El factoring o anticipo de facturas es uno de los servicios financieros más utilizados y demandados por las empresas.

Pero ¿qué es factoring? Gracias a él las empresas que financian a sus clientes emitiéndoles facturas con un plazo de pago aplazado, normalmente 60, 90 o 120 días, adelantan el cobro de las mismas obteniendo así liquidez inmediata y consiguiendo reducir la tensión de tesorería.

Te contamos en este artículo las ventajas del servicio de factoring para empresas, donde recurrir para conseguirlo, las ventajas del factoring alternativo frente al tradicional y cómo solicitarlo.

factoring - diario juridico

Ventajas para empresas

Gracias al factoring para empresas, éstas obtienen los siguientes beneficios:

  • Como decíamos anteriormente, una de las ventajas más notables es que gracias a este servicio las empresas consiguen obtener liquidez inmediata.
  • Además, si se trata de un servicio de factoring sin recurso, no se recurrirá a la empresa cedente a reclamar la deuda. También podrá sin recurso sólo en caso de insolvencia de deudor.
  • Si además se trata de una cesión global, la empresa cedente no se tendrá que encargar del cobro de las facturas del deudor, se encargará la empresa factor.

Esas son algunas de las ventajas del servicio. Veamos ahora quién lo ofrece y las diferencias entre métodos alternativos y tradicionales.

¿Quién ofrece este servicio?

Hasta hace muy poco, las empresas sólo podían acudir a las entidades bancarias a obtener su línea de factoring, pero ahora, gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, ya se cuenta con diferentes alternativas que en muchos casos ofrecen ventajas frente a los servicios tradicionales.

Hablamos de las plataformas de crowdfactoring donde son inversores particulares u otras empresas las que adelantan el dinero a la empresa cedente y adquieren los derechos de cobro de las facturas. Todo esto es gestionado a través de plataformas de crowdfactoring como MytripleA Factoring.

Los actores del crowdlending

Por tanto, en este nuevo servicio de factoring alternativo, entra en juego un nuevo actor, la plataforma. Estos son los participantes de la operación:

  • Cedente. Es la empresa solicitante del anticipo de facturas.
  • Deudor. Es el cliente del cedente.
  • Inversores. Son personas privadas u otras empresas que prestan el dinero a la empresa cedente y adquieren los derechos de cobro de las facturas.
  • Plataforma. Es la intermediaría entre las partes (empresa cedente, deudor e inversores).
  • Seguro de crédito. Se trata de la compañía de seguro que cubre el riesgo de insolvencia del deudor. Este figura podrá estar o no.

Algunas diferencias frente al servicio bancario

Existen diferencias entre el factoring alternativo y el servicio de factoring bancario. Algunas de ellas son:

  • El factor. Como te comentábamos anteriormente, el factor en el caso del crowdfactoring, son inversores particulares que adquieren los derechos de cobro y no la entidad de bancaria como ocurre en el servicio de factoring tradicional.
  • Sin productos adicionales. A través de estos nuevos proveedores, no hay que contratar servicios adicionales como tarjetas, seguros… que encarecen el servicio.
  • Sin consumir CIRBE. En la mayoría de los casos este servicio no consume CIRBE ni para la empresa cedente ni para la deudora, por tanto contarás con una posición más ventajosa a la hora de negociar con bancos.
  • Ágil y recurrente. Toda la tramitación se realiza 100% online y una vez un deudor es aprobado, a través del panel de control, la empresa cedente puede subir las facturas y seleccionar cuáles de ellas quiere anticipar. En pocos minutos tendrá el dinero en su cuenta corriente.
  • Gestión de cobro y recobro. La plataforma se encarga de gestionar y conciliar todos los cobros de las facturas (hayan sido anticipadas o no). Y si la operación cuenta con seguro por insolvencia (en muchas ocasiones en MytripleA), si se produce el impago por insolvencia, la plataforma y el seguro de crédito asumen todas las gestiones del recobro de la factura impagada.

¿Cómo solicitar el servicio de crowdfactoring?

Te contamos paso a paso como puede tu empresa conseguir este servicio de factoring a través de MytripleA.

  1. Solicitud y análisis. La empresa cedente solicita el servicio de factoring a través de la web mytriplea.com y en pocos minutos ya conocerá la documentación que necesita. Será analizada tanto la empresa cedente como la deudora.
  2. Aprobación. Una vez se aprueba la operación de factoring, el deudor queda aprobado con un límite máximo de anticipo. Hasta este límite, la empresa cedente podrá anticipar sus facturas sin ningún requisito ni tramite adicional, 100% online y en pocos minutos.
  3. Subida de las facturas. La empresa subirá a su panel de control de MytripleA todas las facturas de su deudor aprobado, y desde ahí seleccionará cuales de ellas quiere anticipar, no tiene por qué anticiparlas todas, solo las que le interese. En este momento se pondrán a disposición de los inversores que comenzarán a prestarle su dinero. En tiempo record tendrás el dinero en la cuenta.
  4. Solicitud de nuevos deudores. El contrato con MytripleA no tiene vencimiento, pero la empresa cedente podrá añadir nuevos deudores, modificar o cancelar el contrato cuando quiera. Para añadir nuevos deudores, simplemente deberá enviar la documentación de dicho cliente a MytripleA para poder realizar el nuevo análisis. Una vez aprobado, también podrá adelantar sus facturas sin esperas y de una manera 100% online.

Un servicio muy interesante al que cada vez más empresas recurren.


factoring - diario juridicoAutor: Jorge Antón, CEO de MytripleA

Licenciado en ADE y Doctor en Economía. Trabajó como consultor de estrategia en Ernst & Young y en cargos de responsabilidad en departamentos financieros de empresas como Peugeot y Grupo Lar. En 2013 fundó MytripleA, acceso al crowdlending y crowdfactoring.