Este descenso del 10,5% se sitúa como el más pronunciado entre los países de la eurozona, donde se registró un descenso del 3,3% en el número de entidades financieras, hasta 8.076 instituciones.

De hecho, España fue responsable del cierre del 18,2% de las entidades que desaparecieron en la zona euro.

Desde la introducción del euro, el número de entidades financieras en España bajó un 29,8%, por detrás de las caídas del 54,3% en Países Bajos, del 38,5% en Alemania, y del 33% en Francia.
En el conjunto de la zona euro el retroceso desde 1999 fue del 18,1%.

Desde el punto de vista de la estructura de las entidades financieras en la zona euro, el 80% de las mismas correspondía a instituciones de crédito (bancos comerciales, cajas de ahorros, uniones de crédito o bancos postales), mientras que el 19,8% eran fondos del mercado monetario, y los bancos centrales (17 entidades al incluir el BCE) y otras entidades sólo representaban el 0,2% del total.

En el conjunto de la Unión Europea, la cifra de entidades financieras monetarias alcanzó en enero las 10.192 instituciones, un 2,7% menos que hace un año.

La estructura de estas entidades en la UE corresponde en un 82% a instituciones de crédito, mientras un 17,2% son fondos del mercado monetario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.