Reunión de trabajo entre  el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, con el presidente del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Carlos Carnicer, y con los cien consejeros del Pleno del Consejo, compuesto por los decanos de los Colegios de Abogados, presidentes de los Consejos Autonómicos de Colegios de Abogados y los consejeros electivos del CGAE.  Durante esta comparecencia que tuvo lugar en la tarde noche de este jueves,  en la sede del Consejo General de la Abogacía, , y al que también asistieron el subsecretario del Ministerio, Juan Bravo, y la directora del Gabinete del ministro, Cristina Coto, Gallardón quiso compartir con los representantes de los abogados los proyectos del Ministerio para lograr una transformación de la Justicia. (Foto de Alberto Serrano)

Según se ha podido saber de lo acontecido de esta reunión, hubo mucha curiosidad por parte de los asistentes a la misma, por conocer, por boca del Ministro sus planes sobre sus planes de cara a  la modernización de nuestro sistema de justicia. Ante la insostenibilidad del actual sistema judicial, el ministro defendió la búsqueda de soluciones de forma conjunta, pero siempre garantizando la tutela judicial efectiva y reiteró, como ya hizo recientemente en Barcelona, en el acto de entrega de los despachos a la última promoción de futuros jueces,  que la modernización de la Justicia no se podrá hacer sin los abogados.

Respecto a la aplicación de la Ley de Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador, el ministro coincidió con la abogacía en que sólo con la licenciatura no hay formación suficiente para ejercer como abogado. Defendió su propuesta para que los alumnos matriculados en Derecho en 2006 queden exentos de realizar el curso de postgrado.

Cambios en el Turno de oficio

El ministro aseguró que iba a seguir confiando a los Colegios de Abogados la gestión del Servicio de Justicia Gratuita y trasladó a los asistentes la necesidad de racionalizar y homogeneizar criterios en la asignación de este derecho constitucional al acceso a la tutela judicial efectiva.

Gallardón, quien reconoció expresamente los avances tecnológicos de la Abogacía, mostró su apuesta por el expediente judicial electrónico y su compromiso por hacer compatibles todos los sistemas electrónicos de las distintas administraciones públicas con competencias en Justicia. Reconoció que el CGAE tiene que estar integrado en esta compatibilidad asegurando que la abogacía ya había anticipado este recorrido y la Administración tiene que tener en cuenta este trabajo.

 Soluciones extrajudiciales, útiles

Otro de los aspectos abordados por el ministro fue la puesta en marcha de medidas para potenciar las soluciones extrajudiciales. Aseguró que los letrados seguirán interviniendo en los divorcios, tanto si se resuelven ante un juez como si se tramitan ante un notario.

Ruiz-Gallardón también trasladó a la Abogacía su compromiso para que la Justicia sea un factor de competitividad y evitar que millones de euros queden paralizados en procedimientos judiciales, sobre todo en asuntos mercantiles, durante el mes de agosto.

El ministro propuso buscar entre todos un sistema que evite perjuicios para las empresas, por demoras en alcanzar la justicia, y garantizar a los inversores extranjeros que la actividad judicial civil tiene una respuesta por parte de los tribunales.

Finalmente, Gallardón aseguró que los abogados no sólo deben ser meros colaboradores de la Justicia, sino auténticos cómplices para buscar parámetros de eficiencia en el funcionamiento de la Administración judicial. Defendió su compromiso para reducir la litigiosidad judicial, buscar mecanismos de resolución alternativos al judicial y “pretendo hacerlo con los abogados”, concluyó el ministro

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.