Por  Teresa Benítez Lora. Directora-gerente Fundación Mediarawww.fundacionmediara.es 

Nos encontramos ante nuevos retos en materia de Justicia. La actual situación mundial, la crisis financiera, las consecuencias de la globalización de los mercados, las diferentes formas de relacionarnos a través de internet,  nos obligan a dar otras respuestas para solucionar los conflictos que surgen ante estos diferentes escenarios.

Existen también, en el momento actual, razones de oportunidad para intentar nuevas fórmula que den respuesta a problemas de siempre. A veces es necesario concitar nuevas voluntades y ejercer otra mirada sobre asuntos y conflictos que siempre nos hemos planteado y encontrado en muy diversos ámbitos.

Desde la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Gobernación y Justicia se han venido apoyando y poniendo en marcha muchas iniciativas en materia de mediación y arbitraje que han venido a cubrir esa demanda de los ciudadanos y de los agentes económicos y sociales. Basta recordar la ley de mediación familiar, los programas implantados en relación con la Ley Orgánica de Responsabilidad Penal del Menor, el S.E.R.C.L.A  desde el ámbito de empleo, así como el arbitraje y mediación en materia de consumo, etc.

Es competencia de los poderes públicos promover la creación y consolidación de estos sistemas alternativos y desde la comunidad autónoma se están poniendo en marcha mecanismos para dar este impulso. La creación de la Fundación Pública Andaluza Mediara, recientemente puesta en marcha,  juega ese papel de impulsora y promotora de sistemas alternativos de resolución de conflictos.

La Justiciatambién tiene que explorar nuevos caminos que satisfagan las demandas de  los ciudadanos. Los sistemas alternativos de resolución de conflictos (Alternative Dispute Resolution ADR) están resultando una salida para aquellas personas que se enfrentan a situaciones conflictivas a las cuales nuestro actual sistema judicial no está dando respuesta.

La participación directa de las personas en la solución de sus controversias supone dar respuesta a varios problemas: la excesiva judicialización de los conflictos, la necesidad de cambio cultural para hacer visible que  “las personas somos parte del problema pero también parte de la solución”,  que no siempre es el Juez quien tiene la respuesta aunque sepamos que siempre está ahí cuando hace falta.

Los países de nuestro entorno, incluido el nuestro, vienen desarrollando en sus respectivos ordenamientos jurídicos,  normas que posibiliten la implantación de los sistemas alternativos  (ADR) como instrumentos eficaces  y eficientes que ofrezcan a la ciudadanía garantías jurídicas.

Si queremos conseguir nuevos resultados, estamos obligados a experimentar nuevas formulas.

 

TAREAS INMEDIATAS:

Entre las actividades más destacadas que la Fundación tiene prevista organizar en 2011 están la celebración de las I Jornadas Técnicas “Mediación: Nuevos Enfoques de la Justicia” los próximos 20 y 21 de Octubre de 2011 en El Puerto de Santa María (Cádiz).

El objetivo de las jornadas es el análisis de la mediación en países de nuestro entorno, su aplicación práctica y su implantación. Ello, puede servir  para explorar los puntos fuertes y débiles que tiene.

El intercambio de experiencias, el conocimiento y la transferencia de buenas prácticas  seguidas en algunos países de nuestro entorno, pueden arrojar luz sobre la regulación que tenemos pendiente en materia de mediación.

Estas Jornadas pretenden analizar la formación de mediadores, la integración de la mediación en sus sistemas judiciales y el papel de las diferentes administraciones en su implantación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.