El director General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, Miguel Ángel García Martín destacó ayer “que la RSE debe comenzar en la política de personal y de gestión de recursos humanos de las empresas.” Estas declaraciones las ha efectuado en su intervención en el tercer Congreso Nacional RSE, en Zaragoza que concluye hoy viernes y que ha reunido a expertos y profesionales del sector.

Zaragoza se ha convertido, un año más, en el gran punto de encuentro dela Responsabilidad Social Empresarial gracias a la celebración del 3º Congreso Nacional de RSE, una cita que se ha consolidado como foro de referencia en esta materia. En esta edición, ha vuelto a reunir a los mayores expertos procedentes tanto del ámbito de la empresa privada como de las administraciones públicas, medios de comunicación, ONG y organizaciones empresariales.

Bajo el eslogan “RSE es competitividad. Una oportunidad para la empresa”, el congreso ha mantenido un carácter eminentemente práctico y una orientación a la pyme. Los asistentes han conocido las últimas tendencias y políticas de aplicación de esta herramienta de mano de profesionales de la talla del director general de Trabajo Autónomo, dela Economía Socialy dela Responsabilidad Socialde las Empresas, Miguel Ángel García Martín, o el director general de Comunicación, Marketing Corporativo y Estudios del Banco Santander, Juan Manuel Cendoya.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, fue el encargado de inaugurar un acto que también contará con la presencia del Justicia de Aragón, Fernando García Vicente; el presidente de Bantierra, José Antonio Alayeto; el presidente dela Fundación SanEzequiel Moreno, Ángel Adiego, y el presidente del Comité Científico 3º Congreso Nacional RSE, Víctor Alcalde, y que tuvo lugar este jueves, 24 de mayo, a las 9.30 horas en la sede de Bantierra.

Perspectiva de la RSE

 

García Martín afirmó que la RSE debe abordarse desde una triple vertiente: la de las propias empresas, la de los trabajadores que la integran y la de la propia administración, “ya que la suma de esfuerzos se encuentra la clave para que se posicionen bien en los mercados, sean más competitivas y se conviertan en el verdadero cambio que nuestro país tanto necesita”.

 

Para el propio Director Gnal del Autónomo y de la Economía Social,  los datos demuestran que es posible conjugar rentabilidad económica con rentabilidad social en un binomio RSE/mejora de la productividad, en el que la “responsabilidad social debe comenzar en la propia gestión de los recursos humanos y en la política de personal de la empresa”. Y, añadió que “no hay que olvidar en este sentido que el principal activo con el que cuentan las empresas es precisamente las personas que las conforman”.

 

Pero también hizo referencia al papel que, junto a los trabajadores, deben jugar las empresas y la Administración, para lograr que el mayor número posible de ellas se sumen al concepto de empresa social. Para lograr que las empresas y los trabajadores sean más productivos y competitivos es responsabilidad del gobierno crear un marco laboral, favorecer la integración laboral y mejorar la formación y la empleabilidad.

 

Precisamente, subrayó García Martín, para cumplir estos objetivos el Gobierno ha puesto en marcha una reforma laboral que sienta las bases para que el crecimiento económico se traduzca en creación de empleo estable y de calidad y el desarrollo de empresas competitivas. E indicó, que desde los poderes públicos se puede hacer mucho para impulsar el desarrollo de la RSE. Así enumeró algunas medidas como la puesta en marcha del Plan de Pago a Proveedores o la aprobación de la Ley de Transparencia.

 

Finalmente, se centró en el trabajo que se está haciendo en la promoción de un programa de fomento de la cultura emprendedora y de la responsabilidad social de las empresas y en la elaboración de un Plan Nacional de Responsabilidad Social de las empresas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.