“Hablar de las regulaciones de empleo de forma generalizada no es posible. Cada país dispone de una legislación específica sobre este asunto. Sin embargo, creo que el modelo inglés es al que deberíamos tender en nuestro país; una actividad libre donde los sindicatos hacen el papel de control y el papel del juez se circunscribe en el caso que exista alguna irregularidad. “Así se expresa Fernando Vizcaíno, socio director del área laboral de Jiménez de Parga, uno de los principales despachos líderes en la gestión de ERES, junto con Garrigues, Cuatrecasas y KPMG en la actualidad.. “Creo que el momento actual que vivimos debe servir para reflexionar sobre lo que tenemos que hacer”, comenta. “Es el momento que la sociedad española cambie de mentalidad, tanto en relación al trabajo, que ya no es para toda la vida, como en su concepto de desempleo: no se trata de que agotes tu prestación sino que te incorpores al mercado con celeridad”, subraya.

Fernando Vízcaino, profundo conocedor de la legislación laboral europea, no elude ningún tema pese a lo espinoso que sea. “Procuro ser coherente y mantener mi opinión en todos los foros en los que intervengo”, comenta con una sonrisa. Accedió amablemente a ser entrevistado por DIARIOJURIDICO para explicar el fenómeno de los EREs pero inevitablemente surge la reforma laboral; sus efectos y la situación por la que pasa nuestro país:” Siempre les comento a mis clientes que un expediente de regulación de empleo tiene tres patas específicas: una legal, representada por los abogados que lo llevan, otra de economistas que sepan de cuentas porque muchos de los eres tienen que ver con las pérdidas en esta situación de crisis. Es un apoyo importante a nuestra labor porque no siempre dominamos estos temas. La tercera, la comunicación es clave en estos procesos, al igual que poder contar con equipos de consultores y psicólogos para los trabajadores”.

Jiménez de Parga Abogados es un despacho medio con origen en Barcelona que supo desarrollar su crecimiento alrededor de dos grandes ciudades, Madrid y la propia Barcelona. Nuestro interlocutor se muestra muy satisfecho de la integración que hace dos años realizó de su bufete Estudio Jurídico Vizcaíno Casas, boutique laboral, en la propia firma Jiménez de Parga: “Creo que era un movimiento natural que teníamos que asumir”, explica. Y la operación fue buena para ambas partes, como así lo demuestran los resultados logrados hasta la fecha”. Bajo su dirección una docena de profesionales componen el área laboral de esta firma española que creció el año pasado alrededor del 16 por cien en unos momentos complicados donde “ya estamos viendo como abogados de otras firmas más grandes que la nuestra se dirigen a nosotros para integrarse en nuestra organización. Y es que el sector legal también sufre una importante reconversión”.

Fernando Vizcaíno de Sas es madrileño, nacido en 1958, cursó estudios de Derecho en la Universidad Autónoma (Colegio Universitario Luis Vives) concluyendo su licenciatura en el CEU en 1980.Desde 1981, se dedica al ejercicio profesional en el Asesoramiento Laboral de Empresas, primero como como Socio-Director del ESTUDIO JURÍDICO VIZCAÍNO CASAS, y en la actualidad como Director del Departamento de Laboral de JIMÉNEZ DE PARGA ABOGADOS.

Ha destacado como uno de los Abogados expertos en la defensa de las Grandes Compañías ante los Tribunales, negociación colectiva y ajustes de personal. Profesor de clara vocación profesional, dirigió el Centro de Estudios del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Participó en la creación de la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Europea de Madrid (CES), Universidad de la que fue miembro del Consejo Escolar e imparte clases en diversos MBA, entre ellos como profesor de laboral en el de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX).

Conferenciante habitual en materias relacionadas con el Derecho Laboral, colabora en diversas publicaciones con ensayos y artículos, habiendo escrito el tratado general de vulgarización de esta materia “Tengo un problema laboral, ¿Qúe puedo hacer?”. Con la Editorial Temas de Hoy (1997). Igualmente es contertulio habitual en programas de televisión y articulista en los principales periódicos de España.Desde el punto de vista profesional pertenece a las organizaciones profesionales FORELAB y EELA desde sus inicios.

¿Podría explicarnos el contexto donde se desenvuelven los ERES en nuestro país?

Desgraciadamente los expedientes de regulación de empleo el problema que han tenido en España sigue existiendo. En nuestro país el ERE es un expediente administrativo; se tramita ante la administración, general o autonómica. Necesita un acuerdo con los sindicatos o una autorización administrativa

Se dijo cuando se puso en marcha la reforma laboral y las leyes que la pusieron en marcha que se iba a trabajar en suprimir la autorización administrativa. Que esa propia autorización no fue excesivamente vinculante y en la posterior impugnación de los expedientes de regulación de empleo para que no se judicializase el proceso posterior al propio expediente

Nada de eso ha ocurrido. Por eso seguimos con unos expedientes de regulación de empleo decimonónicos, sometidas a unas administraciones públicas que cada una tiene su criterio y que al final nos obliga, y es el consejo que les damos a nuestros clientes es el de pacte usted con los sindicatos porque de lo contrario tendrá muy difícil esa aprobación, de lo contrario iria a un procedimiento judicial larguísimo, poco seguro y con criterios poco claros

Por todo ello se fomenta en España el pacto con los sindicatos que tiene sus pros y sus contras porque hoy en dia casi
todos los expedientes de regulación de empleo intentamos pactarlos con ellos

¿Cómo valora que el uso de estos ERES suponga en la actualidad el 16% de la actividad del mercado laboral?

Curiosamente los expedientes de regulación de empleo se están incrementando. Uno esperaba que casi a los tres años de
la crisis mundial que nos acecha que empezara a reducirse todo lo relacionado con los cierres de empresas; despidos o reducciones de jornada.

En estos momentos en el primer trimestre de este año ha aumentado de forma notable el número de expedientes de regulación de empleo respecto al mismo periodo del año del 2010. La evolución que se prevé es que a lo largo de este año haya más incremento que en el pasado ejercicio, lo cual es tremendo si tenemos en cuenta como está el tejido laboral

No se reduce el desempleo ni el número de empresas que cierran; no se crea ni empleo ni trabajo en ningún sitio, con lo cual aquí algo falla. Entre medias tenemos una Reforma laboral aprobada por Ley 35/2010;también diferentes medidas del Gobierno desarrolladas en distintos decretos leyes que deberían frenar esta sangría. Desgraciadamente no están funcionando.

¿Por qué la reforma laboral no ha frenado estos cierres de empresa y despidos que usted comenta?

Creo que la reforma laboral nació mal. Todo lo que nace mal casi siempre acaba mal. La reforma laboral debía haber sido un pacto tripartito entres los agentes sociales; sindicato, patronal y Gobierno, No fue posible ese pacto, situación que provocó en su momento la caída del presidente de CEOE por enfrentarse al Gobierno y no querer cerrar un pacto a cualquier precio

Hubo por ello que legislar y la legislación fue de urgencia como el Real Decreto de julio del 2010. Son medidas provisionales que tienden a tapar agujeros. Cuando se tramitó como Ley en el Parlamento se introdujeron una serie de enmiendas a la reforma laboral que cambiaron aquellos aspectos que pudieran ser positivos

Por presión de sindicatos o por lo que sea se cambiaron las causas de introducción del expediente de regulación de empleo y de los despidos objetivos que se habían liberalizado un poco. En ese Real Decreto se comentaba que las empresas que estuvieran en una situación económica negativa, terminología algo liberal, en trámite parlamentario se volvió a cambiar y poner trabas para acreditar esas pérdidas

Además, al firmarse el Acuerdo Económico Social que coincidió con la llegada de la señora Merkel ya anunció el Gobierno, todavía no lo ha desarrollado, que iba a ampliar aún mas las condiciones de los despidos objetivos. Al final adviertes que los despidos objetivos son eres individuales

Creo al final que la propia reforma laboral es muy política, sacada de forma coyuntural y con prisas y urgencia. Realmente no es el cambio: se trata de meter el cuchillo a fondo que es lo que necesita la legislación española. Nuestra legislación, la parte más avanzada proviene del franquismo; las primeras reformas las realizo Fernando Suárez cuando fue Ministro de Trabajo, luego más tarde, en democracia llegaría el Estatuto de los Trabajadores que fue una norma muy avanzada para su momento y que tuvo tres reformas

En la actualidad se necesita de nuevo una reforma del propio Estatuto, de la justicia laboral que empieza a colapsarse; del propio Sistema de Seguridad Social; de la propia negociación colectiva. En este campo desde Europa se nos ha dicho que no se indexe los salarios al ipc de forma automática. Todo esto hay que hacerlo ya. Lo teníamos que haberlo hecho hace tiempo. Y si no lo hacemos los parches que pongamos no valdrán para nada

¿Comparte con algunos colegas suyos el criterio que los ERES son actividades de poca transparencia de ahí que a veces pierdan también efectividad?

Mas que transparencia hablaría de egoísmo. Los abogados laboralistas y los sindicatos somos como unos niños mimados que tenemos unos juguetes y no queremos compartirlos con los vecinos. Llevamos los procedimientos de eres con un secretismo como si fuera un arcano que no debe conocer nadie.

Creo que esta actitud no es buena. Luego da lugar a abusos y que surjan situaciones como la que se vive en Andalucía y que luego hablaremos de ella. Me parece un error. Los sindicatos prefieren que no haya ruido y que los temas se solucionen entre nosotros

Siempre les comento a mis clientes que un expediente de regulación de empleo tiene tres patas específicas: una legal, representada por los abogados que lo llevan, otra de economistas que sepan de cuentas porque muchos de los eres tienen que ver con las pérdidas en esta situación de crisis. Es un apoyo importante a nuestra labor porque no siempre dominamos estos temas.

Y la tercera pata que es la comunicación; la labor de los gabinetes de comunicación en expedientes que afecten a
mucha gente son importantes. Y dentro de ellos siempre recomiendo apoyo psicológico a los trabajadores, así como de consultores y formadores. Siempre fui defensor que en los eres se pusieran en marcha procedimientos de outplacement de forma obligatoria al igual que existe en Francia. No podemos olvidar que un ere es una operación muy traumática donde al final entran más médicos del que tiene que operar

Desgraciadamente no existe esa cultura en España. El propio cliente lo ve como un problema y un coste. Los primeros que te dicen que le entregues el dinero a los trabajadores antes de entrar en un eres son los propios sindicatos. Prefieren el importe del propio procedimiento de outplacement para llegar a un acuerdo antes. Este es el perverso sistema que estamos construyendo.

En este sistema perverso que comenta sigue siendo más sencillo despedir a un trabajador que recolocarlo en su empresa

Es cierto. Es más fácil despedir que trasladar a un trabajador. He realizado expedientes que suponía trasladar una fábrica de Madrid a Barcelona y al final supuso despedir a doscientas personas. De hecho de estas doscientas personas nadie quería ir a Barcelona. También situación similar he vivido entre Madrid y Valladolid donde los trabajadores prefirieron ser despedidos a trabajar en otra ciudad.

Con el nivel de desempleo que hay en España hay un mercado negro muy importante de lo contrario la estabilidad del país no aguantaría. Te encuentras con fenómenos de esos donde te dicen que déme el dinero, me voy al desempleo; hago unas chapuzas y asi vivo. No nos vamos a rasgar las vestiduras estas situaciones existen. Si hay que combatirlas y dejar claro que a ese juego no participas. Este país tiene esas cosas

ERES Y SU APLICACIÓN PRACTICA

La conversación entra en temas de alto calado. Hablamos del ERE de Telefónica y su repercusión en los medios; de las medidas impuestas desde el Ministerio de Trabajo para penalizar a las empresas en beneficios que realicen estas prácticas. También abordamos el asunto espinoso de Andalucía donde supuestamente hay un fraude en la regulación de determinados Eres: “Andalucía es un síntoma importante y terminal que en nuestro país el despido aun no se ha liberalizado. Creo que da miedo liberalizar el despido. Siempre se dice en nuestro país que el despido es libre pero muy caro. Sin embargo esto es algo cínico porque según la legislación vigente el despido no es libre”, afirma .

Desde su visión de privilegiado la liberalización del despido podría frenar el crecimiento de los Eres y evitar situaciones dramáticas: “El drama que hay hoy no es que te echen. El drama es si te echan a dónde vas. Lo hemos visto en el sector financiero d cajas de ahorros y bancos. Ahí encontramos gente con buen sueldo y nivel profesional que luego no sabe donde ir. Probablemente un puesto similar en la banca no lo va a encontrar. Tiene por ello que cambiar de sector lo cual es complicado” Vizcaíno recuerda que hace poco hubo una encuesta entre padres y madres españolas y el 65% quería que sus hijos fueran funcionarios y el resto quería que trabajasen sus hijos en un banco que es lo más parecido a ser funcionario.” Esa mentalidad española, o la rompemos o lo tendremos muy complicado”

¿Cómo les explicamos a los ciudadanos que empresas que nada en beneficios como Telefónica impulsen expedientes de regulación de empleo?

Se explica mal. La única explicación es la que ha dado Telefónica. También es verdad que el propio Gobierno señaló que podría legislar contra ese ere caso que la empresa hiciera cosas raras. Telefónica ha reaccionado bien diciendo, no te preocupes que lo pago yo. No voy a jugar ni con subsidios de desempleo o prestaciones de la Seguridad Social

Dicho lo cual esa no es una explicación satisfactoria cuando se filtran las cifras que se están conociendo. Se habla que una persona puede recibir de media entre trescientos y cuatrocientos mil euros en un momento como el que pasa nuestro país, uno puede llegar a pensar, porque no seré yo trabajador de Telefónica.

Y eso que tenemos autorización administrativa para este tipo de expedientes, de lo contrario ya se hubiera hecho efectivo…

Lo que sucede es que lo van a hacer por acuerdo con los trabajadores. Solo lo van a someter a homologación. En los expedientes de regulación de empleo hay dos situaciones; si no llegas a un acuerdo necesitas autorización de la administración; si lo consigues se homologa el acuerdo.

Se homologará. Es muy posible que ya esté hecho; seguramente esté medio acordado y pactado. De todas formas con el revuelo formado se ha metido en el congelador y es posible que tras las elecciones se rubrique ya.

¿Le parecen oportunas las medidas aprobadas hoy por Trabajo para penalizar a estas empresas que realicen los Eres si tienen beneficios?

Esta medida me parece bien, pero creo que es cínica. Lo que habría que hacer es liberalizar el mercado de tal forma que las empresas con sus trabajadores sin necesidad de la Administración y sin sometimiento luego a unos pleitos terribles, lleguen a acuerdos y sean palabra de Dios para todo el mundo.

Sino se liberaliza ese entorno lo que es un poco cínico que tengas que venir a Papa Estado para recibir su bendición. Es igual que la medida de los 420 euros. Creo que estas medidas son regulares pero puestas en contexto, según dicen los cursis, son excesivamente cínicas y algo electoralistas. Sino estuviéramos a un mes de las elecciones y hubiera pasado el tema de Telefónica el Ministerio de Trabajo no saca esta medida.

Habla de que somos un país intervencionista pero ahí tenemos un caso en Andalucia también con Eres con posible fraude…

Es algo que viene de esa intervención. Como necesitas mi aprobación yo aprovecho para meter a mis amigos que ni siquiera han trabajado en tu empresa y sino no te apruebo el expediente es un fenómeno de esa situación.

Este asunto es vergonzoso; hay una connotación de muchos implicados; sindicatos, administración; los propios empresarios. Son cosas que no se explican muy bien y se ha vuelto a levantar la polémica sobre si los sindicatos cobran. Los sindicatos claro que cobran en estos procedimientos, siempre reclaman la parte de los profesionales que han intervenido en estos expedientes. Normalmente se suele pactar que lo pague la empresa asi no lo tiene que pagar los propios trabajadores el coste de abogados y economistas que han intervenido en este proceso. Eso es lo habitual, pero cuando se hace bajo cuerda y debajo de la mesa no es lo correcto.

Andalucia es un síntoma importante y terminal que en nuestro país el despido aun no se ha liberalizado. Creo que da miedo liberalizar el despido. Siempre se dice en nuestro país que el despido es libre pero muy caro. Sin embargo esto es algo cínico porque según la legislación vigente el despido no es libre

Deberíamos empezar a quitar todas estas intervenciones de la administración pública en cosas que no tienen sentido. Ahora parece que se va a reformar el expediente de regulación de empleo en via contencioso administrativa. Se trata de impugnar un acto administrativo y no ir a la jurisdicción social. Se trata de una reforma inmediata que se pondrá en marcha. Esto parece absurdo si tenemos una legislación específica para el Derecho del Trabajo. Sería absurdo que los Eres se tramitasen ante lo contencioso administrativo

Esto puede generar importantes disfunciones. Si en el procedimiento laboral dura cerca de un año en todas las instancias, en el contencioso puede llegar a durar diez. Por eso los propios trabajadores se pensarán mucho impugnar en esta nueva situación. También a las empresas les interesará llegar a un acuerdo para evitar que cualquier sentencia genere algún efecto en los próximos diez años.

Con la liberalización del despido que comenta ¿se reduciría el cierre de empresas y la puesta en marcha de ERES?

Probablemente si. Con el tema de los eres se ha hecho una limpieza un poco más de lo necesario. No es verdad que los empresarios despida por despedir. Nadie es tanto de despedir a quien necesita o de desperdiciar a un buen trabajador.
Pero si es verdad que se ha intentado estirar la goma hasta casi un punto de ruptura, lo cual es lógico, humano y políticamente correcto. Por lo tanto creo que estamos viviendo un momento de excesivos Eres
Si no fuera tan complicado el tema del despido, por lo menos dejaría de ser noticia. No se producirían fenómenos de despidos masivos. Todo se haría de forma escalonada y una organización de la producción más lógica. Probablemente habría mas movilidad en el mercado de trabajo.

El drama que hay hoy no es que te echen. El drama es si te echan a dónde vas. Lo hemos visto en el sector financiero d cajas de ahorros y bancos. Ahí encontramos gente con buen sueldo y nivel profesional que luego no sabe donde ir. Probablemente un puesto similar en la banca no lo va a encontrar. Tiene por ello que cambiar de sector lo cual es complicado. En este país tenemos una gran carencia en formación. Esta dinámica perversa es lo que habría que romper de la funcionalización de las personas. Hace poco hubo una encuesta entre padres y madres españolas y el 65% quería que sus hijos fueran funcionarios y el resto quería que trabajasen sus hijos en un banco que es lo más parecido a ser funcionario. Esa mentalidad española la rompemos o lo tendremos muy complicado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.