El próximo jueves 12 de enero tendrá lugar la sesión del Foro de Arbitraje y Litigación Internacional sobre “embargo transfronterizo de cuentas bancarias”, organizado por la Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa (FIDE). El evento tendrá lugar en la sede de la Fundación (Calle Serrano 26, Madrid) de 14.00 a 16.30h, con un tentempié informal en los primeros 30 minutos.

En cuanto a los ponentes, intervendrán inicialmente David Vilas Alvarez, Abogado del Estado-Jefe y Servicio Jurídico Regional de la AEAT en Galicia y Javier Rodríguez Pellitero, Jefe de la Asesoría Jurídica, Asociación Española de Banca (AEB). Por su parte, la sesión estará moderada por Iván Heredia Cervantes, Subdirector General del Notariado y de los Registros y profesor titular de Derecho Internacional privado de la Universidad Autónoma de Madrid.

El objeto de la sesión es difundir la evolución del proceso de elaboración del proyecto de Reglamento Comunitario de retención transfronteriza de cuentas bancarias así como realizar una valoración de las consecuencias jurídicas, tanto teóricas como prácticas, que una orden europea de retención de cuentas pueda tener, tanto sobre la justicia cautelar civil y mercantil como sobre las obligaciones de información de las entidades crediticias.

Una situación costosa en tiempo y dinero

En este sentido, la Comisión Europea ya alertó hace algunos meses de que la situación actual en los 27 Estados miembros “es tan complicada desde el punto de vista jurídico como costosa en tiempo y dinero”. Según la Comisión, aproximadamente un millón de pequeñas empresas tienen problemas con las deudas transfronterizas, y cada año se cancelan innecesariamente deudas por un valor de hasta 600 millones EUR puesto que las empresas se arredran ante la perspectiva de entablar pleitos onerosos y embrollados en el extranjero. Por eso la CE propuso una iniciativa legislativa para facilitar el cobro de deudas transfronterizas tanto a los ciudadanos como a las empresas.

El Reglamento crearía una orden europea de embargo de cuentas que permitiría a los acreedores bloquear el importe debido en la cuenta bancaria del deudor. Semejante orden puede tener una importancia crucial en los procedimientos de recuperación de deudas al impedir a los deudores retirar o liquidar sus activos durante el tiempo que se tarda en obtener y ejecutar una sentencia en cuanto al fondo además de aumentar las perspectivas de cobrar las deudas transfronterizas.

Según lo previsto, la nueva orden europea permitirá a los acreedores bloquear los fondos en cuentas bancarias en idénticas condiciones en todos los Estados miembros de la UE. Un dato importante es que no se introducirán cambios en los sistemas nacionales de embargo de fondos; la Comisión se limita a añadir un procedimiento europeo al que los acreedores pueden recurrir para cobrar sus deudas en otros Estados miembros de la UE. Para percibir efectivamente el dinero, el acreedor deberá obtener sentencia firme a su favor conforme a la legislación nacional o mediante un procedimiento europeo simplificado como el proceso europeo de escasa cuantía.

Procedimiento cautelar y unilateral

Según informó la Comisión, los acreedores podrán recurrir a la orden europea de embargo de cuentas como alternativa a los instrumentos contemplados por la legislación nacional. Tendrá carácter cautelar, lo que significa que se limitará a bloquear la cuenta del deudor pero no entrañará el pago del dinero al acreedor. Además, este instrumento solo se aplicará a los casos transfronterizos.

La orden europea de embargo de cuentas se emitirá mediante un procedimiento unilateral –es decir, sin que el deudor tenga conocimiento de ello–, con el consiguiente «efecto sorpresa». El instrumento consta de una serie de normas comunes sobre la competencia, las condiciones y el procedimiento de emisión de la orden; una orden de divulgación relativa a las cuentas bancarias; directrices de ejecución por parte de los tribunales y las autoridades nacionales, además de vías de recurso para el deudor y otros elementos de defensa de la parte demandada.

La conferencia, organizada por Fide, está dirigida por Ignacio Díez-Picazo, Catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Complutense de Madrid, abogado y socio de Herbert Smith; Carlos Espósito, Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad Autónoma de Madrid y Francisco Garcimartín, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Autónoma de Madrid y consultor de Linklaters SL.

La sesión va dirigida a aquellos profesionales que por el trabajo que desarrollan tienen interés en la materia a tratar, pueden acreditar experiencia y conocimiento práctico de la misma y están interesados en participar activamente en el debate que sobre cada materia plantea el correspondiente título de la sesión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.