El tribunal revocó un sentencia pronunciada en 2005 por la Audiencia Provincial de Gera, que había multado a un hombre por tener cien camisetas con la inscripción ‘Blood & Honour’, nombre que lleva también una organización neonazi prohibida y que nace de la consigna de las juventudes hitlerianas ‘Blut Und Ehre’ (sangre y honor).

Los magistrados subrayaron que si bien el nombre es idéntico al de una organización prohibida, la connotación nazi la da fundamentalmente el idioma y no únicamente el contenido.

La traducción a otro idioma tiene un «efecto de alienación» que por ese motivo no puede entrar en la tipificación penal.

El presidente de la cámara, Jörg Peter Becker, reconoció que el tribunal es consciente de que la sentencia es favorable a los círculos ultraderechistas, pero subrayó que para erradicar la ideología del nacionalsocialismo hace falta algo más que el código penal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.