El proyecto de la Fundación Solventia promoverá la creación de una escuela de arbitraje internacional que será referente en Iberoamérica y la cuenca del Pacífico

Esta iniciativa, dirigida a los profesionales del derecho, desarrollará un proceso de formación que hará de Colombia uno de los epicentros de formación arbitral en Iberoamérica.

“Con luz propia, Colombia destaca, no sólo por su magnífica posición geopolítica, sino por la apuesta decidida de sus instituciones por el arbitraje” explicó durante la presentación Conrado Truan, presidente de la Fundación Solventia y socio fundador del despacho Díaz-Bastien & Truan Abogados.

Este programa de especialización, en el que también colaboran la Asociación Europea de Arbitraje (AEADE), la Unión Internacional de Abogados (UIA) y el Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya; se propondrá dentro de la oferta formativa del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá, el más antiguo de Iberoamérica.

“Esta formación contará con los mejores profesores europeos y latinoamericanos en arbitraje internacional, quienes prepararán a los profesionales del derecho, colombianos y del resto de la región, en la especialización de esta práctica para afrontar cualquier caso de arbitraje tanto en Latinoamérica como en los países de la cuenca del Pacífico”, detalló en la presentación Rafael Bernal, Director del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá.

La creación del centro de formación de arbitraje internacional impulsará la constitución de una corte internacional de referencia en el continente latinoamericano.

“Todo ello se ve reforzado por el clima de seguridad jurídica que reina en Colombia, muy superior a otras naciones de su entorno, lo que permitirá a Bogotá situarse en escaso tiempo en la cúspide de las sedes arbitrales de mayor importancia a nivel internacional”, detalló Conrado Truan.

A través de este centro se promoverá los mecanismos alternativos de resolución pacífica de controversias, como medios eficaces para el fortalecimiento de los sistemas jurídicos de los países latinoamericanos y facilitadores del proceso de integración regional.

“La Fundación Solventia contribuye al desarrollo social, político y económico de los países iberoamericanos estimulando la formación especializada en todos los niveles, de ahí nuestra implicación en este proyecto”, enfatizó el presidente de la entidad.

En el acto también participaron el presidente de la AEADE, Juan Ignacio Barrero, quien subrayó el compromiso de AEADE con esta iniciativa. “Pondremos todo a disposición para que la escuela sea una referencia en Iberoamérica”, señaló.

Por su parte, Germán Jaramillo, representante para Europa de la CAF, subrayó que este proyecto “sirve para dar una seguridad jurídica para todos los negocios y conseguir una resolución más ágil de todos los conflictos”. Por otro lado, Nazario Oleaga, decano del Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya, subrayó el compromiso de la entidad vizcaína en la formación “un Colegio especializado en este ámbito y de ahí que nos hayamos involucrado en este proyecto”.

Asimismo, Augusto García, encargado de Negocios de la Embajada de Colombia en España, también apoyó con su presencia esta iniciativa formativa. Junto a él, también asistieron al acto diversos miembros del cuerpo diplomático colombiano, así como abogados, socios de entidades de arbitraje y representantes del sector.

La primera fase de los quince meses de formación contará con la participación de un profesorado constituido por miembros del despacho Díaz-Bastien & Truan Abogados, especialista en arbitraje; árbitros internacionales de renombre y un grupo de 60 profesionales del derecho de diferentes nacionalidades latinoamericanas. Este equipo se organizará en tres paneles internacionales (de 20 alumnos cada uno) atendiendo a criterios de formación eminentemente práctica.

“El objetivo es preparar un grupo de árbitros latinoamericanos, pero con base en nuestro centro. Durante el 2010 se darán tres módulos de capacitación en los que la mitad de los alumnos serán colombianos y la otra mitad del resto de Latinoamérica. Al final del año dispondremos de un buen grupo de profesionales preparados para los procesos de arbitraje”, explica con detalle Rafael Bernal.

Este proyecto brindará la oportunidad de generar espacios de debate y reflexión sobre los métodos alternativos de resolución de conflictos en diversos ámbitos. El alumnado pasará a formar parte de una red de abogados especializada que promoverá el arbitraje internacional en Colombia hacia el resto de Iberoamérica y la cuenca del Pacífico, generando espacios que permitan la consolidación de las relaciones entre los ciudadanos de los países participantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.