La Audiencia Nacional ha condenado a Caja Madrid Bolsa a pagar 12,22 millones de euros por su responsabilidad civil subsidiaria en el fraude de ‘Gescartera’, cifra que coincide con lo fijado por el Banco de España. El tribunal también obliga a la entidad financiera a satisfacer los intereses legales devengados desde el 14 de junio de 2001, fecha de la intervención de Gescartera y los intereses previstos en la LEC desde que la AN dictó la primera Sentencia el 25 de marzo de 2008, hasta su efectivo abono.

Por ello, la Sala ha acordado que la cantidad de 12,22 millones de euros ha de ser consignada en el plazo de ochos días por Caja Madrid Bolsa, más el 30% de lo reclamado, calculado para satisfacer los intereses moratorios y procesales vencidos, con apercebimiento de embargo si no se efectúa. Además, la Audiencia Nacional ha precisado que una vez producido el ingreso, se repartirá la cantidad resultante, junto con las otras cantidades obtenidas por otros responsables penales y civiles, entre todos los acreedores perjudicados en proporción al perjuicio fijado en la sentencia (cuando dichos acreedores aparezcan en ella) o en el trámite de ejecución de sentencia (en el caso de que haya quedado su determinación para esta fase procesal).

Este auto, dictado el pasado 9 de enero de 2012 y hecho público ayer, tiene lugar casi cuatro años después que en marzo de 2008 la Audiencia Nacional condenara a Caja Madrid por el total de la cifra indemnizatoria a que fueron condenados los acusados penalmente responsables, que ascendía a 87,99 millones de euros. Esta era la cantidad que se estimó como importe del déficit patrimonial derivado de la «operativa de distracción dineraria y de títulos-valores» que desarrollaron los acusados condenados, más los intereses legales devengados desde que en Junio de 2001 se interviniera Gescartera y se descubriera esta trama defraudatoria que afectó a cerca de 4.000 inversores.

Sin embargo, diversas partes plantearon recursos de casación, de forma que la Sala Segunda del Tribunal Supremo dictó la Sentencia nº 986/09 de 13 de Octubre de 2009 en la que anuló la responsabilidad civil de ‘la Caixa’ y mantuvo la responsabilidad civil subsidiaria de Caja Madrid, si bien sólo por el importe de «lo ilegítimamente distraído por los responsables de Gescartera condenados, del total de los recursos gestionados por Caja Madrid Bolsa como depositaria, durante el timpo de prestación de este servicio». Además, la Sentencia fijó los parámetros que habrían que seguirse en la cuantificación de aquellas responsabilidades civiles. La resolución se declaró firme por auto de 29 de Enero de 2010 y en ese momento quedó pendiente determinar la concreta cifra indemnizatoria a que debía hacer frente Caja Madrid y que ha sido conocida ahora.

La cantidad de 12.227.925,97 millones de euros es el resultado de la prueba pericial emitida el pasado mes de octubre de 2011 por parte de dos técnicos inspectores del Banco de España que fueron elegidos por el mismo órgano para esta ocasión. En dicha prueba se valoró, según criterios económicos y cronológicos, el total del importe de los saldos acreedores de los clientes de Gescartera (integrado por sus inversiones no recuperadas más los intereses legales). Pero no en la totalidad, sino en lo ilegítimamente distraído del total de los recursos gestionados por Caja Madrid Bolsa para Gescartera durante el tiempo en que la entidad financiera operó como depositaria hasta que Gescartera fue intervenida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.