El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Consejo Superior de Cámaras de Comercio firmaron ayer un convenio de colaboración, por el que  los Juzgados de lo Mercantil y los de Primera instancia podrán derivar a las Cámaras de Comercio, como opción de referencia, aquellos asuntos que se puedan resolver a través de la mediación mercantil y civil.

El objetivo es reducir la sobrecarga de Juzgados y Tribunales y mejorar la competitividad de las empresas, resolviendo los conflictos de forma ágil, eficaz y no costosa para las empresas. El Vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa,  y el presidente del Consejo Superior de Cámaras, Manuel Teruel,  fueron  los encargados, por parte de ambas organizaciones de firmar el mencionado acuerdo.  (de izda a drcha en la foto)

El Gobierno también ha avalado la labor de mediación de las Cámaras. Como bien sabe el lector de DIARIOJURIDICO tanto el propio Alfredo Prada, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, quien fue entrevistado por nuestra publicación  como el propio Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en sus diferentes comparecencias en foros públicos y ante los medios informativos,  anunciaron que el desarrollo de métodos extrajudiciales iban a ser claves en esta legislatura.

Como bien sabe nuestro lector, el Real Decreto de 5/2012 de 5 de marzo, sobre mediación civil y mercantil modificó la actual Leyde Cámaras de Comercio para incluir  la mediación mercantil  dentro de las funciones básicas que deben desarrollar estas Corporaciones. En estos momentos se tramita el Reglamento y según comento recientemente en una reunion de expertos en mediación Julio Fuentes, Subdirector General de  Política Legislativa del Ministerio de Justicia, es bastanta probable que esté operativo el próximo mes de enero del año que viene.

Ha sido esta nueva normativa aprobada recientemente lo que ha hecho que Aapartir de ese momento, el órgano de gobierno de los jueces trasladó a las Cámaras de Comercio su receptividad a que se conviertan en el interlocutor de referencia en el desarrollo de la mediación mercantil, a través de programas conjuntos entre los Juzgados de lo mercantil y las Cámaras de Comercio.

 Servicio de mediación homogéneo en todas las CCAA

Las Cámaras de Comercio pondrán en marcha próximamente un sistema homogéneo de prestación de los servicios de mediación mercantil que realicen las 88 Cámaras de Comercio que existen en España.  Para ello, han desarrollado un reglamento modelo y programa de formación común de los mediadores.

Como se recordará también las propias Cámaras fueron pioneras a nivel institucional en desarrollar el otro método extrajudicial por excelencia, el arbitraje en nuestro país, con la creación de la Corte Española de Arbitrale a finales de los años setenta. Con posterioridad las principales cámaras de comercio del país tendrían también su corte arbitral de cara a poder dar servicio a empresarios y profesionales de cara a resolver sus disputas con la mayor celeridad posible.

Desde el propio CGPJ también hay una Comisión de mediación que impulsan los vocales Margarita Uría y Antonio Dorado. Su labor sobre todo se centra en impulsar cualquier iniciativa de mediación que surja en nuestro país, dándoles asesoramiento y poniéndoles en contacto con otras entidades que trabajen la mediación.  Precisamente, la propia Uría comentaba en una entrevista que le hizo nuestro medio hace una semanas que “En países como Francia e Inglaterra la litigiosidad se reduce un 30 por ciento”

La mediación es un medio para resolver los conflictos mercantiles de una manera rápida y económica, fuera de los Tribunales de Justicia. Está dirigido a todas aquellas personas físicas y jurídicas que voluntariamente quieran zanjar un conflicto, a través de un acuerdo, en el que interviene un mediador. En el procedimiento de medicación se garantiza la plena igualdad de oportunidades, la confidencialidad, manteniendo el equilibrio entre sus posiciones y el respeto hacia los puntos de vista que cada uno exprese.

Nuestro país ha desarrollado a nivel autonómico la mediación existiendo diferentes leyes en este sentido. Comunidades como Catalunya, Madrid o Valencia tienen actividades y asociaciones que trabajan en este sentido desde hace muchos años, especialmente en el campo de la mediación familiar. Ahora, la asignatura pendiente es saber si este método extrajudicial puede ser útil para las empresas en un momento de grave crisis económica donde faltan recursos y se necesitan acuerdos en escaso periodo de tiempo