Conductor usando la aplicación Uber / Foto: Uber
Conductor usando la aplicación / Foto: Uber

La Audiencia Provincial de Fráncfort ha dictaminado que la compañía estadounidense Uber, que pone en contacto a conductores con pasajeros que quieren desplazarse en zonas urbanas de forma más barata que en taxi, viola la ley del país germano. Según el juez, la firma carece de la autorización necesaria para operar bajo la legislación alemana, por lo que deberá afrontar el veto impuesto por la resolución.

Sin embargo, una portavoz de Uber en Alemania ha asegurado que la compañía no se ha planteado suspender el servicio y que piensa apelar la resolución. Mientras no se levante el veto, la justicia alemana podría reclamar hasta 250.000 euros cada vez que Uber viole la prohibición, pero la compañía sostiene que la prohibición no es aplicable mientras no se resuelva la apelación.

Dentro de Alemania, Uber está presente en Berlín, Hamburgo, Múnich, Fráncfort y Düsseldorf, pese a que en las dos primeras ya cargaba con un veto de los Gobiernos regionales.

Su implementación en otras ciudades europeas, como Barcelona, causó importantes protestas del gremio de taxistas el pasado mes de junio, que considera que la firma realiza competencia desleal al operar sin licencia.

Ante ello, las descargas online de la aplicación se multiplicaron y el debate sobre la llamada ‘economía colaborativa’ se abrió. Aparte de los taxistas, habló sobre el asunto el Ministerio de Fomento, que amenazó con imponer multas; la Comisión Europea, que ve con buenos ojos la proliferación de este tipo de aplicaciones; empresas del sector como Blablacar, que insisten en su legalidad y muchos usuarios y conductores que abogan por respetar modelos de negocio más económicos y alternativos a los sistemas tradicionales. En este artículo especial varios expertos analizan la cuestión desde un punto de vista jurídico.


Más información:

Taxistas contra Uber: ¿Qué dice la ley?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.