Las cláusulas suelos tardarán varias décadas en resolverse judicialmente. Esta es la advertencia del bufete especializado en derecho bancario Navas & Cusí a la luz de los datos del colapso de los juzgados especiales. Sólo en Madrid el juzgado cláusula suelo, el 101 bis, tiene 63.000 casos pendientes. Sus 8 magistrados están resolviendo a un ritmo de 100 sentencias mensuales, lo que harían unas 8.000 sentencias anuales. Es decir, al actual ritmo tardarían casi 8 años en resolver la actual carga de trabajo.

claúsulas suelo

A nivel general, sólo en el 2017 se presentaron 145.000 casos para los 54 juzgados a los que hay sumar las demandas presentadas en el 2018. Según el informe de la Comisión Nacional de Estadística Judicial apenas se resolvieron 9.000 casos en el 2017. “Imposible resolver esta avalancha de demandas en un plazo razonable”, lamenta Juan Ignacio Navas, socio-director del despacho Navas & Cusí,

A esos 8 años de espera para la primera instancia hay que sumar el plazo de apelación. Actualmente la sección 28 de la Audiencia Provincial de Madrid acumula 7.500 casos. Sus tres magistrados tienen como objetivo resolver a un ritmo de 50 sentencias mensuales cada uno, es decir, unas 1500 anuales. Al ritmo actual tardarían casi años en resolver.

Pero el goteo de recursos es incesante. Están entrando a un ritmo de 40-50 diarias. Es decir, cada día entra el mismo número de casos que un magistrado puede resolver en un mes. Y no es descartable que la cifra de casos recurridos se duplique

“El colapso está garantizado; es sencillamente imposible que el asunto se resuelva en un plazo razonable. Si la administración de Justicia no hace nada, los asuntos ser pueden eternizar varias décadas; ya no es una Justicia lenta; es una Justicia colapsada”, denuncia el socio-director de navascusi.com.

El pasado 17 de octubre el Consejo General del Poder Judicial se comprometió ante el ministerio de Justicia y los consejeros de Justicia de las CCAA que elaboraría un estudio “exhaustivo” de las zonas con menor tasa de resolución y que reforzaría las audiencias provinciales. Informó que ya se habían reforzado las audiencias de Alicante, Valencia, Madrid, Vizcaya, Jaén, Cádiz, Granada, Zaragoza, Barcelona y Badajoz.

En el caso de Madrid se creó la sección 28 de refuerzo dotada de tres magistrados. Tomaron posesión de octubre pero no ha sido hasta el 12 de diciembre que han podido empezar a trabajar. Hasta entonces ha habido que constituir la oficina y dotarla de funcionarios en comisión de servicios.

“La realidad es que ese refuerzo es claramente insuficiente. El ejemplo de Madrid es claro: cada día llegan tantos recursos como los que un juez puede resolver en un mes”, señala Navas, que propone soluciones extraordinarias para problemas extraordinarios. “Debería implementarse una mediación obligatoria como ocurre en el ámbito laboral. Eso evitaría llegar a juicio en muchos casos y agilizaría la instrucción en el resto”, señala Navas.

El experto también advierte que el colapso no afecta sólo a los clientes de las cláusulas suelo, sino al conjunto de clientes afectados por las malas prácticas bancarias. “Los juzgados especiales no sólo conocen de cláusula suelo, sino de hipotecas multidivisa, vencimiento anticipado, gastos de hipoteca, swaps, etc. Es decir, todos los temas bancarios se encuentran en una situación de colapso haciendo imposible la administración de Justicia”, apunta el socio-director de navascusi.com.

Además, recuerda que según la información facilitada por el CGPJ, en el 98,3% las sentencias son favorables para el cliente. “¿Cómo puede ser que en un tema tan claro, con una sentencia de Luxemburgo transparente y con fallos cuasi unánimes en primera instancia, se permita a los bancos recurrir impunemente colapsando el sistema?”, se pregunta el experto.

Por eso el socio-director de navascusi.com plantea establecer “penas severísimas” para aquellos bancos que recurran sin base jurídica “con el único objetivo de colapsar el sistema judicial, comprar tiempo y retrasar la condena”, concluye el socio-director de navascusi.com.

www.navascusi.com