El giro que se espera en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) ha dado la puntilla a los depósitos al 4%. Si en septiembre de 2023 había al menos 10 bancos que pagaban un 4%, o más, por sus plazos fijos, ahora sólo quedan tres y son a seis meses, lo que arroja una rentabilidad total inferior.

“El mercado está anticipando que en junio o julio el BCE comience a bajar los tipos de interés”, señala Olivia Feldman, economista y cofundadora del comparador HelpMyCash, aunque el ritmo de caídas será menor que el que llevó el organismo durante las subidas de los tipos.  “Desafortunadamente, para los que buscan rentabilidad, este cambio ya se está repercutiendo en los productos que pueden contratar ahora debido a que los bancos están anticipándose a esta posible bajada”.

Y es que si los tipos de interés comienzan a descender es muy poco probable que los bancos más rentables aguanten los intereses que están ofreciendo ahora. Un claro ejemplo es Banca Sistema, que llegó a ofrecer un 4,40% en su depósito a un año hace unos meses. Ahora el interés de su plazo fijo se sitúa en el 3,80%.

“El siguiente escalón en el que pueden situarse los mejores plazos fijos en los próximos meses podría ser por debajo del 3,50%”, insiste Feldman, quien recuerda que “cada día vemos como hay un goteo de los intereses a la baja por parte los bancos y para todos sus plazos”. 

La -banca -europea -se -prepara -para -despedirse -de -los -depósitos-diario-juridico

Los bancos europeos siguen a la cabeza de las rentabilidades

Pese a esta sucesión en los recortes en las rentabilidades de los plazos fijos, los bancos europeos ofrecen todavía rentabilidades que superan a los españoles y que se aproximan al 4%. Sin embargo, estas remuneraciones tienen fecha de caducidad.

Por este motivo, Feldman aconseja “mover ficha muy rápidamente y si se tiene dinero para invertir en productos bancarios tradicionales en torno al 3,80-3,95% hay que aprovecharlo”. 

En cambio, la rentabilidad de los bancos españoles sigue sin despegar como consecuencia de la elevada liquidez con la que cuentan. Los bancos nacionales se han acostumbrado a no retribuir el ahorro porque los ciudadanos no salen en busca de otros productos, por lo que el ahorrador podría estar ante la última oportunidad para sacar el máximo provecho a sus ahorros.

En ese sentido, Feldman recuerda que los bancos españoles no necesitan pagar por obtener liquidez, puesto que hay un gran porcentaje de ahorro en cuentas sin apenas rentabilidad en cuentas a la vista.

En cuanto a la estrategia, la economista y cofundadora de HelpMyCash apuesta por los plazos un poco más largos, a un año, “siempre y cuando no se vaya a necesitar el dinero durante ese tiempo”.  Si ahora se contrata un depósito a seis meses, en el momento de renovarlo, cuando venza, el ahorrador probablemente se encontrará con tipos inferiores.

En otras palabras, el ahorrador puede optimizar sus ahorros durante más tiempo, precisamente, porque la posible bajada de los tipos golpeará las rentabilidades de estos productos a futuro. 

En cualquier caso, la cofundadora de HelpMyCash insiste que hay que perder el miedo a depositar los ahorros en bancos europeos. Y recuerda que, al igual que ocurre con los depósitos de los bancos españoles, estos tienen una doble protección tanto del banco como del Fondo de Garantía de Depósitos de cada país, que garantiza hasta 100.000 euros por titular y cuenta, exactamente en los mismos términos que el español.

“No estamos hablando de invertir en otras divisas, como el dólar, que puede conllevar mayor rentabilidad, pero también mayor riesgo, o de países donde los ahorros no están protegidos”, insiste Feldman.

 

Cuentas remuneradas

Otra alternativa para sacar el máximo provecho a los ahorros en este entorno a la baja de los tipos de interés son las cuentas remuneradas. Aquí hay opciones que te permiten lograr hasta un 4% de rentabilidad, “como es la cuenta remunerada de la entidad alemana Trade Republic”, recuerda la cofundadora de HelpMyCash y que cuenta con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos alemán, según confirman en su web.

En este caso la ventaja es que el ahorrador tiene el dinero siempre disponible, aunque la entidad puede adecuar el tipo ofrecido únicamente avisando con dos meses de antelación al cliente.

En este producto, el ahorrador tiene más opciones dentro de los bancos españoles, ya que puede contratar cuentas remuneradas de manera online y sin necesidad de vinculación. Por ejemplo, Banco Sabadell tiene una oferta por la que paga el 6% durante tres meses y un 2% el resto de meses durante el primer año, lo que arroja un un TAE final del 3%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.