tecnologia firma electronicaEs la prueba electrónica ya una realidad? ¿Cuál es el valor probatorio de los correos electrónicos? ¿Cómo nos afecta la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que cuestiona la normativa de los estados miembro sobre conservación de datos de tráfico? ¿Qué consecuencias prácticas tendría la utilización de troyanos y agentes encubiertos en los métodos de investigación? ¿Dónde está la frontera entre el derecho al secreto de las comunicaciones y el derecho a la intimidad? Esos son algunos asuntos que se debatirán en la nueva sesión del Foro de las Evidencias Electrónicas, porque “el mundo jurídico y judicial no puede quedarse a kilómetros de distancia de la nueva realidad que imponen las nuevas tecnología”, ha explicado hoy Antonio Garrigues, presidente de este encuentro organizado por Asnef Logalty y Samsung.

El foro, que comenzó a realizarse en 2004, contará en esta edición con las intervenciones de más de 20 expertos de diferentes ámbitos: magistrados, fiscales, abogados, responsables de aseguradoras, representantes empresariales y de entidades financieras, especialistas en sistemas y tecnologías de la información. El encuentro se celebrará el 9 de julio, miércoles, en el hotel Villamagna de Madrid.

“La tecnología y la ciencia avanzan. No digo el que el mundo jurídico deba estar por delante, entre otras cosas porque no se puede, pero tampoco puede quedarse atrás”, ha explicado Garrigues en la presentación del foro, quien advierte que ya no se admite un trato unidimensional de los temas sino que tienen que verse desde una óptica interdimensional. “El mundo jurídico en colaboración con el mundo empresarial, el académico tiene que ir saliendo al paso de esta nueva realidad que imponen las nuevas tecnologías”, ha señalado el presidente del Despacho Garrigues, quien aboga por construir unos “principios universales de derecho”, una especie de tribunal global para evitar que se cometan delitos libremente en esta era tecnológica. “No podemos dejar a la ciudadanía indefensa ante el poder tecnológico”, ha sentenciado.

El jurista, además, ha indicado que el derecho anglosajón, donde reina la jurisprudencia, los avances para adecuarse a las nuevas tecnologías son mayores que en los países europeos, con el derecho codificado.

“La revolución digital es muy retadora. Lo digital se puede replicar miles de veces y eso es un gran reto jurídico”, ha indicado Celestino García, vicepresidente de Samsung Electronics Iberia y organizador del foro, quien también ha indicado que la Justicia tiene que ir dando soluciones a los problemas que surgen con el avance tecnológico. Por su parte, José María Anguiano, coordinador del foro y socio del departamento Procesal de Garrigues, explicó como los ciudadanos con internet y las redes sociales están cediendo parcelas de su derecho a la intimidad y privacidad. “Renunciamos a privacidad a cambio de gratuidad”, explicó.

 Evidencia electrónica

Por evidencia electrónica podemos entender cualquier dato o documento electrónico susceptible de ser sometido a procedimientos técnicos que permitan determinar la concurrencia de determinadas circunstancias y, en última instancia, sean susceptibles de ser aportados como prueba en juicio.

Pese a que no se trata de algo nuevo, aún hoy siguen siendo muchas las organizaciones y empresas que desconocen que la gestión de las evidencias electrónicas no se limita a la realización de una serie de acciones de carácter forense tras un incidente, sino que la misma debe incluir la posibilidad de dar respuesta a cualquier necesidad de demostrar la concurrencia de un hecho determinado que tenga su reflejo en los sistemas informáticos de la organización y que, naturalmente, podrá corresponder a cualquier acción o inacción verificada tanto a nivel interno como externo.

Dada la importancia de los sistemas de información y su cada vez mayor preponderancia en ámbitos hasta ahora soportados casi exclusivamente por el papel, resulta imprescindible que las organizaciones dispongan de la capacidad de analizar, diseñar, planificar, implementar, monitorizar y revisar, sus procesos y procedimientos en relación tanto con la información de negocio custodiada como con la información asociada a esa custodia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.