La solicitud de patentes en España durante el año 2012 bajó un 5,4% respecto el año anterior, con 3.338 patentes solicitadas, según los datos publicados por la Oficina Española de Patentes y Marcas. Por su parte, los modelos de utilidad bajaron un 3,1% (2.505 modelos solicitados) aunque son los diseños industriales los que lideran la lista de pérdidas con un 10,2% menos (1.591 diseños solicitados) respecto al mismo periodo de 2011. Por Comunidades, Madrid encabeza la clasificación seguida de Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y Aragón.

En cuanto a las marcas, se solicitaron un total de 43.548 ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), un 1,3% menos que en 2011, periodo en el que se alcanzaron 44.116 solicitudes, según los datos publicados por la OEPM.

Por origen, y según esta misma fuente, la Comunidad de Madrid encabeza el ranking con más de 10.700 solicitudes, seguida de Cataluña que ocupa el segundo lugar con 8.145. A continuación se encuentran Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia, Canarias y País Vasco.

Por su parte, la solicitud de nombres comerciales experimentó durante 2012 un descenso del 3,1% sobre 2011, con un total de 4.907 solicitudes.

Como dato positivo cabe destacar que las marcas comunitarias alcanzaron en 2012 las 108.930 solicitudes, lo que supone un crecimiento del 2,9% respecto a 2011, según los datos de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI). En España, durante 2012, se han solicitado 7.957 solicitudes de Marca Comunitaria, lo que sitúa a España como cuarto país de la Unión Europea en volumen de solicitudes, perdiendo un puesto respecto a 2011 que ha recuperado Italia. Por países, Alemania se lleva el mayor porcentaje de solicitudes (19.962), seguida de el Reino Unido, como segundo país en esta clasificación (10.233).

Nuria Marcos, directora general de PONS Patentes y Marcas Internacional, hace balance de los datos: “A la pregunta de si tiene consecuencias en la economía la fluctuación en los números de solicitudes de patentes, debemos responder que sí, ya que sabemos que este indicador es uno de los relevantes para definir el estado de la I+D del país. Si partimos de que el número de solicitudes de patentes es un indicador reconocido internacionalmente del crecimiento económico y desarrollo tecnológico de un país, el descenso en tal índice, nos lleva a concluir que en España el tejido empresarial no cree que la innovación tecnológica vaya a ser el motor del cambio para dar salida a la crisis en la que nos encontramos.”

Según Marcos: “Necesitamos empresas que investiguen y pongan productos en el mercado o empresas que pongan en el mercado los productos de nuestros institutos de investigación, para desarrollar una investigación cada vez más brillante y que ponga en el mercado productos nuevos y competitivos; todo lo cual, en buena lógica, tendrá consecuencias positivas para la economía”.

Más información:

Entrevista a Nuria Marcos, sobre la patente única de la Unión Europea: «Corremos el riesgo de que las multinacionales no quieran validar patentes en España».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.