Algunas de las medidas contenidas en esta norma ya entraron en vigor, como el límite al encadenamiento de contratos temporales, si bien con carácter general la vigencia de esta ley comenzará el próximo 1 de julio.

En concreto, ya están vigentes las modificaciones legislativas que incluye el decreto para mejorar la utilización de la contratación temporal.

De esta apartado forma parte el límite al encademiento de contratos temporales acordado por Gobierno, patronal y sindicatos, según el cual, los trabajadores que en un plazo de 30 meses hayan tenido dos o más contratos temporales durante un periodo superior a dos años para cubrir un mismo puesto de trabajo adquirirán automáticamente la condición de fijos.

Esta medida será de aplicación a los trabajadores que suscriban tales contratos. Respecto a los contratos temporales firmados con anterioridad a esa fecha, y a los efectos del cálculo de número de contratos, de su duración y del plazo señalado, se tomará en consideración los vigentes a la entrada en vigor de la norma.

También entró en vigor la mejora de prestaciones del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), de la transparencia en la subcontratación de obras y servicios, y la definición de la figura de cesión ilegal.

Los cambios en la cotización y prestaciones del FOGASA, en la gestión de la formación profesional y en la Ley General de Subvenciones, así como los operados en la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos, también estan vigentes.

EL RESTO, EL 1 DE JULIO.

El resto de las medidas contenidas en la reforma laboral, como el nuevo programa de bonificaciones o el plan extraordinario de conversión de empleo temporal a indefinido, entrarán en vigor el próximo 1 de julio.

Este Real Decreto consta de tres capítulos. El primero incluye medidas de impulso a la contratación indefinida; el segundo aborda determinadas modificaciones legislativas, y el tercero trata de la mejora de la protección por desempleo de colectivos específicos. Asimismo incluye siete disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria única y cuatro disposiciones finales.

Posteriormente, en un aparte con periodistas, la vicepresidenta dijo que espera que el proyecto se apruebe en octubre o, a más tardar, antes de fin de año.

El Decreto aprobado deberá ser convalidado por el Parlamento el próximo 22 de junio y entrará en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) inmediatamente este jueves. Su tramitación como Proyecto de Ley permitirá a los grupos un margen de negociación sobre diversos aspectos.

La legislación española permite la tramitación de medidas urgentes mediante Real Decreto que ha de ser posteriormente convalidado por el Congreso. Si la convalidación incluye la tramitación como Proyecto de Ley, como es el caso, las medidas aprobadas por el Gobierno son de aplicación hasta la aprobación del Proyecto de Ley.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.