La llegada de la pandemia ha acelerado los ya iniciados y necesarios procesos de digitalización y modernización de las empresas. En el caso concreto del sector jurídico, el llamado legaltech aparece como la principal respuesta y salvavidas para las empresas que quieren dar el salto y adaptarse a las nuevas necesidades del entorno.

inteligencia artificial

El término legaltech representa la unión de dos conceptos: legal y technology, asociándose con la implementación de la tecnología en el mundo de las leyes, con el objetivo de simplificar, agilizar y optimizar las tareas asociadas a abogados, jueces y notarios, entre otros profesionales vinculados al sector jurídico”, explicó este jueves Miguel Montero de Quadras, CEO de Atomian, Ingeniero de software, emprendedor y pionero de un nuevo modelo de inteligencia artificial, en un webinar celebrado junto al portal especializado Economist & Jurist.

A través del legaltech, los profesionales podrán implementar nuevas tecnologías en la práctica profesional del derecho. En la actualidad existen diferentes tipos de software y herramientas para esto, las cuales van desde la visión de procesos, hasta la lectura de documentos, como es la extracción de información clave o detección de hitos procesales en notificaciones judiciales, con niveles de precisión cercanos al 100%.

El objetivo principal de la implementación de estas tecnologías es exprimir al máximo la eficiencia de los recursos, de modo que se puedan aumentar ingresos al mismo ritmo que se reducen los costes”, afirma el experto.

La Inteligencia Artificial, artífice de la transformación jurídica

En la actualidad, el 90% de los despachos de abogados reconoce que debe evolucionar y modernizar su negocio. Ante este escenario, la entrada de la Inteligencia Artificial (IA) se erige cada vez más como un pilar fundamental.

En esta línea, Montero de Quadras recuerda la importancia de formar a los trabajadores del sector para que puedan aprovecharse de todas las ventajas de esta nueva tecnología, a través de la cual pueden “reducirse drásticamente” los costes de gestión documental con programas capaces de entender y manipular grandes cantidades de información.

Con la reducción de tiempos en este tipo de procesos mecánicos y laboriosos, los juristas podrán dedicar tiempo a otros aspectos de su oficio en los que su conocimiento y experiencia sea más diferencial ¿El camino para conseguirlo? Pasa por una automatización de procesos documentales inicial, a través de la cual el profesional pueda democratizar el acceso a los datos y tomar decisiones basadas en los mismos para, después, aplicar cuestiones analíticas para interpretar resultados”, concluye el CEO de Atomian.

FUENTE: ATOMIAN

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.