En su intervención en un desayuno organizado por Entorno Aragonex, Berenguer ha advertido de que si las comunidades autónomas «siguen manteniendo el modelo actual de banca pública, harán desaparecer las cajas.

El presidente de la CNC ha anunciado que este organismo publicará próximamente un nuevo informe sobre ayudas públicas, que en esta ocasión analizará las otorgadas al sistema financiero.

Ha reconocido que, en principio, toda ayuda pública puede suponer una distorsión a la competencia, pero no se trata de un principio absoluto y hay que estudiar si está justificada, es necesaria dado el contexto y se trata de un apoyo proporcionado.

Hay que buscar el sistema para que las ayudas públicas, ha dicho, sean lo menos dañinas posibles y conlleven la «penitencia» de restringir el tamaño de la compañía o entidad beneficiada.

Berenguer también ha recordado que, en otros países, las ayudas al sistema financiero motivaron «ciertas quejas» porque después se permitía a las entidades una captación de pasivo «muy agresiva» con ventajas competitivas sobre otras entidades, de ahí la necesidad de condicionar la ayuda a una limitación del negocio.

En su opinión, las restricciones impuestas por la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, «han permitido restablecer en buena medida el equilibrio».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.