Consejo de ministros extraordinarioEl Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha aprobado este viernes el anteproyecto de Ley de Cooperación Jurídica Internacional en materia civil, que permitirá la regulación de un régimen legal común de asistencia judicial.

La norma, que no se ha modificado en esta materia desde la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985, mejora los actos de comunicación de documentos judiciales y extrajudiciales, así como la práctica y obtención de pruebas, y modifica el denominado exequátur, el proceso especial civil dirigido a reconocer y a ejecutar en España las resoluciones extranjeras.

El anteproyecto aprobado por el Ejecutivo regula por primera vez en España las comunicaciones judiciales directas y aborda cuestiones decisivas relativas a la prueba del Derecho extranjero, permitiendo que en aquellos supuestos en los que no haya podido acreditarse el contenido y vigencia del Derecho extranjero, pueda aplicarse el Derecho español.

En cuanto al exequátur, se establece un nuevo diseño y se contempla como mecanismo subsidiario a los previstos en la normativa española especial y en Tratados y Convenios internacionales aplicables en España. Se regula con detalle el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones extranjeras y el procedimiento judicial. Todo esto acorde con las tendencias actuales de la doctrina y la jurisprudencia.

La regulación establece que notarios y registradores favorecerán la ejecución de documentos públicos extranjeros y la inscripción en los registros públicos mediante la adecuación de las instituciones extranjeras que pudieran resultar desconocidas. Se prevé también que los registradores usen como técnica la adaptación cuando se ordenen medidas o se incorporen instituciones o derechos que sean desconocidos en el ordenamiento español. Los registradores lo adaptaran en la medida de lo posible a una medida u orden prevista o conocida en el derecho español siempre que tenga efectos equivalentes y la misma finalidad.