La labor del mediador de seguros no es algo trivial para quien se encuentra en la búsqueda de una póliza de seguros ni para quien necesita realizar una reclamación a la aseguradora. Ya sea un corredor, operador de banca o un agente de seguros, todos realizan una labor que es recomendable y beneficiosa para los usuarios puesto que asesoran y entregan información útil e imparcial respecto a las necesidades de un usuario. Creemos necesario entender las funciones y diferencias de estas tres figuras a la hora de contratar un seguro y realizar una reclamación de un siniestro. Comencemos explicando que es un mediador de seguros.

seguros de vida¿Qué es y cuál es la labor de un mediador de seguros?

El mediador de seguros es un profesional cualificado que colabora con las aseguradoras en la distribución de los seguros. Se define como la persona, física o jurídica, que asesora a quienes estén buscando y pensando contratar un seguro. El mediador de seguros abarca las figuras de corredor, operador de banca y agente de seguros

¿Cómo colabora con la aseguradora?

El mediador de seguros se encarga de distribuir seguros, es decir, asesorar a las personas en la contratación de seguros que cumplan con las necesidades reales de los clientes. Para esto realizan asesorías que consisten en hacer un análisis de los riegos a los que el cliente está expuesto y las consecuencias económicas que podría generarle un siniestro sobre el riesgo que quiere asegurar. Una vez identificado esto, el mediador estudia las diferentes modalidades y coberturas de los productos que ofrecen las compañías aseguradoras y que mejor se ajusten a su situación personal del cliente.  Un mediador de seguros es un experto en el sector asegurador, conoce la oferta completa de los tipos de seguros y compañías aseguradoras, especificaciones generales y particulares de las pólizas, así como los rangos de precios de cada tipo de seguro.

La actividad del mediador de seguros está regulada por la Ley 26/2006 de mediación de seguros y reaseguros privados, donde se establecen las bases reguladoras y determina los requisitos profesionales mínimos que los distintos mediadores deben tener.

¿Cuáles son los tipos de mediadores de seguros?

Existen tres tipos de mediadores en función de su relación con las compañías aseguradoras: agentes, operadores de Banca y corredores. Estas tres figuras son legalmente incompatibles entre sí: ninguna persona física o jurídica podrá ejercer a la vez de Corredor y Agente.

  1. Agentes de Seguros

Un agente de seguro mantiene un contrato firmado directamente con una compañía de seguros, regulando sus derechos y obligaciones, así como sus comisiones. Los agentes pueden ejercer una actividad exclusivamente con una aseguradora o ejercer una actividad vinculada, es decir contratadas por varias compañías de seguros. De esta manera se existen dos tipos de agentes, agentes exclusivos y agentes vinculados:

Agentes Exclusivos: son aquellos agentes que trabajan con una única compañía de seguros. Podrían de manera excepcional trabajar con otras aseguradoras siempre y cuando sea en ramos que no coincidan con los de la aseguradora autorizante.

Agentes Vinculados: son aquellos agentes que están contratados por varias aseguradoras.

  1. Operadores de Banca

Los operadores de Banca Seguros son aquellos mediadores que, a través de las entidades crediticias, operan como agentes exclusivos o vinculados.

  1. Corredores de Seguros

El corredor puede ser una persona física o jurídica, que en este último caso pasa a ser una correduría, ofrece una asesoría independiente e imparcial ya que no puede estar relacionada exclusivamente por ninguna aseguradora ni dejarse influir por sus intereses.

¿Un mediador de seguros puede realizar una reclamación a la aseguradora?

Si, el mediador de seguros puede ayudar a un asegurado a realizar una reclamación a la aseguradora a través de argumentos técnicos para reclamar un siniestro y con la gestión y tramitación del siniestro con la aseguradora, esto sin ningún coste para el cliente y sólo hasta la vía extrajudicial. Cuando una reclamación llega a la vía judicial, el mediador de seguros no puede realizar la reclamación y necesita la defensa de un abogado especialista en derecho de seguros.

En resumen, un mediador de seguros o un asegurado puede requerir la ayuda de un abogado especialista para realizar la reclamación a la aseguradora por varios motivos y razones:

  • La aseguradora no responde a la reclamación y niega el pago de la indemnización.
  • La aseguradora ofrece una oferta motivada que no responde a la cantidad que debe indemnizar.
  • La aseguradora, a pesar de recibir una apelación por parte del asegurado, se niega a realizar el pago y se llega a la vía judicial.

En estos casos lo recomendable es designar a un abogado de confianza, independiente a la aseguradora y especialista en derecho de seguros, como  ReclamoSeguro.es.

Reclamoseguro.es, colaboran con los mediadores de seguros, ya sea en la vía extrajudicial como judicial, para obtener la máxima indemnización para los clientes. Según Julen Arraiza, abogado de seguros y CEO de ReclamoSeguro, “Para tener un resultado exitoso la reclamación no sólo es necesario buenos argumentos técnicos sino también un conocimiento del sector asegurador, una gestión eficiente y constante con la aseguradora para agilizar la respuesta y el pago. Con nuestra plataforma ReclamoSeguro.es hemos podido ayudar a cientos de personas a obtener la indemnización que merecen, y nuestro objetivo es seguir ayudando y motivando a las personas a que realicen las reclamaciones a las que tienen derecho.”

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.