Rosa ha afirmado que la crisis económica ha puesto de manifiesto que Ley Concursal no ha cumplido con su función y que los juzgados españoles no estaban preparados para tramitar el elevado número de insolvencias empresariales declaradas desde 2008.

“La aplicación práctica de la ley no ha sido la deseada, ya que no ha incentivado a los deudores a presentar a tiempo un plan de rescate”, afirmó De Rosa durante la presentación del I Foro de Derecho Concursal organizado por la Fundación del Instituto de Derecho Concursal (Fundieco).

El vicepresidente del CGPJ consideró que las reformas de la Ley Concursal de 2003, aprobadas en 2007 y 2009, “no tuvieron éxito”, y consideró “evidente” que los juzgados españoles “no estaban preparados para el cúmulo de concursos de acreedores”. “La falta de efectividad ha ido en contra del objetivo último que debía perseguir la ley”, reconoció.

La evolución de los concursos de acreedores arrojó un incremento del 203,4% entre 2007 y la actualidad. Según la estadística judicial del CGPJ, en 2007 hubo un total de 1.575 concursos de acreedores, que pasaron a un total de 4.778 en 2008, año en el que estalló la crisis económica.

En 2009, el número de insolvencias empresariales se elevó a un total de 7.755 y en 2010, según últimas cifras del CGPJ hasta septiembre, se registraron un total de 5.278 concursos, por lo que se prevé que el número de insolvencias durante el año pasado se iguale al anterior.

De Rosa consideró “necesaria” la reforma concursal, que tramita actualmente el Gobierno, para implantar “efectividad” en la viabilidad empresarial y evitar que España sea una “sociedad casi desahuciada”.

“La reforma que se plantea no es radical, pero sí supone un giro copernicano” para conseguir una eficacia del procedimiento concursal como un instrumento “al servicio de la viabilidad empresarial y no sólo como una fórmula de liquidación”, señaló el vicepresidente del CGPJ.

De Rosa apoyó el proyecto de reforma de la Ley Concursal presentado por el Gobierno, que estudia actualmente el Congreso de los Diputados, y que entrará en vigor previsiblemente antes del verano.

El vicepresidente del CGPJ alabó el cambio en la normativa encaminado a incentivar los convenios anticipados como mecanismos alternativos al concurso de acreedores que, consideró, “clave” de la reforma. Asimismo, De Rosa destacó la implantación de los acuerdos extrajudiciales de refinanciación durante la fase preconcursal, así como la reducción del tiempo y el coste de los procesos.