sentido. En Inglaterra, el Primer Ministro Cameron acaba de lanzar una propuesta con un contrato muy flexible en los dos primeros años y con libertad empresarial de resolución sin ningún costo a posteriori. Se trataría en definitiva, de buscar un incentivo, que ahora no existe, para que las empresas se decidan a contratar a los más jóvenes.

¿Respecto al paro femenino, uno de los más altos de la UE, que nos puede comentar?

En el desempleo femenino se reproducen algunas cuestiones que ya hemos visto en el paro juvenil. Quizás sea uno de los sectores más desprotegidos del mercado del trabajo y de los que más sufre la rigidez del marco legal.

En este contexto también encontramos otra problemática: habría que establecer una seria de medidas que eviten el abandono del mercado de trabajo por parte de las propias mujeres. Que se incentivara su permanencia en ese mercado de trabajo.

Todos estos temas van a necesitar reformas normativas amplias en la línea de otros países europeos aunque también podemos nosotros inventar algunas medidas, porque no siempre debemos estar pendientes de lo que hagan los demás (sonríe).

Aquí el problema que tenemos es de sobreactuación. Creo que nuestro país en algún caso asi ha funcionado respecto a algunas medidas de protección del empleo femenino. Se protege con tanta intensidad que a larga penaliza su presencia e integración en el mercado laboral.

Por todo ello hay que buscar un punto de equilibrio. Las tasas de empleo solo subirán notablemente cuando suba la tasa de empleo femenina. La tasa masculina está más o menos `por la media europea. Lo que sí esta muy baja es la tasa femenina.

El próximo 19 de marzo concluye el paso dado por el Gobierno para que se llegase a un acuerdo en la negociación colectiva ¿Cómo vislumbra su futuro?

Salvo sorpresas de última hora, no parece que vaya a haber un gran acuerdo empresarial sobre este tema de la Reforma de la Negociacion Colectiva aunque ya hemos visto que era complicado conseguir un Pacto de Pensiones y se ha conseguido. Este Pacto soluciona el problema a corto pero no a largo plazo.

Este contexto genera que los males de la negociación colectiva se sigan padeciendo. Esta negociación tiene una gran insensibilidad con la coyuntura económica no permitiendo el ajuste rápido de las empresas a la variación de las circunstancias. Nuestra Ley es rígida pero pese a ello la negociación colectiva también lo es, pese a que se pudiera pensar lo contrario.

Esta rigidez provoca una falta de renovación de los contenidos impresionanente. Es la famosa ultraactividad de los convenios , uno de los temas que se está discutiendo ahora

Que los convenios se renueven automáticamente antes de finalizar su vigencia es lo que esta provocando esta situación de falta de renovación de contenidos de la que estamos hablando

En este sentido seguimos incluso con convenios colectivos cuyo contenido fundamental es de hace varias décadas pese a que la realidad social y emprsarial ha cambiado notablemente.

Todos estos temas están pesando en nuestro sistema de relaciones laborales dificultando la creación de empleo. En este sentido en enero hemos visto un repunte del incremento salarial por encima del cuatro por ciento. Este tema afecta a la inflación; afecta a la competitividad de las empresas españolas y posterga la salida de la crisis

En este marco de la negociación colectiva haría falta una reforma drástica. Si los agentes sociales no son capaces de conseguirla, y me temo que no van a ser capaces, el Gobierno debería resolver sin miedo. Y es que la sociedad española necesita que se le insuflen muchas más dosis de libertad.

No podemos tener un sistema de negociación colectiva donde incluso aparece regulado el lápiz que lleve el apuntador. No puede ser. Hay convenios colectivos que son una especie de tratados de más de cién páginas y esto no tiene ningún sentido. Es el caso del nuevo Convenio Colectivo de los controladores aprobado mediante laudo, como usted sabrá, que se regula al milímetro ciertas situaciones.

En este contexto tan rígido que ha descrito, ¿Cómo cree que se van a desenvolver los agentes de colocación de empleo privados?

Creo que se ha liberalizado este asunto del modo correcto. Es una medida importante y de calado. ¿Cuál es el problema? Que se ha facilitado la intermediación privada en unos momentos donde no se contrata. Producirá efectos cuando el mercado realmente se active.

En relación con las empresas de trabajo temporal se han producido notables avances pero no todos los que se esperaban. Como figura dinamizadora del mercado de trabajo pueden hacer más cosas de las que se ha previsto tal y como pasa en otros países. Aquí su role está muy limitado por la propia ley.

Por último en este contexto de crisis,¿ no cree que ha llegado el momento también que el Gobierno fomente el autoempleo con un marco legislativo propio para ello?

Creo que si, que es el momento. Vivimos una sociedad donde se ha fomentado mucho la cultura del trabajo asalariado. Ha llegado el momento de fomentar las vocaciones emprendedoras tanto mentalmente como culturalmente. Eso supondría revisar el entorno actual incluídas las propias enseñanzas universitarias, además de crear un marco legal y laboral más favorable a los emprendedores.

Se trataría de fomentar el autoempleo de tal manera que el emprendedor luego se convirtiera en empresario con trabajadores a sus servicios. Esto exige un marco normativo diferente al que tienen en la actualidad las pequeñas y medianas empresas. No pueden estar sujetas, como lo están, al mismo marco normativo que las grandes empresas con ligeros matices.

Habría por ello que establecer un marco más agil, desde el punto de vista administrativo y agilizar la creación de empresas en nuestro país, aun muy burocratizado. También tendría que aligerarse su estructura fiscal

Estas empresas pueden tener una gran capacidad de creación de empleo tienen que tener una exención casi total del ordenamiento laboral. Debería regir en ellas el principio de la contratación civil porque los costes laborales no se pueden imponer a pequeñas unidades productivas.

Una de las enseñanzas de esta crisis es que en determinados sectores la contratación laboral tal y como está no está bien regulada. Es el caso de los arquitectos que contrataron años atrás a muchos técnicos. Ahora, con la crisis han tenido que prescindir de ellos siguiendo las pautas del ordenamiento laboral general. ¿Cuál es la consecuencia de todo esto? Que ahora los arquitectos en su vida se plantearán hacer más contratos laborales. Esta es una reflexión que debemos hacer seriamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.