Entre todos, hay implicados dos agentes de la Guardia Civil. En concreto, uno ha sido arrestado en Cantabria, mientras que el otro de Cáceres ha sido imputado, han informado fuentes de la investigación, que han concretado que ambos son jóvenes.

También hay policías locales, informáticos, directores de empresa, estudiantes y desempleados. Además, entre los imputados hay varias mujeres, titulares de las líneas de conexión telefónica a Internet.

En la operación, denominada ‘Nordic’, según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, han participado 400 agentes y se han practicado 97 registros en varias provincias españolas.

Uno de los detenidos es un productor de material pornográfico, arrestado por la Policía en su domicilio de Parla (Madrid) que había captado a dos menores sobrinas suyas, de 7 y 14 años, en actitudes sexuales. Esta persona, de profesión jardinero y con un nivel alto de conocimientos informáticos, pasó a disposición judicial tras prestar declaración.

Los policías han intervenido 328 discos duros, 40 ordenadores portátiles, 21 CPU, dos notebook, centenares de DVD y CD, 13 pendrives y ocho tarjetas de memoria.

Durante esta investigación, la Policía ha utilizado un nuevo software informático desarrollado por la Policía noruega para rastrear en los archivos e-Mule que utilizaban los implicados para intercambiar el material. Los agentes habían recibido gran cantidad de denuncias ciudadanas que les han puesto sobre la pista de archivos camuflados.

Los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional (BIT) han indagado sobre una base de más de 800 archivos. Entre el material intervenido aparecen fundamentalmente menores de Sudamérica y de la Europa del Este.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, en el transcurso de la investigación se analizaron más de veinte mil conexiones, y tras el análisis de la información, se procedió a seleccionar exclusivamente a usuarios que se hubiesen descargado en su totalidad los archivos y poseyesen un nombre que aludiera específicamente a material pornográfico infantil.

Así se identificó a 125 usuarios ubicados en nuestro país que se encontraban distribuyendo los archivos investigados disponibles en la red y cuyas conexiones se encontraban asociadas a Proveedores de Acceso a Internet ubicados en nuestro país.

Cada identificado se había descargado en sus equipos informáticos, varios archivos de contenido pedófilo de extrema dureza, tales como agresiones sexuales a menores de muy corta edad, poniendo dichos archivos a disposición de la red.

En menos de tres días se ha llevado a cabo esta redada a nivel nacional.

Los 97 registros se han practicados en: Álava (3), Alicante (1), Almería (1), Asturias (2), Badajoz (1), Barcelona (16), Cáceres (2), Cádiz (7), Cantabria (5), Castellón (1), Ciudad Real (1), Cuenca (1), Gerona (1), Granada (1), Guipúzcoa (4), Huelva (2),La Rioja (2), Las Palmas (2), Lérida (1), Madrid (11), Málaga (2), Murcia (1), Palma de Mallorca (2), Pontevedra (3), Sevilla (1), Tarragona (1), Teruel (1), Toledo (2), Valencia (12), Valladolid (1),Vizcaya (5) y Zaragoza (1).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.