Facua-Consumidores en Acción presentó la denuncia el pasado 24 de diciembre de 2008 contra Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Hipercor y Toys’R’Us tras detectar supuestas conductas prohibidas consistentes en la fijación de precios.

En su estudio, la organización de consumidores comprobó que la mayoría de los juguetes tenían precios casi idénticos en dichas grandes superficies, con una oscilación media de sólo el 2,9%.

Según Facua-Consumidores en Acción, en el 62% de los juguetes analizados se observaron diferencias que no superaban el 2% entre el precio más caro y el más económico. La oscilación máxima de precios en las grandes superficies encuestadas superaba el 10% en sólo diez de los 118 juguetes objeto del estudio.

Tras pedir información a las seis grandes superficies y a fabricantes y distribuidores como Mattel, Toys, Hasbro y Famosa, la Dirección de Investigación de la CNC propuso archivar el expediente, teniendo en cuenta que «la propia naturaleza o las condiciones de competencia en el mercado de los juguetes puede explicar ‘per se’ la elevada coincidencia de los precios de los mismos, sin necesidad de atribuirla a un acuerdo entre los distribuidores».

Ante esta decisión, Facua-Consumidores en Acción lamentó que el órgano presidido por Luis Berenguer haya archivado la denuncia sobre este sector, en el que «no existe competencia y los precios llegan a estar calcados al céntimo de euro en varios establecimientos». «Tener precios calcados no supone competir en precios», señalaron desde la organización de consumidores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.