La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA por sus siglos en inglés) ha emitido una comunicación en la que advierte de la posible manipulación de mercado a través de las redes sociales. Sin citar el caso de GameStop reflexiona sobre cómo habría que actuar en el espacio europeo en un caso similar.

redes socialesReconoce que discutir sobre la oportunidad de comprar o vender determinado activo no constituye abuso de mercado. Sin embargo sí lo sería comprar o vender en determinadas condiciones y plazos. También sería abuso de mercado difundir información falsa o hacer recomendaciones de mercado sin estar sometido a la regulación sectorial.

El objetivo de esta comunicación es proteger al inversor minorista cuya participación en el mercado es aplaudida por la ESMA. No obstante advierte de los riesgos de inversión en valores de alta volatilidad, derivados o compras a crédito.

“La advertencia de riesgos viene en línea con un ‘warning’ similar del Banco de España con las criptomonedas. Es bueno que el minorista participe en el mercado pero también que sea consciente de los riesgos que conlleva su participación”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí, despacho especializado en derecho financiero y de valores.

Sin embargo, Navas considera que la advertencia sobre la concertación de mercado a través de las redes sociales es difusa. “Es verdad que el riesgo existe, pero en el caso de GameStop no hubo concertación de minoritarios. Algunos inversores siguieron la recomendación de un trader que les merecía confianza; la reputación no es regulable. Lo que sí hubo es una decisión concertada de los brokers de cerrar la operativa supuestamente para no reventar el mercado”, señala el experto. “Eso sí que es acción concertada y unilateral y debería de ser perseguida por las autoridades del mercado de valores y contar con reproche judicial por dejar el contrato al arbitrio de una de las partes”, añade el socio-director de navascusi.com.

El experto cree que la comunicación de la CNMV europea es un ejercicio de “buena voluntad” sin efectos prácticos. “No se puede poner puertas al campo porque no se puede evitar que la gente chatee, hable, intercambie opiniones y siga el criterio de quien le ofrezca mayor credibilidad”. En cambio, sugiere que las autoridades de mercado vigilen más estrechamente “los chiringuitos establecidos en Chipre con gestión delegada irregular y la concertación -esta sí- de los hedge funds y de los brokers que sí mueven mercado en contra de los intereses de los minoritarios”, concluye el socio-director de navascusi.com.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.