La Abogacía Española considera que el Gobierno y las comunidades autónomas deben garantizar las condiciones necesarias para que la Justicia pueda seguir prestándose como servicio esencial.

En los últimos días es patente en distintas comunidades autónomas un incuestionable incremento del número de contagios y de hospitalizaciones por el Covid-19. Esto ha provocado que varios ejecutivos autonómicos estén reclamando al Gobierno la cobertura legal precisa para llevar a cabo un aumento en las limitaciones a la movilidad de los ciudadanos.

Aunque las medidas implantadas actualmente son muy variadas en función del territorio y de su situación epidemiológica, en algunos territorios se alude incluso al confinamiento domiciliario, reproduciendo de alguna forma la situación sucedida durante la pasada primavera.

Ante el riesgo de que, por un eventual empeoramiento de la situación actual, se puedan tomar nuevas decisiones limitativas de los derechos y de la prestación de los servicios públicos, el Consejo General de la Abogacía Española quiere hacer públicas las siguientes consideraciones:

  • La Justicia es un servicio esencial para la ciudadanía, así recogido en la Constitución y como tal debe ser considerado a efectos de su prestación al conjunto de la ciudadanía.
  • El conocimiento sobre la transmisión del virus y de las medidas necesarias para evitar su contagio ha avanzado sustancialmente con relación a la situación de hace seis meses, así como la preparación de los juzgados y tribunales para garantizar todas las medidas de prevención.
  • A la luz de las graves consecuencias que el cierre de juzgados y tribunales tuvo la pasada primavera, el conjunto de la Abogacía considera que la Justicia no puede cerrar sus puertas de nuevo reproduciendo la situación vivida durante el primer periodo del estado de alarma.

En base a lo expuesto, la Abogacía Española entiende que son el Gobierno y las diferentes comunidades autónomas quienes deben garantizar las condiciones necesarias para que la Justicia pueda seguir prestándose como servicio esencial que es, ofreciendo plenas garantías de seguridad a cuantos prestamos nuestros servicios en el ámbito de la Administración de Justicia.

COLEGIOS DE LA ABOGACÍA

Ante el riesgo de que, por un eventual empeoramiento de la situación actual, se puedan tomar nuevas decisiones limitativas de los derechos y de la prestación de los servicios públicos, el Colegio de Abogados de Zaragoza se suma a las consideraciones que realiza el Consejo General de la Abogacía Española.

Entiende que ha de ser el Gobierno de España y el de Aragón quienes garanticen las condiciones necesarias para que la Justicia pueda seguir prestándose como servicio esencial que es, ofreciendo plenas garantías de seguridad a cuantos prestamos nuestros servicios en el ámbito de la Administración de Justicia.

Ya con el comienzo del Estado de Alarma en el mes de marzo, desde el Colegio de Abogados de Zaragoza se adoptaron una serie de iniciativas que se han ido manteniendo hasta el día de hoy y que seguirán ofreciéndose a los colegiados mientras dure esta situación.

Fuente: Abogacía.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.