El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Juan Manuel Fernández, apeló recientemente a la «sensibilidad» del Parlamento  ante los problemas que las restricciones presupuestarias conllevan para la administración de justicia en la Comunidad foral.  Así quedó expuesto  por el propio Fernández en comisión parlamentaria donde, a petición propia, desgranó  la memoria judicial de 2011, que recoge el descenso del 15 % en el presupuesto respecto al pasado año, aunque revela una «buena» ratio de resolución de los asuntos, cuyo ingreso ha bajado este año en un 5 % respecto al año precedente. Era por ello un buen momento para que DIARIOJURIDICO charlase con él para analizar algunos de los temas claves de nuestra justicia:” Contamos con sedes nuevas y magnificas en todos y cada uno de nuestros partidos judiciales, algo sin parangón a nivel nacional. Hay una relación directa entre la arquitectura judicial y la calidad de sus servicios, la Justicia precisa de espacios físicos para cumplir adecuadamente su tarea”,explica el presidente del TSJ navarro

La memoria fue presentada la pasada semana y en ella se recoge que los juzgados y tribunales navarros recibieron el año pasado un total de 106.965 asuntos, lo que supone un 5,4 % menos que en 2010.En 2011, los juzgados y tribunales resolvieron 108.555 asuntos (un 0,1 % menos que en 2010) y dejaron pendientes 49.722 (un 3 % menos), se señala en la memoria, que concluye que, en total, los jueces y magistrados dictaron el año pasado en Navarra 18.085 sentencias, lo que supone un incremento respecto a 2010 del 5,6 %. Entre los datos de la memoria destaca el 15 % de disminución de asuntos pendientes registrado en la jurisdicción penal (12.923 al cierre de 2011 y 15.331 en 2010) y el 28 % de incremento de resolución alcanzado en los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo “El problema en este orden jurisdiccional no estriba tanto en los asuntos que ingresan como en la insuficiencia de juzgados, algo que, dicho sea de paso, ha sido denunciado por el propio Consejo General del Poder Judicial”, aclara

Natural de Barquisimeto (República de Venezuela) y residente en Pamplona. Casado y  padre de tres hijas, Juan Manuel Fernández es Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra en  1980, en 1984 ingresó en la carrera judicial. En abril de 1985, y tras haber superado el curso de formación, fue nombrado Juez titular del Juzgado de Distrito de Betanzos (La Coruña).

Ha estado destinado en  el Juzgado de Distrito número 2 de Pamplona, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Estella, el Juzgado de lo Social número 7 de Málaga, el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona y la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra.

Desde febrero de 2004 preside el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, desde el cual ha impulsado muchas reformas en la justicia de esta Comunidad. Además  durante el periodo comprendido entre 1992 y 1996 desempeñó el cargo de Juez Decano de Pamplona.

Hay que reseñar también que en 1994 tomó posesión de su cargo como miembro electo de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, condición que ostentó hasta ser nombrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra en febrero de 2004.

Es coordinador y coautor de la obra «Diccionario Jurídico» Aranzadi, Pamplona 2001, que cuenta con cuatro ediciones, la última de 2007 y profesor colaborador en la Escuela de Seguridad, Instituto Navarro de la Administración Pública del Gobierno de Navarra en las materias de Derecho Penal y Derecho Procesal Penal, dirigido a miembros y mandos de la Policía Foral y Policías Locales de Navarra, así como  profesor colaborador en la asignatura «Practicum» de la Licenciatura en Derecho de la Universidad de Navarra y miembro del Tribunal Calificador en la materia de Derecho Penal desde el curso académico 1993-1994.

Es Miembro del Consejo Editorial de la Revista Europea de Derecho. y del  Consejo Editor de la Revista Aranzadi

Nombrado Profesor Asociado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra desde el curso académico 2001-2002 se puede también destacar que como consultor del Consejo General del Poder Judicial he llevado a cabo en los últimos cuatro años una intensa actividad en México, cuyo hilo conductor es el de la implantación de la oralidad en el proceso penal mexicano.

Sr Fernández ¿Qué primera impresión puede dar a nuestros lectores de la situación de la justicia en Navarra?

En términos comparativos con los restantes Tribunales Superiores de Justicia de España, la situación es francamente buena, ya que en los últimos años presentamos las mejores tasas de resolución y buenos tiempos de respuesta. Pero, con todo, mi deseo es mejorar, no debemos caer en la autocomplacencia.

¿Dónde esta la clave que los juzgados navarros resuelvan más asuntos de los que entran?. Es algo coyuntural o se podrá mantener a lo largo de los años?

La clave hay que encontrarla, indudablemente, en el alto grado de compromiso de quienes conforman la Justicia en Navarra, en su laboriosidad. En cuanto a su mantenimiento en el tiempo, a nadie se le escapa que el correcto funcionamiento de la Justicia precisa de los debidos medios materiales y un número adecuado de jueces, situaciones ambas que, a día de hoy, son deficitarias. En cualquier caso, nuestra obligación y nuestro compromiso es seguir en la misma línea que hasta ahora.

¿A que es debido que se hayan incrementado de forma notable los asuntos en el tema Contencioso-Administrativo?

El problema en este orden jurisdiccional no estriba tanto en los asuntos que ingresan como en la insuficiencia de juzgados, algo que, dicho sea de paso, ha sido denunciado por el propio Consejo General del Poder Judicial.

Restricciones presupuestarias y crisis son dos denominadores comunes en estos años ¿ cómo va a lograr su entidad desarrollar un sistema de gestión procesal adecuado?  ¿Qué valoración puede hacer de la experiencia de Avantius?

Avantius en un muy buen sistema de gestión procesal, pero que, como ocurre con todo en la vida, es susceptible de perfeccionamiento. En el ámbito tecnológico nos queda aún mucho camino por recorrer, hasta conseguir la plena tramitación telemática del proceso, y ello requiere las necesarias inversiones y dotaciones presupuestarias.

Hablamos de nuevo de tecnología, ¿ Por qué no ha arrancado como debiera la Oficina Judicial en Navarra?

La implantación del nuevo modelo organizativo está estrechamente vinculada al necesario soporte tecnológico, ya que en otro caso no será efectivo.

En esta crisis, el Ministro Gallardón ya ha comentado que no habrá unidades judiciales ni jueces en el 2012 y que las tasas judiciales financiarán la Justicia Gratuita, ¿cómo les afecta a usted este tema?

Nos afecta mucho, como es natural. Contamos con muy buenos jueces pero el número es insuficiente, lo cual, por lo demás, ocurre en toda España. Es algo generalizado.

¿Qué modelo de Justicia Gratuita se puede desarrollar para que funcione y no genere impagos entre los abogados que se dedican a ello?

Yo creo que ha de trabajarse en la línea que viene apuntándose desde el Ministerio, esto es, en revisar si ha de mantenerse en los mismos niveles que hasta ahora, si bien ha de quedar claro que no debe subirse el umbral cuantitativo de los recursos de quien la solicita.

¿Cómo valora las inversiones en infraestructuras hechas en su localidad? ¿Han sido rentables desde el punto de vista del trabajo judicial?

Es, sin duda alguna, la divisa de la Justicia en Navarra, ya que contamos con sedes nuevas y magnificas en todos y cada uno de nuestros partidos judiciales, algo sin parangón a nivel nacional. Hay una relación directa entre la arquitectura judicial y la calidad de sus servicios, la Justicia precisa de espacios físicos para cumplir adecuadamente su tarea. Así, es preciso que no haya confrontación entre agresor y víctima, particularmente en determinados delitos, como, por ejemplo, la violencia de género. Los menores han de ser explorados en lugares que no sean agresivos ni deshumanizados, en fin, una diversidad de circunstancias que exigen, como digo, un entorno espacial óptimo.

¿Cómo puede afectar a Navarra la reordenación de partidos judiciales que propone el CGPJ; está usted conforme con la misma o haría otra?

Se ha abierto un período de reflexión sobre este tema, y será la Sala de Gobierno de este Tribunal la que deba pronunciarse sobre este extremo. Dicho lo cual, creo que la situación en nuestra Comunidad foral es buena o muy buena, habiéndose producido, como he dicho anteriormente, una muy importante inversión presupuestaria en edificios e instalaciones, que cuentan con todas las condiciones precisas para albergar el nuevo modelo organizativo. Además, el número de partidos actualmente existente no es muy alto y la calidad de la Justicia en ellos creo, sinceramente, que es buena.

Por último ¿Qué la parece la apuesta del Ministro Gallardón por los métodos extrajudiciales? ¿Le parece apropiada la Ley de Mediación aprobada? ¿Qué habría que hacer para impulsar más estos métodos y frenar la litigiosidad

Creo en la mediación y, en general, en los modos alternativos al judicial para la resolución de conflictos, y no sólo por lo que puedan suponer de alivio para los tribunales, sino por lo que suponen de reforzar la autonomía de la voluntad individual; sí, además, se consigue una reducción de la litigiosidad mejor que mejor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.